Ir al contenido principal

Cuando Mercurio es Dominante en la Carta Natal.

  Mercurio es un planeta neutro, seco y frío. Rige los signos de Géminis y Virgo, exaltándose también en este último. Tiene su exilio en Sagitario y Piscis. Algunos autores modernos dicen que está exaltado en Acuario y yo estoy de acuerdo.




   Mercurio es el planeta de la inteligencia, del pensamiento, del aprendizaje y de todos los procesos relacionados con la mente, tanto concreto como abstracto. Rige también la comunicación tanto hablada como escrita. Cuando es dominante y se puede ver con claridad, hará a estos nativos muy listos, diplomáticos, hábiles y astutos. Saben caer de pie en todas las situaciones y siempre los mueve una gran inquietud, curiosidad y deseo de experimentar.

  Mercurio induce al éxito en todas las profesiones y ocupaciones relacionadas con lo intelectual y las comunicaciones, es decir, todas aquellas en las que la mente desempeña un papel fundamental. Favorece los estudios superiores, científicos y técnicos y da escritores, periodistas, conferenciantes, maestros informáticos, abogados, administrativos, secretarias, expertos en telecomunicaciones y funcionarios de correos. También es favorable a las actividades comerciales, los viajes, los intercambios y las relaciones públicas.

  Cuando Mercurio esté gravemente debilitado y afligido, atrofiará u oscurecerá la mente y hará que el nativo carezca de luces intelectuales, por lo que será incapaz de comunicarse o tendrá graves dificultades para ello, lo hará torpe o simple en sus palabras y gestos.

  La principal cualidad de Mercurio es la inteligencia. Da listeza, vivacidad y fluidez mental, memoria, gran facilidad para la comprensión, la asimilación y el aprendizaje. También habilidad, astucia, sagacidad, elocuencia, sabor-faire, flexibilidad y adaptabilidad. Favorece asimismo la comunicación, las aptitudes literarias, diplomáticas y también las comerciales.

  Sus defectos son los que producen una mala utilización de la inteligencia: ladrones, estafadores, falsificadores, mentirosos, calumniadores, chismosos, superficiales, charlatanes, exagerados o fantasiosos. También puede dar nerviosismo, inestabilidad, desasosiego, neurosis y locura. Mediante su inteligencia, los regidos por Mercurio pueden utilizar a otros o aprovecharse de ellos. Tienden a dispersar sus energías y a realizar varias cosas al mismo tiempo.

  En la vida amorosa, Mercurio afirma los valores racionales frente a los sentimientos e instintos, que se sitúan en segundo plano. Los regidos por él pueden ser fríos, inestables, caprichosos, superficiales o interesados. Son muy sociables y comunicativos y, cuando les interesa, saben ser en extremo seductores; de hecho, Mercurio puede propiciar amoríos o aventuras extraconyugales. En el terreno sexual, les gusta experimentar y buscar siempre nuevas sensaciones.

  Físicamente, Mercurio rige el cerebro y el sistema nervioso y sus funciones. Por otro lado, la respiración, los pulmones y los bronquios. También la comunicación verbal y escrita, con sus órganos: la lengua, los brazos y las manos. Del mismo modo se relaciona con las lesiones, problemas o enfermedades de estos órganos, y con la sobrecarga del sistema nervioso.

  Los regidos por Mercurio suelen ser de una constitución asténica, es decir, de cuerpo delgado y juvenil, con predominio del sistema nervioso y dotados de gran movilidad y expresividad. El rostro es en general triangular, alargado, con una frente amplia y dominante, nariz fina y delgada y barbilla puntiaguda.

 Recuerda en este enlace como reconocer a los Planetas Dominantes.


Comentarios