Ir al contenido principal

Carta Natal de Helena Blavatsky

Helena Blavatsky, también conocida como Madame Blavatsky, fue una astróloga, escritora, ocultista y teósofa rusa. Su nombre de soltera era Helena von Hahn, y tras un breve matrimonio adoptó el nombre Helena Petrovna Blavatskaya —Елена Петровна Блаватская, en ruso—- Fue una de las fundadoras de la Sociedad Teosófica y contribuyó a la difusión de la teosofía. Sus libros más importantes son Isis sin velo y La Doctrina Secreta, escritos en 1875 y 1888. 


Helena Blavatsky. 12 Agosto 1831 a las 2h17m en actual Dnipro. Ucrania.



   La señora Blavatsky tenía a la estrella Castor Dominante en el Ascendente, una estrella de la naturaleza de Mercurio, típico de una escritora. Esta estrella da una mente sutil, un intelecto agudo y favorece viajar mucho. Desgraciadamente tenía también en el Ascendente al Parte del Infortunio, lo cual explica las numerosas persecuciones y acusaciones falsas que tuvo en su vida.

   Neptuno como Planeta Dominante en el Descendente, se encuentra en un estado cósmico neutro. Posiblemente tenía colaboradores y socios muy espirituales e intuitivos, pero probablemente más de uno la decepcionaría.  Este planeta también señala su gusto por la música.  Su historia personal cambió con frecuencia con una serie de versiones fantasiosas y glamourosas -Neptuno Dominante-, pero sin duda fue una gran lectora y escritora y una pianista consumada -Estrella Castor Dominante-. A los diecisiete años, en 1848, Helena se casó con Nikífor Vasílievich Blavatsky, vicegobernador de la provincia de Ereván, en Armenia, que tenía cuarenta años. Helena aceptó casarse para poder ganar independencia, aunque según ella nunca consumó su unión. Tras tres meses de infeliz matrimonio, ella tomó un caballo y escapó de la casa cruzando las montañas, yendo a la casa de su abuelo en Tiflis. El escape del marido y la infelicidad del matrimonio también puede estar reflejada por Neptuno en la casa VII, en un estado cósmico neutro, aunque Neptuno tenga tan solo cero astrodinas, es un planeta maléfico y sigue haciendo daño. 



   Por otro lado Plutón en la casa X bien señalal su carrera como estudiante de lo oculto y supongo que al estar en un estado cósmico bajo, en algún momento tuvo la tentación de dominar o controlar a los demás y al mismo tiempo debió ser manipulada o controlada. Sin embargo, nadie puede negar que este planeta la conecta con el misterio. Posiblemente tener a Neptuno y a la estrella Castor como dominante lo suavizó. Recordemos que la estrella la dotó de una gran inteligencia.

   El 7 de Septiembre de 1875 funda una de las escuelas esotéricas más importantes de todos los tiempos, la Sociedad Teosófica. Siento la precursora inicial de todo lo que años más tarde se llamaría New Age.  Veamos los atacires C-120 de la profesión para ese momento.



     Lo primero que me llama sumamente la atención es la llegada de Plutón por Atacir al Nodo Norte de la Luna. Esto saca lo mejor de Plutón para ese período y al mismo tiempo hace que encuentre su camino y misión de vida a través de lo esotérico.

    Si hablamos de grupos y sociedades, nos tenemos que referir a la casa XI. Podemos apreciar como el Atacir de la casa XI llegua a Mercurio. Un Mercurio que está en muy buen estado cósmico con 75 astrodinas y que se encuentra en la casa III de la comunicación. Esto es bueno para fundar un grupo o asociación de estudios, para la enseñanza y también para el trabajo en equipo.

    Finalmente la Parte de la Fortuna en la casa XI que le proporcionaría ayuda y apoyo por parte de amigos y éxito en las sociedades, le alcanza nada menos que la Luna.

     Helena  Blavatsky ha sido una de las mujeres más importantes en la historia del esoterismo y su legado aún perdura.

      Dedico este artículo con todo mi corazón, a mi amor, Karina Pastor, que nació el mismo día que Mme. Blavatsky y lo mismo que ella tiene el Sol en conjunción con el Nodo Norte en Leo. Karina también es una gran estudiante de lo esotérico y en especial de la astrología. Las casualidades no existen, las causalidades si.


Comentarios