Ir al contenido principal

Visión Budista de Mercurio en la casa 7.

   Mercurio en la séptima casa estimula las inquietudes comunicativas. Las habilidades de comunicación se desarrollan con facilidad y dan lugar a amistades basadas en una capacidad compartida para disfrutar de discusiones significativas.

     Una actitud imprudente puede dar pie a actividades negativas como el chismorreo y la calumnia. El deseo de saber más de lo necesario de otras personas se vuelve un problema. Una perspectiva equilibrada, elocuente, atrae a los demás. Un individuo con estas características sabe cómo hacer preguntas y también como escuchar. La práctica de Manjushri, que se centra en el Buda de la Sabiduría, beneficia a las personas que tienen esta ubicación astrológica con la elocuencia iluminada. En este caso, las actividades relacionadas con la enseñanza o las comunicaciones resultan excelentes.


Comentarios