lunes, 9 de octubre de 2017

¿Qué me puede decir el I Ching sobre el conflicto de Catalunya?

   Después de realizar esta consulta, obtengo un oráculo y me sale el hexagrama 37 para hablar de la situación inicial y mutará al 9 debido a que muta la segunda línea.



37. CHIA JEN / LA FAMILIA ( El parentesco )

Trigramas:
Superior: Sun Lo Suave, Viento
Inferior: Li Lo Oscilante, