Ir al contenido principal

La Personalidad de Tauro.

   Hoy me voy a ocupar de la personalidad de Tauro. Los siguientes rasgos que voy a describir deberán ser considerados especialmente cuando la persona tenga el Sol o el Ascendente en Tauro, pero podrán ser reforzados o suavizados por los Planetas o el Armónico Dominante de la carta natal.

   El toro, símbolo del signo, sugiere gran fuerza, poder, solidez y firmeza. También calma, sosiego, lentitud, reflexión y secundariedad. Pero por encima de todo, el toro simboliza los instintos y el sexo, los goces y placeres, la fecundidad, el lado dionisíaco y sensual de la naturaleza. Representa la exuberancia de la primavera y su poder creador en su pleno apogeo. Alude a una personalidad hedonista, sensual, voluptuosa, amante de los placeres terrenales en todas sus formas: sexo, comida, confort, refinamiento, etc. Una naturaleza pacífica pero también egoísta y centrada en sus intereses.



   Tauro es un signo de tierra y la naturaleza terrestre propicia un carácter realista, sensato, prudente y con mucho sentido común. Los nativos de este signo suelen ser racionales y con un acusado sentido práctico. Persiguen la estabilidad y la seguridad material y los atraen, por encima de todo, los bienes materiales y el dinero, que les abre la puerta a los goces, placeres y confort que tanto desean. Sin embargo su realismo natural les hace ser conscientes de que es preciso trabajar y esforzarse duramente para obtener todo eso, por lo que pueden llegar a ser verdaderamente espartanos y austeros en la consecuencia de sus ambiciones.

   Tauro también es un signo fijo, lo que apunta a una de las características más conocidas del mismo: la obstinación o la testarudez. Una vez que deciden emprender un camino ya no se apartarán de él. Siempre terminan aquello que comienzan, y ésa es una de las mayores razones del éxito de estos nativos, pero lo mismo puede ser también la causa de su perdición si se obstinan en seguir caminos equivocados.

   Este signo se encuentra bajo la regencia de Venus, el planeta de la belleza y del amor, pero se trata de una Venus profundamente "terrestre", carnal y genitora, vinculada a los goces materiales concretos. A pesar de su naturaleza terrenal son también diplomáticos y refinados y los atrae la belleza, el lujo y el arte en todas sus manifestaciones.

Nacimiento de Venus


  La Luna se encuentra exaltada en este signo, haciéndolo poseedor de una gran fecundidad. Alude al predominio de los valores femeninos, afectivos, familiares, receptivos, pasivos y sentimentales. Tendencias acumulativas orientadas a una búsqueda de seguridad y tranquilidad material con predominio de los instintos.

   Marte, el planeta de la guerra y la destrucción, se encuentra en cambio bloqueado o debilitado eneste signo tan claramente amoroso, diplomático y constructivo.

   Para Tauro lo importante no es conquistar sino conservar. Su obsesión es asentar lo conseguido sobre firmes raíces. La defensa predomina en ellos sobre el ataque. Son constantes y pacientes enla persecución de sus objetivos, así como diplomáticos, hábiles y persuasivos. Son de carácter flemático o calmado, se dominan mucho y es difícil que pierdan los nervios, pero cuando eso ocurre tienen terribles explosiones de cólera y puede costar mucho aplacarlos.

   Habitualmente su destino es de progresión lenta. Van consiguiendo poco a poco las metas materiales o humanas que se han propuesto, pero una vez que logran alcanzar el éxito, aunque sea tardío, éste suele ser sólido y duradero. La segunda mitad de su vida suele ser mejor que la primera. Soportan con paciencia las dificultades.

   Tienden a ser conservadores o tradicionales, sobre todo porque buscan apoyarse en cosas sólidas y contrastadas por la experiencia, mientran que recelan de todo lo nuevo, de las aventuras o de los experimentos. Se aferrana determinadas opiniones y normas, tienden a ser reservados y pueden tener prejuicios.

   Entre sus principales defectos está la posibilidad de una naturaleza muy egocéntrica. Los Tauro desean que todo gire en torno a ellos y están constantemente pendientes de sí mismos y de sus intereses. De naturaleza materialista con tendencia a la avaricia, en algunos casos su verdadero dios es el "becerro de oro". Pueden ser intolerantes, taciturnos, de miras estrechas o mente cerrada. Reservados y desconfiados, pueden obstinarse en mezquindades o guardar rencor durante mucho tiempo. Procuran que sus buenas obras tengan resonancia.

   Físicamente, la mayoría de las veces son de constitución sólida y ancha, con un cuello poderoso, pero al mismo tiempo es un signo que favorece la belleza, el atractivo, e incluso el refinamiento. Son exponentes de Tauro, George Clooney o Tita Cervera.







Comentarios