Ir al contenido principal

Venus en la casa IV

   Venus en la casa IV fomenta el amor por la familia y el hogar y, de forma especial, por la madre, que puede a su vez tener características "venusinas" a nivel físico o emocional -bella, dulce, cariñosa-. En general, favorece la relación con los padres y las personas con las que convive. Atrae la paz, la felicidad y la armonía familiar. El hogar será bello y confortable, estará decorado con muy buen gusto y reinará en él una atmósfera de sensualidad o refinamiento. Es una posición que predispone a una vida íntima feliz y agradable, y posibilita la realización de actividades artísticas en el hogar, ya sea de modo profesional o por motivos de ocio.

   Estas personas tienden a convivir con mujeres -madre, esposa, hermanas, amigas, etcétera-, incluso hay posibilidad de que tengan hijas, o de que el hijo primogénito sea niña -como en el caso del rey de España Alfonso XII que tenía a Venus en la cúspide de la casa IV-. Asimismo, la persona podrá encontrar el amor en una persona que tenga parecido con la madre o relación con ésta, o con la familia en general; alguien que podría vivir en el lugar donde la persona ha nacido o reside, por ejemplo. También podría ser que el amor se viviera con un familiar y una vez más tomo el ejemplo de Alfonso XII y su gran amor por su prima Mercedes.

Carta Natal de Alfonso XII
    Aparte de esto, hay cierta tendencia a que el verdadero amor, o la felicidad, se consigan en la segunda mitad de la vida, o incluso en el final de la misma -como ejemplo puedo poner a Carlos de Inglaterra Príncipe de Gales y su amor por Camila Parker-.

Carta Natal Príncipe Carlos de Inglaterra.
    El período final de la vida de las personas con Venus en la casa IV será la etapa más agradable o feliz. Esta posición aleja al nativo de la soledadl y lo hará humano y bondadoso, gracias a la educación o influencia recibida de sus padres.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …