Las Casas Iguales a Signos en Astrología Helenística y Medieval

 La astrología helenística, que floreció desde el siglo II a.C. hasta el siglo VII d.C., es una de las formas más antiguas de astrología que conocemos. Este sistema astrológico, desarrollado en la región del Mediterráneo oriental, combina elementos de las tradiciones babilónica, egipcia y griega. Uno de los aspectos fundamentales de la astrología helenística es su enfoque en el uso de sistemas de casas, y uno de los sistemas más simples y antiguos es el sistema de casas iguales a los signos.

Astrologo Helenistico


Origen del Sistema de Casas Iguales a los Signos

El sistema de casas iguales a los signos tiene sus raíces en la observación empírica y la simplicidad matemática. En este sistema, cada signo zodiacal corresponde a una casa astrológica completa. Este enfoque deriva directamente de la segmentación del cielo en 12 partes iguales, cada una de las cuales corresponde a uno de los signos del zodíaco.



Influencia Babilónica

La astrología babilónica, una de las principales influencias en la astrología helenística, ya utilizaba un sistema similar de división del cielo. Los babilonios dividían el cielo en 12 partes iguales, y estos segmentos se asociaban con diferentes deidades y aspectos de la vida. Esta idea de una división equitativa del cielo fue adoptada y adaptada por los astrólogos helenísticos.

Desarrollos Griegos

Los astrólogos griegos, como Hiparco y Ptolomeo, integraron estas ideas en un sistema más estructurado. Aunque Ptolomeo es más conocido por su preferencia por el sistema de casas de Porfirio (división de casas basada en el ascendente y el MC), el sistema de casas iguales a los signos ya estaba en uso antes y durante su tiempo. Este sistema simplificaba los cálculos y permitía una interpretación más directa y accesible.

Razones de su Uso

El uso del sistema de casas iguales a los signos se basaba en varias razones prácticas y filosóficas:

  1. Simplicidad: Al asignar cada signo zodiacal a una casa completa, se eliminaba la necesidad de cálculos complejos para determinar las cúspides de las casas. Esto era particularmente útil en una época sin herramientas matemáticas avanzadas.

  2. Uniformidad: Cada casa tiene exactamente 30 grados, lo que permite una estructura uniforme y fácil de recordar. Esta uniformidad también facilita la enseñanza y la comprensión del sistema.

  3. Coherencia Simbólica: Al asignar cada signo a una casa, se mantenía una coherencia simbólica clara, donde cada signo representaba un área de la vida de manera directa y sencilla. Obviamente no se interpretaban los signos como hoy, no existía "astropsicologia de los signos", lo que importaba era cual era el planeta regente de casa signo-casa.

Uso del Sistema de Casas Iguales a los Signos

En la práctica astrológica helenística, el sistema de casas iguales a los signos se utilizaba de diversas maneras para interpretar la carta natal y realizar predicciones. Claro que el significado de las casas en la antiguedad no era exactamente igual al de ahora, las casas representaban situaciones, cosas y personas muy concretas.

Interpretación de la Carta Natal

Cada casa en el sistema de casas iguales corresponde a un signo entero. Por ejemplo, si el ascendente cae en Aries, toda la primera casa será Aries, la segunda casa será Tauro, la tercera Géminis, y así sucesivamente. Esto facilita la interpretación, ya que cada casa tiene una asociación clara con las características del signo que la ocupa. 

Predicción

En términos de predicción, los astrólogos helenísticos utilizaban el sistema de casas iguales para aplicar técnicas como la "dirección primaria" y la "revolución solar". Al mantener una estructura uniforme, estas técnicas podían aplicarse de manera consistente, lo que permitía predicciones más precisas y sistemáticas.

Ejemplo de Interpretación Carta Natal Helenistica de Vladimir Putin



    En este ejemplo de interpretación se puede observar en la casa primera cosas muy interesantes del dicnatario ruso. Por ejemplo, en la casa I tiene a Saturno dignificado lo cual nos habla de su aspecto frío y su actitud racional, el Sol lo tiene en caida lo cual muestra su caracter autoritario y su inteligencia está bastante controlada por Saturno y por su propio carácter autócrata.

     Marte en la casa III en su término, muestra la tendencia a invadir y conquistar a sus "vecinos". No obstante la Luna rigiendo su Medio Cielo con la Parte de la Fortuna lo hace muy popular y afortunado.  Marte también rige la casa VII la de los enemigos declarados. Esto explica muy bien su decisión de invadir Ucrania.

Conclusión

El sistema de casas iguales a los signos en la astrología helenística es una herramienta poderosa que combina simplicidad y coherencia simbólica. Su origen se encuentra en las antiguas prácticas babilónicas y su desarrollo en la rica tradición griega. Este sistema sigue siendo útil para los astrólogos contemporáneos, proporcionando una base sólida para la interpretación y la predicción astrológica. Eso si lo importante si se practica astrología clásica es respetar sus reglas. Al comprender y utilizar este sistema, podemos apreciar mejor la sabiduría y la intuición de los antiguos astrólogos helenísticos

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Muerte en la Carta Natal

El Parte del Infortunio.

Quirón en las Casas.