miércoles, 19 de diciembre de 2018

Un poco más de Sinastría. Procedimiento.

   Hace unos días escribí un artículo sobre sinastría que ha gustado mucho. He recibido muchas felicitaciones por ello y al mismo tiempo me han pedido que lo amplíe más. Bueno pues vamos a ello.



   Según sea la carta radical de cada uno, así será su posible actuación en sus relaciones y en la manera de compenetrarse con su compañera/o, pero, de cualquier forma, cuando hay malos aspectos, los dos deberán trabajar y esforzarse por crear la armonía necesaria para que la relación sea buena.
  Los malos aspectos entre las cartas  son experiencias que debemos vivir y afrontar con otras personas, bien sea unido a ella o bien porque, en cualquier otro medio, no nos entendamos, pero al final será una compensación para todos. El motivo de los malos aspectos en una relación es terminar con una serie de deudas kármicas del pasado, afrontar el destino unidos, y terminar llevándose bien los dos. De alguna manera, en cada vida atraemos a quien necesitamos y nos vemos atraídos por quien nos necesita para cumplir el destino predeterminado por las Nornas. Aquí recomiendo visitar de nuevo el primer artículo que escribí sobre sinastría pulsando aquí.. Los aspectos muestran cómo es el motivo de la relación o unión (kármica o no) y cuanto más se repitan, indican que más necesidad hay de saldar esa deuda.
  En la pareja, los dos deberán estudiar y cambiar, si es necesario, los conceptos que cada uno tiene sobre el sexo contrario. En esto tiene mucha importancia el instinto y aspecto femenino de la Luna y la impulsividad masculina y el aspecto sexual de Marte. Todas las relaciones llevan consigo los medios necesarios para aumentar su desarrollo espiritual, moral e intelectual, pero el matrimonio lleva consigo el deber de ayudar al compañero/a y pensar tanto o más en él que en nosotros mismos, por eso es la pareja quien debe superar el karma, y para ello, deben estar compenetrados y preparados con antelación.


  Unos se verán atraídos por experiencias de la infancia en su hogar (rasgos o cualidades de alguno de los padres) y otros rechazarán inconscientemente a otra persona por los recuerdos de una amistad, noviazgo o matrimonio frustrado. Si una niña fue muy querida por su padre, a la hora de elegir pareja, se verá atraída por una persona mayor que tenga alguna de sus cualidades.
 Si un niño fue mimado por su madre, buscará amistades que sean similares y que tengan alguna de sus características. El inconsciente se relaciona con la vida pasada y con la infancia, pero el consciente se va formando durante la vida para que el individuo desarrolle su propia personalidad de una forma voluntaria y consciente.

Normalmente, las relaciones personales íntimas son una continuación de otra vida. Los aspectos fuertes –mayores- muestran el efecto de la antigua relación, los aspectos débiles y la conjunción son posibilidades de hacer nuevos contactos, aunque, la conjunción también significa que esas personas deben afrontar algo juntos. La relación es necesaria para la evolución y según terminamos nuestro karma con unas personas comenzamos con otras; eso se refleja en el horóscopo en general.

 Las relaciones se forman y de deshacen. Se forman por necesidad de evolución y para liquidar el karma que les une, se rompen cuando no se superan las pruebas entre ellos o de los dos contra el destino maduro mutuo lo que, a su vez, repercutirá en ellos. Cuando se ha terminado el karma pendiente del pasado entre las dos personas se suele reflejar como aspectos mayores benéficos entre sus cartas, lo que también indica que pueden estar juntos por última vez si consuman lo programado.
  Unas relaciones se llevan bien y otras no. Depende de lo que tengan que afrontar como pareja (si es mutua ayuda o son problemas para ambos) y depende de si alguno de ellos tiene que aprender algunas cosas por medio de las dificultades o pruebas que le pueda causar el otro (sin tener karma conjunto) De cualquier forma, la comparación de los dos horóscopos, lo que hoy se llama “sinastría”, muestra las posibilidades y tendencias para ver como puede ser una relación.

