Ir al contenido principal

Guía de Aspectos de la Luna






Luna con Mercurio: El impulso de comunicar los sentimientos.
Expresado positivamente: alguien que expresa sus sentimientos elocuentemente, que puede percibir los sentimientos ajenos con precisión y que tiene una memoria excelente.
Expresado negativamente: una mente que habita en el pasado y hace suposiciones basadas en emociones trasnochadas; mala memoria; hábitos mentales profundamente arraigados.

Luna con Venus: El impulso de anidar.
Expresado positivamente: persona sociable y agradable, cariñosa y orientada hacia el hogar, la familia y las artes.
Expreado negativamente: indecisión, apego al pasado, confusión respecto a las necesidades emocionales.

Luna con Marte. El impulso de actuar en función de los sentimientos.
Expresado positivamente: una personalidad emocionalmente valiente, apasionada y robusta.
Expresado negativamente: inestabilidad emocional, intolerancia, una naturaleza peleona tendente a las batallas emocionales; los padres pueden estar en conflicto.

Luna con Júpiter. El impulso de conseguir "más".
Expresado positivamente: una naturaleza generosa y optimista que atrae la buena suerte.
Expresado negativamente: extravagancia, una necesidad constante de conseguir más que da como resultado compulsiones y obsesiones (incluyendo desórdenes alimenticios).

Luna con Saturno. El impulso de controlar las emociones.
Expresado positivamente: una persona fiel y fiable, que asume voluntariamente responsabilidades y las lleva a cabo conscientemente.
Expresado negativamente: falta de autoestima, dificultad en la expresión emocional , sentirse abrumado por las responsabilidades; tal vez separación física o emocional de la madre; hombres atraídos por mujeres mayores; necesidad de un hogar estable, dificultad en las relaciones con las mujeres; arqeutipo de la madre controladora.

Luna con Quirón. El impulso de sanar las emociones heridas. Denota una madre sanadora o la necesida de transformar los valores patriarcales.
Expresado positivamente: potencial de curación emocional e integración; un canal para la nutrición colectiva. Una Luna alqúimica que incorpora sentimientos a la dimensión espiritual.
Expresado negativamente: inseguridad emocional, heridas emocionales, especialmente causadas por la madre o por mujeres; sensibilidad extrema y apertura a las influencias y a interferencias.

Luna con Urano. El impulso de expresar las necesidades emocionales.
Expresado positivamente: una personalidad intuitiva y emocionalmente independiente que necesita libertad personal y experimeta muchos altibajos emocionales en la vida.
Expresado negativamente: terrorismo emocional, caos, frialdad y distancia; persona indigna de confianza; posibilidad de alteraciones psiquiátricas explosivas y frecuentes, y a menudo improductivas; rupturas con el pasado; la madre es imprevisible o emocionalmente desapegada.

Luna con Neptuno. El impulso hacia la empatía; la búsqueda de la madre perfecta.
Expresado positivamente; individuo altamente artístico e imaginativo que podría ser un visionario o místico; compasión y tendencia hacia el autosacrificio; deseo de algo "mayor", quiere refinar los sentimientos.
Expresado negativamente: sensibilidad emocional extrema, fantasías poco realistas o escapismo; figura maternal no disponible o idealizada.

Luna con Plutón. El impulso hacia la transformación emocional.
Expresado positivamente: capacidades psíquica y curativa, gran intensidad emocional bajo la superficie; un individuo que necesita un fuerte compromiso emocional con la familia y un entorno favorable en el que crecer, la energía emocional puede usarse tanto constructiva como destructivamente para conseguir la transformación total.
Expresado negativamente: trauma y drama emocional, abandono y rechazo; arquetipo de la "madre devoradora".

Luna con el Nodo Norte: El impulso de volver a trabajar el pasado.
Expresado positivamente: las cualidades positivas del signo son tomadas y reforzadas para crecimiento del alma.
Expresado negativamente: el pasado impide el crecimiento y la evolución del alma.

Comentarios

  1. No termino de entender el tema de expresado positiva o negativamente. Es por la naturaleza de los planetas y el aspecto verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son aspectos que aparecen cuando la Luna está en mal aspecto con dicho planeta. O en conjunción, pues la conjunción te da una de cal y otra de arena.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …

Los Planetas Retrógrados.

En ocasiones los Planetas aparentan ir hacia atrás en la ecliptica como se puede apreciar en este video:



   Los planetas retrógrados desde una perspectiva astropsicológica representan funciones de la personalidad que operan de una manera interna, indirecta, subconsciente y demorada. Por lo general indican energías que no alentamos para que se expresaran externamente cuando éramos jóvenes y que, como resultado de esto, debemos desarrollar nosotros solos, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo. Las personas tienen, en su mayoría, dos o tres planetas retrógrados; cero, uno o cuatro retrógrados es algo insólito pero no extraordinario. Las personas que no tienen retrógrados desarrollan la mayor parte de sus habilidades importantes en la vida a temprana edad y raras veces necesitan explorar su propio proceso psicológico. Las personas con cuatro o más planetas retrógrados suelen estar mal dispuestas hacia la sociedad y luchan más que la mayoría para encontrar su "hue…