Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Venus en la casa IV

   Venus en la casa IV fomenta el amor por la familia y el hogar y, de forma especial, por la madre, que puede a su vez tener características "venusinas" a nivel físico o emocional -bella, dulce, cariñosa-. En general, favorece la relación con los padres y las personas con las que convive. Atrae la paz, la felicidad y la armonía familiar. El hogar será bello y confortable, estará decorado con muy buen gusto y reinará en él una atmósfera de sensualidad o refinamiento. Es una posición que predispone a una vida íntima feliz y agradable, y posibilita la realización de actividades artísticas en el hogar, ya sea de modo profesional o por motivos de ocio.

   Estas personas tienden a convivir con mujeres -madre, esposa, hermanas, amigas, etcétera-, incluso hay posibilidad de que tengan hijas, o de que el hijo primogénito sea niña -como en el caso del rey de España Alfonso XII que tenía a Venus en la cúspide de la casa IV-. Asimismo, la persona podrá encontrar el amor en una persona que tenga parecido con la madre o relación con ésta, o con la familia en general; alguien que podría vivir en el lugar donde la persona ha nacido o reside, por ejemplo. También podría ser que el amor se viviera con un familiar y una vez más tomo el ejemplo de Alfonso XII y su gran amor por su prima Mercedes.

Carta Natal de Alfonso XII
    Aparte de esto, hay cierta tendencia a que el verdadero amor, o la felicidad, se consigan en la segunda mitad de la vida, o incluso en el final de la misma -como ejemplo puedo poner a Carlos de Inglaterra Príncipe de Gales y su amor por Camila Parker-.

Carta Natal Príncipe Carlos de Inglaterra.
    El período final de la vida de las personas con Venus en la casa IV será la etapa más agradable o feliz. Esta posición aleja al nativo de la soledadl y lo hará humano y bondadoso, gracias a la educación o influencia recibida de sus padres.

Comentarios