  El fin del análisis de los horóscopos es averiguar nuestra relación y deberes con el prójimo. Cada individuo y desde el punto de vista del espíritu, debe compenetrarse, comprender y amar a las personas con las que se relaciona, y es con ellas, y no sólo, con quien puede desarrollar nuevas cualidades y superar sus defectos.
   El fruto del estudio de la carta individual debe ser llevado a la comparación con otros temas para ver qué disposiciones tiene respecto a los demás. Es conveniente hacer un estudio previo de cada horóscopo para ver las tendencias y naturaleza de cada individuo.
  No hay una sola forma de abordar la sinastría, existen varios métodos. En la más general y clásica se buscan aspectos entre planetas de las dos cartas y las semejanzas que haya según las posiciones por signo y casa de los planetas. El orbe puede variar pero puede ser de 4º en general y de 6º para las conjunciones. Los planetas más fértiles son: Luna y Venus; y los signos más fértiles son: Cáncer, Escorpio y Piscis.
   Como norma general, hay principalmente 4 formas de extraer un mayor conocimiento de los horóscopos de dos personas relacionadas entre sí, éstas son: Las Conjunciones; los Aspectos en general; las Repeticiones; y las Superposiciones.

 Los aspectos de Conjunción son los más importantes y notables, por tanto es conveniente prestarles mayor atención. Las Conjunciones que implican de alguna manera la atracción entre dos personas son, entre otras posibles:
  • Sol de uno con el Ascendente de otro: Esto indica que la unión puede ser fuerte y duradera.
  • El Sol de uno conjunto a la Luna del otro: En este caso hay una buena relación y entendimiento de caracteres.
  • Venus de uno conjunto a Marte del otro: Este aspecto mostrará una gran atracción física que se puede convertir en pasión.
  • Urano con Venus o Marte: También inclina a una gran atracción magnética.
  • Sol Venus: Mostrará un gran y noble amor.
  • Las Conjunciones formadas por un mismo planeta en las dos cartas, representa, principalmente, la naturaleza positiva del planeta, ejemplo: el Mercurio de una persona conjunto con el Mercurio del compañero/a, esto indicaría una gran capacidad de razonamiento y comunicación entre ellos. La Luna de uno con la de otro, indica afecto y coincidencia en gustos y otros aspectos personales. Saturno de uno con Saturno de otro significa madurez, responsabilidad y sentido del deber y así sucesivamente.
  • La Conjunción de Marte y Venus, sobre todo cuando coinciden en el mismo grado, conlleva el peligro de que el vicio y la pasión se impongan sobre los buenos sentimientos, salvo que alguno de ellos tenga buenos aspectos a su vez con planetas elevados y espirituales como: Sol, Júpiter o Neptuno.
  • El planeta Venus conjunto a la Luna o al Sol del otro: También tiende a manifestar un notable afecto y amor sobre las personas de diferente sexo.
  • Las Conjunciones del Sol, Luna o Venus de uno con el Ascendente o Mediocielo del otro, también se consideran benéficas para un buen entendimiento.
  • El Sol de uno sobre el Mediocielo del otro repercute en lo profesional y la posición social. 
  • Mercurio sobre el Ascendente o Mediocielo del otro repercute en lo social e intelectual. Júpiter de uno sobre Mediocielo de otro afecta positivamente a la economía, etc., como podrá comprender cualquier persona que sepa interpretar un horóscopo. Como norma, cuantos más aspectos de Conjunción haya entre los dos horóscopos más unión y mejor puede ser la relación entre ambos.

  Por lo general, las conjunciones entre: Ascendente, Mediocielo, Sol, Luna, Mercurio, Venus y Júpiter son benéficas, y las de Marte –excepto en algunos casos- Saturno, Urano, Neptuno y Plutón pueden traer problemas o complicaciones que harán que la relación sea inestable.

  Si queremos interpretar más exactamente un aspecto donde están implicadas las luminarias, debemos saber que el Sol –en el horóscopo de una mujer- representa al hombre y la Luna –en el horóscopo de un hombre- representa a la mujer; sin embargo, el planeta Venus es muy importante en las relaciones y en este caso representa a los dos en ambas cartas puesto que es “atracción”. En este sentido también podemos estudiar casos como el siguiente:
En el horóscopo de un hombre la Luna es su compañera, pues bien, si la Luna está en Conjunción –que sería un mal aspecto- con Saturno o Marte quiere decir que hay posibilidades de que esa relación no funcione bien. Lo mismo ocurriría respecto al Sol en el horóscopo de ella. Algunos aspectos negativos sobre este tema serían: Luna o Sol de uno conjunto a Marte del otro, o bien, Sol, Luna o Venus de uno conjunto a Saturno del otro.

 Como es lógico, cuando Marte, Saturno, Urano o Plutón forman una conjunción con cualquiera de ellos en el otro horóscopo, caben muchas posibilidades de que haya conflictos entre las dos personas.

 Los aspectos entre los horóscopos de dos personas que se relacionan íntimamente muestran la compatibilidad que hay o no entre ellos, lo que puede aprender uno del otro, las deudas del destino que tienen que enfrentar juntos, la ayuda mutua que se pueden dar, etc. De hecho, estos aspectos son los que les debe hacer más maduros, conscientes y responsables respecto al destino común y al desarrollo individual entre ellos.

Cuantos más grados de diferencia hay entre los aspectos exactos, más difícil es la comunicación y el entendimiento entre las personas, y al contrario, cuanto más cercano sea el grado para ser exacto, más posibilidad de intercambio en las personalidades habrá. Pero además, es muy aconsejable mantener una órbita más bien pequeña a la hora de interpretar el aspecto, en este caso y para los aspectos de Sextil, Cuadratura, Trígono y Oposición yo les doy un orbe de 3 grados.
Los aspectos mayores de Conjunción, Sextil, Cuadratura, Trígono y Oposición, son los más importantes, y de ellos la Conjunción es la más intensa porque obliga a trabajar a los nativos sobre el significado de su posición. La Oposición es también intensa y se hace notar para que cada individuo comprenda las fuerzas y el propósito de éstas en su oposición en su vida.
 La Cuadratura genera actividad para que los individuos desarrollen la voluntad y la mente a la hora de afrontar los problemas del destino; su fin es dirigir y desarrollar la actividad de tal forma que se convierta en armonía y fortalecimiento interno. El trígono es el más débil pero aporta armonía y buen entendimiento entre las personas porque las energías de los planetas en aspecto se complementan. El Sextil también ayuda en la felicidad y el entendimiento y sus energías deben ser utilizadas para el crecimiento mutuo.
Una de las explicaciones que da la sinastría para hacer comprender el porqué de las simpatías y antipatías entre dos personas está en el signo del Ascendente.
 Cuando dos personas tienen el mismo signo del ascendente significa que hay muchas posibilidades de que se complementen bien; y eso mismo puede ocurrir si el elemento al que pertenece es complementario. Pero cuando no concurren ninguna de estas circunstancias es difícil el entendimiento y la felicidad. Aunque es de suponer que los estudiantes interesados en este tema ya lo saben, diré que los signos de Agua se compenetran mejor con los de Tierra, y los de Aire lo hacen mejor con los de Fuego.
  Ejemplo: Un Ascendente de Aries –fuego- se compenetrará bien con los signos de Géminis y Acuario –aire- porque hace un Sextil con ellos y son del elemento complementario, pero se entenderá mejor con Leo y Sagitario porque forman un Trígono y son del mismo elemento de Fuego.
  Además de estas indicaciones podemos ver otras opciones que nos ayudarán también, en este mismo caso, Aries formaría una oposición con Libra –signo de Aire- por consiguiente se pueden ver atraídas las dos personas por ser del elemento complementario, pero sólo se entenderían bien como hombre y mujer porque sus regentes Marte y Venus se atraen más bien sexualmente; de otra forma mostrarían sus antipatías.
  Hay veces que nos preguntamos el porqué de muchos hechos que, aunque aparentemente insignificantes, pueden influir seriamente en nuestros destinos. Este es el caso de una amistad entre varias personas donde una de ellas se puede entender mejor con uno que con otro.
  Para analizar la relación entre parejas es mejor guiarnos –entre otras cosas- por el signo del Ascendente, pero entre amigos es preferible tener en cuenta el signo solar, por tanto dependiendo del caso y como ejemplo diremos que: Una persona de signo solar de Aries que contacta con dos personas de signo solar de Sagitario y Libra, creará cierta amistad con los dos por ser de elementos complementarios, pero se compenetrará mucho mejor con el que de signo de Sagitario por ser de Fuego.
  El mejor aspecto para la amistad o simpatía entre sexos opuestos, o incluso para el matrimonio, podría ser fácilmente el del Sol de uno haciendo un aspecto de Trígono con la Luna del otro o al contrario.
  Los planetas significadores de buen entendimiento –ver buenos aspectos y conjunciones benéficas- que están en el Ascendente, en los signos de Géminis, Cáncer, Libra, Sagitario y Acuario y bien aspectados entre ellos en los dos horóscopos, beneficiarán la unión o la relación entre las personas. Pero los planetas maléficos Saturno, Urano, Neptuno y Plutón en esos signos y posición, o formando malos aspectos a planetas en esos signos crearán malentendidos o enfrentamientos. Ejemplo: Marte de uno mal aspectado con Saturno de otro en Cáncer; Urano en Cuadratura al Ascendente del otro, etc.

