Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Los Matices de la Astrología Neoclásica.

    Con el surgimiento de la astrología psicológica, los signos del zodíaco cobraron muchísimo peso. Su caracterología se impuso en la astrología moderna y a partir de entonces se emplearon para matizar la energía de los planetas, las características de los signos se convirtieron en los condicionantes fundamentales de los planetas, pero esto no siempre fue así. En la astrología medieval, los protagonistas absolutos de la interpretación eran los planetas y los signos se empleaban para ver qué planetas dominaban las distintas casas. Las casas también tenían un sentido diferente al actual mucho más concreto. Los signos se dividían en términos, faces y estas divisiones estaban relacionadas cada una por un planeta Esto se empleaba para calcular las dignidades esenciales de los planetas y para matizar su influencia. En la actualidad, solo unos pocos astrólogos emplean estos conceptos y mi propósito es enseñar, divulgar y preservar estas técnicas adaptándolas a la actualidad.  A mi enfoque astrológico lo llamo astrología neo-clásica.



   Para explicarlo, voy a poner como ejemplo de la carta del genial artista Michael Jackson que podéis ver aquí. Veamos como se ve esto reflejado en su carta. No obstante, no podremos considerar nunca nada, si no tomamos en cuenta las dignidades esenciales y yo las calculo al estilo de William Lilly, uno de los grandes astrólogos clásicos de la antigüedad. Asignando una puntuación que mostraré en este gráfico, lo que nos interesa del mismo son las barritas rosas -de las dignidades esenciales- y las amarillas de las dignidades accidentales. 


    A las dignidades antiguamente, se las llamaba familiaridades. Debido a que determinados planetas se encuentran más familiarizados con unas zonas del zodíaco que con otras. Sin embargo, Urano, Neptuno y Plutón no se consideraban en la astrología antigua. Por tanto, no tienen dignidades esenciales. Pues su influencia es muy fuerte siempre y a la vez ambigua. Siempre nos dan una chicha y otra de limoná. Yo si los considero, pero no les doy la misma categoría que a los planetas tradicionales.

   Podemos observar arriba como en la carta de Michael Jackson el Sol tiene una influencia muy grande en la profesión -casa X-. Acompañado del pasional Plutón. Esto le favoreció mucho alcanzar la celebridad y también su muerte prematura. Pero veamos los matices. Olvidándome de las características de Virgo, donde se encuentra el Sol y Plutón, me centro en que Mercurio es su regente y por tanto aquí su arte tiene tendencia a ser ágil y fresco, muy juvenil. Esto se encuentra todavía más reforzado porque ambos planetas se encuentran también en el término de Mercurio. El término y el planeta con el que está relacionado marca el impulso interno y la esencia intrínseca del planeta. Dicho de otra manera... en qué términos viene..  Mercurio es un planeta tremendamente ágil y no hay más que ver las actuaciones del cantante con sus pasos y su original baile. 

    Por otra parte tenemos la faz, que quiere decir cara o rostro. La faz señala el comportamiento o la imagen que el planeta desea dar. Aquí tenemos que meternos un poco en el pensamiento antiguo y contemplar a los planetas como dioses. El término es su condición esencial, como se levantó ese día y la faz es la imagen que desea dar. Si lo queréis, en un lenguaje más moderno que actitud externa refleja dicha energía. Aquí tenemos que ambos planetas se encuentran en la faz del Sol, un Sol que se encuentra en buen estado cósmico en la carta. Por tanto, la expresión externa de este planeta es brillante en el area profesional -casa X-. Esto refuerza las características del Sol. La faz es la cara o imagen que desea ofrecer el planeta. Recordemos su forma tan llamativa de vestirse en sus actuaciones y la espectacularidad de sus actuaciones.

    Finalmente el Sol y Plutón tienen a Venus como Señor de Triplicidad. El señor de la triplicidad tiene que ver con las condiciones externas. Aquí son de Venus y por tanto agradables. Aunque como dicho planeta se encuentra en un mal estado cósmico, es decir con dignidades negativas, se trata también de un ambiente hedonista que invita a dejarse llevar por los placeres.  Sin duda esto junto con Plutón en su casa X, tenga que ver con las polémicas que suscitó. Lo cual no le quita mérito como artista.



   Aquí podéis ver como el enfoque medieval de la carta, todavía se puede aplicar con excelentes resultados.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

La Muerte en la Carta Natal

Juno. El Asteroide del Compromiso.