Ir al contenido principal

Mañana se produce un trígono Júpiter-Neptuno exacto.

  Mañana se producirá un trígono exacto entre Júpiter y Neptuno, aunque ya es efectivo y durará aproximadamente hasta el 2 de septiembre del 2018. Se trata de uno de los tránsitos más espirituales que se puede producir en el cielo, especialmente al producirse en signos de agua. Neptuno en Piscis fomenta mucho la sensibilidad, el misticismo, la compasión y Júpiter en Escorpio profundizar en los misterios de la vida, la muerte y el renacimiento.



  Desde un punto de vista astropsicológico este tránsito aumenta el idealismo, la fe, la caridad, la compasión, y la contemplación; surge una expansión de la consciencia. Nuevos intereses espirituales y religiosos crecen en este momento, y somos capaces de dejar la realidad mundana con mayor facilidad. Podemos desarrollar una fe y una felicidad interior no basadas en lo material.

 Es posible también cierta incursión en algún tipo de movimiento espiritual, y éste puede ser un buen momento para empezar a estudiar temas místicos o espirituales, ya que el contacto entre Júpiter y Neptuno produce una especie de exaltación de las facultades superiores, la inspiración, la espiritualidad. Este período se caracteriza por un mayor aumento de la felicidad, pues se tiene tendencia a ver las cosas bajo un aspecto encantador, prometedor y muy seductor.

   Este tránsito en general fomentará mucho las profesiones y actividades artísticas, místicas, sociales y espirituales. Siguiendo las líneas de Júpiter y Neptuno, en el siguiente Mapa Astrocartográfico, se pueden deducir las zonas del planeta que se verán más afectadas por la influencia de este aspecto. 


    Este aspecto influirá con más intensidad a las siguientes personas:

1.- Las que tengan algún aspecto Júpiter-Neptuno en su carta.
2.- Las que tengan a Júpiter y/o Neptuno como Planetas Dominantes.
3.- Las que tengan en su carta el Sol, la Luna o el Ascendente en Sagitario o Piscis.

Comentarios