  En general y antes de nada, es conveniente analizar los horóscopos individualmente para ver si hay mayoría de aspectos buenos o malos en cada uno de ellos. Si el resultado es positivo se puede aconsejar la relación pero si es al contrario, no es aconsejable porque podrían empeorar sus karmas individualmente.

  Cuando un planeta está dignificado o exaltado y forma un buen aspecto con otro planeta que se encuentra en el mismo signo que el primero o en una casa relacionada con el tema que nos interesa, también crea armonía y ayuda en la relación. Ejemplo: Venus de uno en Libra Trígono al Sol en Libra de la otra persona; si en vez de estar el Sol en Libra estuviera en la casa 7 –la casa natural de este signo- también haría el mismo efecto.
   Sabiendo que en la astrología el Sol representa al hombre, la Luna a la mujer, Mercurio a la mente, y el Ascendente el carácter y temperamento, y que todos ellos forman la personalidad, también se podrán sacar muy buenas conclusiones de los dos horóscopos viendo los buenos o malos aspectos que forman entre ellos.
  Cuando profundizamos a mayor escala en la sinastría y vamos adquiriendo experiencia, podemos analizar los horóscopos más ampliamente para obtener más datos a fin de hacer un mejor resumen. Este es el caso de los aspectos de Gran Cuadratura, T Cuadrada, y Gran Trígono. Cuando una de las personas en relación tiene en su horóscopo una Gran Cuadratura o una T Cuadrada, -lo que indica una vida de pruebas- y, por lo tanto, necesita ayuda, otra persona con un Gran Trígono o muy buenos aspectos en su horóscopo, le podrá ayudar mucho en su desarrollo mental, moral y espiritual.
 Aunque cuando hablo de las conjunciones ya menciono el significado de muchos aspectos planetarios, hablando ahora de la interpretación de los aspectos en general, diré que son válidas las mismas normas que en la interpretación de cualquier horóscopo excepto en el orbe, que en otro párrafo de esta conferencia ya menciono. Sin embargo, son de mayor importancia los aspectos entre: Sol, Luna, Venus, Marte, Mercurio, Ascendente y Mediocielo.
  El estudio e interpretación del horóscopo a través de la sinastría nos hace ver que una persona puede ser de gran ayuda a otra por medio de la influencia de sus planetas.
 Esto es, imaginemos a una persona con pocos y malos aspectos morales en su horóscopo, y por otro lado, su compañero/a tiene muy buenos aspectos y posiciones planetarias de Venus, Júpiter, Neptuno, Sagitario o Acuario. Entonces comprendemos que ésta última podrá actuar muy positivamente sobre el otro y darle una gran ayuda en esta vida. Otro ejemplo sería: Una persona con tendencia al estudio del ocultismo que se une con otra inclinada al estudio de la astrología, esto sería de mutua ayuda y un motivo de unión para los dos.

