domingo, 29 de mayo de 2011

¿Qué beneficios reporta saber perdonar?

   Aprender a perdonar es fundamental para no acumular resentimientos y tensiones que impidan gozar de un buen estado de ánimo y sentirse a gusto con uno mismo y con los demás.

   Perdonar no significa aceptar la injusticia, sino simplemente renunciar a esa negatividad que puede llegar a corroernos por dentro abocándonos irremediablemente a la infelicidad. Al mismo tiempo, poner en práctica el no siempre fácil "arte de perdón" significa concienciarse de que uno no tiene razón en todas las ocasiones y que, por tanto, la culpabilidad no tiene por qué recaer siempre en otras personas.

    El perdón favorece el desarrollo de pensamientos y energías positivas porque cuando alguien perdona, siente cómo si se liberase de una pesada carga. Perdonar relaja y permite sentirse a gusto con uno mismo al saber que ha sido capaz de ser tolerante e incluso benevolente. Por el contrario, adoptar una actitud poco comprensiva, intransigente y no perdonar es el mejor modo de acumular tensiones y de vivir permanentemente amargado.

    A pesar de que perdonar resulta tan reconfortante, todos hemos vivido alguna situación en la que hemos sido incapaces de dar ese importante paso y de restablecer así nuestra paz interior. Tal vez ese hecho del pasado aún nos perturbe y desearíamos dar marcha atrás y cerrar definitivamente ese capítulo de nuestra vida.




Asumir la responsabilidad
   Uno de los problemas principales que suelen presentarse a la hora de perdonar es admitir que somos nosotros, y no la otra persona, los responsables de la fricción o el conflicto. Es importante que nos acostumbremos y aprendamos a asumir nuestra responsabilidad, en lugar de inculpar siempre a otros. Ejercicios como el que propongo a continuación pueden ayudar a mantener una mentalidad más abierta y a no obsesionarnos por culpabilizar a quienes tenemos a nuestro alrededor.

  • Indagar sobre las causas subyacentes: emociones o sensaciones dolorosas, necesidades frustradas...
  • ¿Qué cosas se dijeron que usted ha sido incapaz de perdonar?
  • ¿Puede hacer una petición directa, no culpabilizadora, a la otra persona? ¿Cuál?

     Existe un valor que resulta vital para poder perdonar, independientemente de que seamos o no "culpables" del desagravio; se trata de la comprensión. Comprender significa aceptar a los demás tal como son y hacer exactamente lo mismo con sus opiniones, a pesar de que no las compartamos.

    La comprensión facilita las relaciones humanas porque es una virtud estrechamente ligada con el perdón, la tolerancia, la amabilidad, la compasión, etc.

    Lamentablemente, estamos dificultando el desarrollo de esta cualidad cada vez que nos aferramos a nuestras ideas y principios sin escuchar las opiniones de los demás. De igual modo, actuamos en contra de la comprensión cuando somos incapaces de admitir los errores de otras personas, aunque no hayan sido intencionados, o cuando creemos que mostrar una actitud comprensiva nos vuelve frágiles y débiles a ojos de quienes nos rodean.

1 comentario:

  1. Lo peor,Segundo,no es perdonar; lo peor es que no te quieran perdonar. Cuando no quieren perdonarte-por algo que ni siquiera existe, por un agravio imaginado por ellos-, entonces es cuando llega la impotencia, e incapaz de lidiar con tanto desamor, uno aprende a alcanzar la paz haciéndose a la idea, aunque en soledad.
    un saludo
    y gracias por tu blog

    ResponderEliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena