Ir al contenido principal

Visión budista de Júpiter en la casa cuarta.

   Esta posición de Júpiter estimula sentimientos de generosidad hacia la familia y el hogar. Esta presente la idea natural de que todos formar parte dela familia. Esta conexión incluye conexiones afectivas con diversas personas. Este es el caso de los niños que invitan a todo el vecindario de su casa. El hogar suele tener actividad constante, y son los miembros más entusiastas de la familia los que más ayudan a alimentar esta ubicación planetaria.

    Un enfoque desequilibrado siempre saturará de ocupaciones. La persona nunca está quieta. Siente la necesidad de salir y hacer cosas. Esto se debe a que Júpiter transmite su agitación.

   Un enfoque mejor, equilibrado permite la influencia de Júpiter como inspiración. El individuo es positivo y posee un buen sentido de la historia personal desde sus raíces, avanza por la vida con un fuerte sentimiento de abundancia y ayuda a sus amigos cercanos. Define a la familia con números grandes. En la práctica espiritual, esta colocación de Júpiter fortalece la atracción por los linajes y promueve la visión positiva de la vida.



Comentarios