Otro factor importante en la sinastría son las repeticiones. Estos aspectos se forman cuando las dos personas tienen un mismo aspecto entre dos mismos planetas de su horóscopo y, a la vez, forman otro aspecto con uno de esos dos planetas en el otro horóscopo. Ejemplo: Un Trígono o Sextil del Sol con la Luna en cada uno de los dos horóscopos formando a la vez otro trígono o sextil de los mismos planetas entre los dos horóscopos.
  Esto lleva consigo muchas variaciones similares siempre y cuando coincidan en que los aspectos individuales y entre ambos sean de la misma naturaleza positiva o negativa. Veamos un ejemplo: un aspecto de Trígono entre el Sol y Júpiter en los dos horóscopos, que a su vez hacen otro aspecto de Trígono o Sextil con Mercurio y Sol o Mercurio y Luna del otro. A esto se puede añadir –como cualquier estudiante de astrología sabe- que su poder aumenta si las posiciones planetarias coinciden con un signo o casa de la misma naturaleza.
  Otra variación, como ejemplo, sería: Venus en el Mediocielo en los dos horóscopos y el Sol o la Luna de cualquiera de ellos en el Ascendente del otro.
  En general, todas las repeticiones –por posición o aspecto- entre los dos horóscopos indican cierto parecido psicológico, dependiendo de si los aspectos son buenos o malos. A continuación doy algunas indicaciones de otras repeticiones válidas:
  • Cuando ambas personas tienen un mismo aspecto.
  • Cuando el Sol de uno está en Mediocielo o Ascendente del otro y ocurre lo mismo con la Luna del contrario.
  • Cuando alguna de las luminarias de cada uno de ellos forma aspecto con un mismo planeta del contrario, ejemplo: Venus que representa la felicidad y el amor.
  • Las repeticiones de triplicidades notables, ejemplo: muchos planetas en elementos iguales o complementarios en los dos horóscopos.
  • Cuando en un horóscopo hay, por ejemplo, una Cuadratura en T y en el otro un aspecto positivo coincidente en planetas y signos.
  • Cuando en los horóscopos hay muchos planetas en una misma cuadruplicidad –Cardinal, Fijo o Común- y además coinciden en el mismo elemento –Fuego, Tierra, Aire y Agua- Sin embargo, en este caso diré que, dos personas que tengan muchos planetas, uno en signos cardinales o fijos y el otro en signos Comunes, se pueden ver atraídos por la necesidad de aprendizaje del que tiene más planetas en los signos Comunes.
  • En el horóscopo de un hombre, el signo donde se encuentre Marte representa las cualidades que busca o está desarrollando en sí mismo y donde tenga a Venus representa las cualidades que busca en su compañera. En el horóscopo de la mujer Venus representa las cualidades que busca en sí misma y Marte las que busca en la pareja. Por consiguiente, si estos planetas coinciden por posición o aspectos en un mismo elemento, cuadruplicidad, u otro aspecto importante del horóscopo, su influencia será positiva o negativa para los implicados dependiendo de los aspectos que estos planetas tengan.


 Ejemplo: Marte de ella en Libra –vida social activa- Venus de él en Leo –centrado en sí mismo- estas posiciones forman un aspecto de Sextil y son signos complementarios de Aire y Fuego, lo que augura una buena relación o complementación.
Como es lógico, hay muchas posibilidades de hallar otras combinaciones pero yo aconsejo tomar sólo las que contengan los planetas personales y estos estén muy fortalecidos. En sinastría, como en progresiones y tránsitos, no todo es tan fácil de interpretar y asegurar. Pongamos el siguiente ejemplo: Mercurio en Géminis de uno y Mercurio de otro en Acuario –esto les favorece el intelecto y el entendimiento entre ambos- si a la vez, Saturno de uno estuviera en Tauro y el del otro en Capricornio formando un buen aspecto entre ambos, fortalecería lo dicho anteriormente.
  Otro factor a tomar en cuenta en la Sinastría son las superposiciones. Éstas ocurren cuando varios planetas se sitúan en una misma posición y orbe formando diferentes aspectos. Para entenderlo mejor veamos un ejemplo: El Sol de una persona en Libra en Cuadratura con su Urano en Capricornio, y a la vez, la Luna de la otra persona en Libra también en Cuadratura con su Marte en Capricornio. De esta forma vemos que aunque son horóscopos individuales, las posiciones de los planetas se superponen unas sobre los otras formando los mismos aspectos. Estas personas se pueden sentir atraídas por medio de la Conjunción de sus luminarias, pero habrá cierta susceptibilidad que terminará en conflicto por la coincidencia de Urano y Marte. Lo mismo puede ocurrir con los aspectos superpuestos de planetas que formen buenos aspectos. Es importante saber hacer un balance de todas estas coincidencias astrológicas, en estos casos, como en otros, la meditación es la que hace del astrólogo un profesional de la interpretación.

Otras consideraciones importantes. Cuando dos horóscopos son muy parecidos, las personas se pueden ver atraídas o rechazadas, dependiendo de la naturaleza de los aspectos. Si los horóscopos son muy parecidos –ocurre en muchos matrimonios- o tienen muchos aspectos y posiciones positivas coincidentes, las personas se verán atraídas y la armonía entre ambos les hará felices. Pero si los horóscopos son muy diferentes, con pocas coincidencias y con malos aspectos, entonces es lógico esperar que haya poco entendimiento o incluso que ni lleguen a juntarse.
Pongamos algunos ejemplos de los aspectos armónicos e inarmónicos:
  • Aspectos positivos o armónicos: Aspectos buenos y similares entre los signos ocupados por las luminarias y otros puntos importantes del horóscopo –Ascendente, Mediocielo, Triplicidades, Cuadruplicidades, etc.- estas posiciones crean armonía y colaboración.
  • Los aspectos positivos de los planetas en general de los dos horóscopos, son similares al ejemplo anterior.
  • La Conjunción y buenos aspectos de las luminarias, Venus, Marte, regentes de los horóscopos y cualquier otro punto vital de los horóscopos. Estas posiciones y aspectos podrían manifestar un amor a primera vista.
  • Las coincidencias de Ascendentes, de los signos en las casas angulares y de los planetas personales en general, producen simpatías.
  • Los buenos aspectos entre Sol y Luna hacen compatible la relación y estimulan la estabilidad y el amor.
  • Los buenos aspectos de Marte con Venus estimulan la atracción física y emocional.
  • Los de Júpiter con Mercurio indican afinidad mental.
  • Los del Sol con Venus armonizan sentimentalmente las relaciones.
  • Los de Venus con Neptuno manifiestan un amor puro.
  • Los de Venus o Júpiter con el Ascendente o el Mediocielo del otro compenetran las personalidades y elevan la situación social.
  • Los del Sol con el Ascendente y el Mediocielo elevan el aspecto moral y social.
  • Los del Sol o Luna con Júpiter crean armonía.
  • Los de Venus con Urano hacen que Venus quede fascinado por Urano.
  • Aspectos negativos o inarmónicos: El Ascendente de uno en Cuadratura con el Ascendente, Sol o Luna del otro.
  • El Ascendente, Mediocielo o planetas personales mal aspectados con planetas maléficos del otro.
  • La Luna de ella mal aspectada con el Sol, Marte o Saturno de él.
  • El Sol de él mal aspectado con la Luna, Venus, Marte o Saturno de ella.
  • Cuando hay predominio de malos aspectos en los dos horóscopos individuales o entre ellos.
  • Los Ascendentes de ambos mal aspectados con Marte o Saturno del contrario.
  • Marte de uno mal aspectado con Saturno del otro.
  • Saturno de uno mal aspectado con Saturno del otro, crea inarmonía si no tienen un buen aspecto con las luminarias.
  • Marte y Neptuno con malos aspectos entre los dos horóscopos, pueden producir accidentes o hechos extraños a la pareja.
  • Marte, Urano y Mercurio son peligrosos para los viajes que hagan juntos si, como en el caso anterior, están mal aspectados.
  • El planeta Saturno de alguno de ellos en la casa 8 del contrario puede traer la muerte prematura de alguno de ellos, pero esto tiene que ir acompañado de otros aspectos importantes por parte de ambos.


