lunes, 11 de noviembre de 2013

Una visión budista de Júpiter en la casa primera.

  En general, Júpiter resulta una influencia benéfica dentro de una carta natal. Sus influencias negativas son la ocupación y excitabilidad excesivas. El entusiasmo de Júpiter estimula las reacciones extremas. En este caso es conveniente practicar la meditación vipassana o zen si hay demasiada energía o chi en la carta natal. Esto puede originarse en una posición tensa de Júpiter, o en su combinación con planetas de fuego como Marte o el Sol o excitantes como Urano. El vipassana desarrolla la disciplina de sentarse en paz, sin importar lo que surja de la conciencia.

    Las meditaciones benéficas que fortalecen a Júpiter tienen que ver con el optimismo. Las técnicas de meditación del Budismo Mahayana, que son muy positivas, son las indicadas. Su efecto establece la armonía positiva y habilitadora con el mundo, en comparación con el distanciamiento que promueven las tradiciones hinayana como el vipassana.

    Júpiter en la primera casa genera energía en la persona. Esto se manifiesta como un intenso entusiasmo para con el mundo, o una sensación de estar ocupado. La persona con esta ubicación de Júpiter irradia buenos sentimientos y energía a todos. Por lo general se le reconoce como alguien con actitud positiva.

     Esta posición astrológica puede hacer que la persona se sature de ocupaciones y siempre tenga prisa si su actitud no es del todo reflexiva. Una actitud más sensata, proyecta buena voluntad y sirve de inspiración a los demás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena