domingo, 14 de abril de 2013

La Casa VII y las Relaciones.

   Después de explicar los doce signos y su actitud en el amor, es interesante examinar la casa séptima. La casa séptima nos da una visión general  de lo que podemos esperar en las relaciones. Muestra lo que alguien necesita de una pareja y si le resulta fácil adaptarse a una relación: esto viene indicado por la flexibilidad del signo que se encuentre en el Descendente. Este signo puede combinar bien con el signo solar de la pareja, puesto que representa la imagen interna de la pareja ideal, sea la persona consciente de ello o no.  Por ejemplo, una persona con Aries en el Descendente significará que la persona tiene una imagen interna de pareja ideal asertiva, luchadora, decidida, si tiene a Libra en cambio su imagen de pareja ideal será más amable y diplomática.

   Sin embargo otra cosa a considerar son los planetas. Los planetas situados en la casa VII indican las expectativas y necesidades, y potencian o restringen la adaptabilidad. Por eso es muy importante considerar los planetas que tenemos en la casa séptima. 

   Aparte de los planetas que tenemos en la casa VII en nuestra carta natal, también será importante considerar los planetas de la carta de nuestra pareja que caen en nuestra casa VII superponiendo su carta sobre la nuestra. Claro que eso significará lo que podemos esperar de una pareja en particular. Por ejemplo, producirá el mismo efecto tener el Sol en la casa Séptima en nuestra carta natal, que tener una pareja cuyo Sol de su carta caiga en nuestra casa VII. En el primer caso interpretaremos lo que consciente o inconscientemente busca  la persona  y lo tendremos en cuenta cuando interpretemos los párrafos que pondre a continuación, pero también consideraremos cuando una persona en particular nos ponga planetas en la casa VII y entonces nos señalará las tendencias de relación y expectativas que podemos esperar de dicha persona, para lo cual también podremos tener en cuenta los siguientes parrafos.

PLANETAS EN LA SÉPTIMA CASA

Sol: No adaptable. El yo crece y se expresa a través de la relación y este emplazamiento necesita una pareja. La pareja puede asumir o reflejar el propio papel o las cualidades del padre; o la persona involucrada asumar un papel paternal en la relación. La pareja puede haber sido el padre en una vida anterior.

Luna: Adaptable. Para este emplazamiento orientado hacia la seguridad los vínculos íntimos con una pareja son esenciales. La pareja puede asumir o reflejar el papel o las cualidades de la madre; puede asumir un papel maternal en la relación. La pareja puede haber sido la madre en una vida anterior.

Mercurio: Adaptable. La relaicón mental con la pareja es esencial y la compañía podría ser más importante que el sexo. La pareja puede haber sido un hermano o hermana en una vida anterior.

Venus: Adaptable. Venus necesita estar en relación y puede ser algo exigente o dependiente de su pareja, buscando especialmente su aprobación. Quiere una pareja sociable y encantadora. Según la astrología kármica, hay karma en torno a todo tipo de relaciones. Es decir que en esta vida la persona debe resolver deudas que tiene pendientes con otras personas desde vidas anteriores.

Marte: No adaptable. Las relaciones son activas y orientadas externamente, pero pueden acabar abruptamente después de desacuerdos. Se busca una pareja asertiva, pero la agresividad puede enturbiar la relación.

Júpiter: Adaptable. El yo se expande a través de las relaciones y atrae parejas y mentores que le ayudan. Como siempre ocurre con Júpiter, esta ubicación indica una tendencia a exponerse. Se busca una pareja con confianza en sí misma.

Saturno: No adaptable. Esta ubicación indica un profundo deseo de estabillidad en las relaciones, aunque las restricciones resultantes pueden ser onerosas. Se busca una pareja fiable, que puede ser mayor. En términos kármicos, pueden salir a la superficie todo tipo de asuntos inconclusos.

Quirón: Adaptable. La pareja puede estar herida o herir, aunque se busca una relación de sanación. En términos kármicos, las heridas colorean las relaciones.

Urano: No adaptable. Este emplazamiento indica que la libertad es muy importante, siendo esta una posición tradicional de divorcio. El yo crece y evoluciona, dejando la pareja atrás, a menos que se pueda llegar a acuerdos para dejar espacio al crecimiento. La pareja es inusual o diferente casi inevitablemente. En astrología kármica, se produjerón finales repentinos y falta de intimidad en vidas anteriores y en esta vida la persona sufre las consecuencias.

Neptuno: Adaptable. Éste es el emplazamiento de la ilusión, del engaño y de la fantasía. La pareja idealizada y convertida en ídolo parece perfecta hasta que se revelan sus fallos. Tal y como ocurre en la mitología cuando Psique descubre la verdadera cara de Eros. Se busca una pareja sensible y romántica.

Plutón: No adaptable. Ésta es una ubicación emocionalmente exigente. Indica que los juegos de poder son habituales y señala hacia el abuso. Se busca una pareja poderosa.

  Esto además nos puede ayudar a comparar lo que esperamos en general de las relaciones (nuestro signo y planetas en casa VII) con lo que nos dará una persona en particular (los planetas que nos pone en la casa VII).

    Por ejemplo aquí tenemos las cartas natales de Letizia (a la izquierda) y Felipe de Borbón (a la derecha). Se puede apreciar como el Príncipe tiene a Escorpio en el Descendente, por tanto, parte de la imagen de su pareja ideal es una persona intensa, apasionada, determinada. Además tenemos en cuenta que tiene a Neptuno y por tanto tiene tendencia a buscar consciente o inconscientemente una persona adaptable y aquí podemos utilizar lo que he puesto en los párrafos anteriores sobre Neptuno.



    Si ahora hacemos una Carta Doble (la carta de Letizia en el interior)  se puede apreciar que Letizia Ortiz le sitúa al príncipe a Neptuno en su Casa Séptima, ergo, coincide bastante con lo que Felipe busca o espera de las relaciones.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena