Ir al contenido principal

El Regente de la Casa VIII en las Doce Casas.

 Adaptación libre de orientaciones de Julevno:

El Regente de la Casa VIII en la Casa I: Significa peligro de muerte por excesos o por suicidio.

El Regente de la Casa VIII en la Casa II: Herencias y legados importantes.

El Regente de la Casa VIII en la Casa III: Peligros corridos durante los viajes o peligro de ser matado o herido fuera de su casa (la del sujeto) o de ser golpeado por un hermano, un pariente o un vecino.

El Regente de la Casa VIII en la Casa IV: Muerte a consecuencia de penalidades provocadas por pérdida del patrimonio, si el regente está en mal estado cósmico; si el regente está en buen estado cósmico muerte tranquila, en medio de sus bienes y propiedades y rodeado de familia.

El Regente de la Casa VIII en la Casa V: Muerte por abuso o exceso de placeres. Pérdida de un novio o amante.

El Regente de la Casa VIII en la Casa VI: Enfermedades incurables.

El Regente de la Casa VIII en la Casa VII: Muerte por duelo (a día de hoy sería ruina causada por un pleito que un enemigo declarado te pone), asesinato, querella o pasión violenta.

El Regente de la Casa VIII en la Casa VIII: Muerte por naufragio, caída al agua o circunstancia inusual.

El Regente de la Casa VIII en la Casa IX: Muerte en un viaje o en el extranjero.

El Regente de la Casa VIII en la Casa X: Muerte por sentencia o juicio. Muerte con repercusión pública o en público.

El Regente de la Casa VIII en la Casa XI: Herencia o legado procedente de amigos o bien enfermedad mortal ocasionada por ellos, si el regente está en mal estado cósmico.

El Regente de la Casa VIII en la Casa XII: Muerte causada por los enemigos, por los grandes animales (hoy a causa de maquinaria grande: gruas, camiones, etc.); o bien muerte en la cárcel o en el hospital.

Comentarios