Ir al contenido principal

Visión budista de la Luna en la casa 10.

    La Luna en la décima casa orienta a las personas hacia objetivos compasivos. Esta colocación es buena para la devoción hacia deidades femeninas como Tara Verde. En este caso, es posible que exista admiración hacia los modelos de conducta femeninos o compasivos. Si la madre del individuo personifica cualidades bondadosas, es posible tomarla como ejemplo.



    Aquí os dejo un video donde se canta el mantra de Tara Verde.
 



Tara Verde


    Con la Luna en la casa décima las opciones de la vida se analizan desde el punto de vista del impacto emocional. Una persona espiritual con la Luna en la casa décima podría dar mayor importancia a los sentimientos y la compasión. Este ideal se manifiesta en un deseo de ser alguien receptivo, nutritivo y enfocado hacia metas emocionales más que hacia el lado material de la vida.

Comentarios