El Parte del Matrimonio



   Ahora dejad que además de todo lo anterior añada otro factor a la sinastría, que viene de la tradición de la astrología árabe española a la cual pertenezco. El Análisis del Parte Arábigo del Matrimonio. Lo mismo que existen otros “Partes”, como el de la Fortuna, la Salud, etc., así mismo existe el llamado “Parte del Matrimonio.” El Parte del Matrimonio en un horóscopo individual significa la manera en que la persona puede encontrar mayor felicidad o beneficio en su matrimonio según su colaboración en lo que representa la Casa y el Signo donde se encuentre dicho Parte. Pero en Sinastría, también se utiliza este Parte individual como cualquier planeta para ver su posición en el horóscopo del compañero o compañera. En la casa donde cae el Parte del Matrimonio en la carta del cónyuge, es donde se estimularán nuevas actitudes y nuevos valores para los asuntos de esa casa.
Para hallar el Parte del Matrimonio en un horóscopo, se halla sumando la Cúspide del Ascendente + la Cúspide de la Casa 7 – (y restando) la posición de Venus. Como el estudiante de astrología sabrá, la suma es de: Signo, Grado y Minuto.
Ejemplo: Ascendente: Capricornio, 18º 00´ 10 18 00
Cúspide de casa 7: Cáncer, 18º 00´ + 4 18 00
14º 36´ 00
Posición de Venus: Cáncer, 15º 22´ – 4 15 22
10 20º 38´´
Por consiguiente, el Parte de matrimonio de este horóscopo se encuentra en Capricornio – signo 10º- en los 20 grados y 38 minutos. Esta posición la trasladamos al horóscopo del compañero/a y, lo que signifique la Casa y el Signo (principalmente la Casa) es donde debe colaborar para encontrar esa felicidad.
Veamos un par de ejemplos: Si el Parte del Matrimonio de un hombre cae en la décima casa del horóscopo de ella, que representa las profesiones y la posición social, significa que el compañero y el matrimonio en sí, servirá de estímulo para nuevas actitudes y para la adquisición de nuevos valores. Si el Parte del Matrimonio de ella cae en la séptima casa, que es la del matrimonio, asociaciones y relaciones sociales, será ella quien dé ejemplo de una serie de cualidades necesarias para mantener unas buenas relaciones con los demás.

Breves Apuntes sobre los Ascendente en Sinastría

  Los aspectos que forman los Ascendentes también son importantes, por ejemplo: Un Ascendente de Cáncer y el otro en Tauro o Virgo forman un Sextil, por lo tanto, tendrán más posibilidades de entenderse bien, y lo mismo ocurre si forman un Trígono. Pero, si el segundo Ascendente es de Aries o Libra (Cuadratura) o Capricornio (Oposición) sus posibilidades de entenderse no serán las mismas. Los buenos aspectos de los Ascendentes crean atracción física.
  Si dos personas que se llevan bien por sus buenos aspectos conocen a otra que su Ascendente forma un Trígono con uno y una Oposición con otro, está claro que se entenderá mejor con uno que con otro. Ejemplo: Ascendente de Tauro Sextil con Ascendente de Cáncer, y conocen a otra persona que es de Ascendente de Capricornio, éste se entenderá mucho mejor con Tauro (Trígono) que con Cáncer (Cuadratura)
  Parece ser que los Ascendentes en oposición son buenos si las personas son de diferente sexo, si son del mismo no se entenderán tan bien. Las Cuadraturas traerán poco entendimiento en general y sí problemas.
  Cuando una persona tiene planetas benéficos en su Ascendente, le facilitará el entendimiento y la buena relación con quien se ponga en contacto con él. Al contrario, cuando los maléficos de otro forman malos aspectos al Ascendente del primero, no será fácil la relación.
  Hay personas que tienen mucha fuerza de determinado elemento, por ejemplo: Fuego, Las personas que no tenga apenas influencia de este elemento en su horóscopo, se pueden ver atraídas por esa persona (sobre todo si lo tiene en el Ascendente).

    Bueno espero que esta guía de sinastría os sirva de ayuda junto al primer artículo que escribí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena