Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Marte en Escorpio

  A continuación voy a describir los rasgos de personalidad y destino que tiene una persona con Marte en Escorpio. No obstante, habrá que tener en cuenta que dichos rasgos se suavizarán o enfatizarán dependiendo de los Planetas Dominantes de la carta natal y del Armónico Dominante.

  Un Planeta Dominante indica una energía que impacta fuertemente en la vida terrenal de la persona, hay que tener en cuenta que un planeta es Dominante cuando está en conjunción con un ángulo, entonces dicha energía planetaria puede impactar fuertemente en nuestra vida a traves del Ascendente que representa nuestra adaptación del entorno, de nuestras relaciones reflejado en el Descendente, en nuestro destino o karma reflejado por el Medio Cielo o en nuestro entorno familiar o herencia relacionados con el Fondo del Cielo. Cuando no hay planetas angulares el planeta regente del Ascendente cumple dicha labor.

  El impacto del planeta Dominante se refleja en toda la personalidad, por ejemplo, si una persona tiene la Luna en Aries, pero la persona tiene como planeta dominante a Marte o a Urano por hallarse angulares, esto exacerbará la agresividad de la Luna, sin embargo, si tiene como planeta dominante a Venus, su experiencia la vida terrenal contribuirá a aplacar la agresividad de la Luna en Aries. La persona en éste último caso notará que sus circunstancias terrenales aplacan su agresividad.

  El Armónico Dominante muestra cual es la vibración energética que subyace en un momento dado. Esta vibración influye en la persona aunque ella no sea consciente. Es una tendencia vibracional general del entorno cósmico para un momento dado y como tal se impone a la influencia particular de cada energía planetaria incluso se impone a la tendencia del Planeta Dominante. Por poner un ejemplo, si una persona tiene la Luna en Aries y en su carta natal predomina el armónico 1, que tiene que ver con la afirmación de la persona, esta tendencia acrecentará la agresividad de la Luna en Aries, sin embargo si la persona tiene un armónico dominante 6 por poner un ejemplo, esto suavizará un poco la manifestación agresiva de dicha Luna. No obstante, esto no sucederá debido a la experiencia terrenal de la persona, como vimos en el caso del Planeta Dominante, sucederá debido a una influencia general energética del cielo y a la dinámica de los planetas entre sí.

  Si existe contradicción entre la tendencia de un planeta por signo y el Planeta Dominante o el Armónico Dominante. La persona puede sentir que el destino lucha contra ella. Cuando existe concordancia la persona puede sentir que el destino le ayuda a realizar sus aspiraciones.

   Marte en Escorpio se trata de una de las posiciones más fuertes de Marte, que aquí se encuentra en su propio domicilio, al tiempo que estos nativos muestran exteriormente muchos de los rasgos Escorpio. Esta situación de Marte favorece una voluntad, valor, fuerza, resistencia, agresividad y capacidad de lucha fuera de lo común, todo ello unido a una naturaleza ardiente y apasionada, de volcánica sexualidad oculta al exterior mediante una imagen fría o autocontrolada. Estos nativos son luchadores natos que no se apartan nunca del camino emprendido y que dan lo mejor de sí en las situaciones más difíciles y desesperadas. Siempre se muestran reservados respescto a sus planes o sus actos y son de fuerte carácter, aptos para mandar, de una gran firmeza y determinación, implacables o insensibles a los sentimientos de otros. Tienen en su poder un inmenso torrente de energía que pueden canalizar para bien o para mal y o bien alcanzar las mayores alturas mundanas o bien espirituales, o transformarse en una terrible amenaza para los demás y para sí mismos, cayendo en los peores abismos de degradación o autodestrucción. Los atraen los retos, el peligro, ponerse ellos mismos o a otros al límite de sus posibilidades. Son tenaces, perseverantes, disciplinados; fulminarán todo lo que se interponga en su camino y se expondrán a los mayores riesgos. Esa energía mal canalizada puede dar lugar a un carácter antisocial, destructivo, violento, resentido o vengativo. No olvidan las ofensas y son terribles enemigos. Ejemplos de personajes: Lutero, Felipe II, san Carlos Borromeo, Lope de Vega, Richelieu, Horacio Nelson, George Washington, Lawrence de Arabia, Gandhi, Mao Zedong, Joseph Goebbels, Leónidas Breznev y Jean Paul Sartre.

El psicópata Arthur Bremer que atentó contra el candidato presidencial George Wallace detenido por la policia. Tenía a Marte en Escorpio, en una carta con Dominante Luna-Neptuno, debía sentir emociones difíciles de controlar.  Para ver reseña sobre la carta de Bremer pulsar aquí para acceder a Astrodatabank.


 

Comentarios

  1. Estoy saliendo con un hombre que tiene a Marte en Escorpio, por lo que es muy dominante, el tema es que yo tengo a Venus en Escorpio, así que no me quedo atrás.
    Saludos, Vicky.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cómo te fue? Porque yo con marte en escorpio y mi ex venus escorpio nos fue pesimo, teniendo un hijo y todo.

      Eliminar
  2. Mi marte esta en escorpio casa 10 y mi sol esta en virgo casa 8 y mi luna en casa 7.Una lucha constante con mi sombra pero vale la pena estoy muy contenta con mis planetas.Gracias por su pagina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bea, qué coincidencia! también soy Bea y tengo Marte en Escorpio en casa 10. Vos sos Virgo en casa 8 y yo tengo a Virgo en casa 8, pero soy Escorpio, jaja. Qué gusto, amo la astrología, me ayuda mucho. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Yo tengo al sol, venus, marte urano y luna en escorpio...completita

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo Marte en Escorpio en la casa 7 Junto Quirón, lo cual hace que me duela mi oscuridad pero mi Marte en Escorpio me refuerza mis ganas de tener un temperamento fuerte e impulsivo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En este blog no ofrezco interpretaciones gratis. Para poder juzgar una carta natal se debe analizar las dignidades esenciales y accidentales de los planetas, determinar también los dominantes. . Todo esto conlleva un trabajo.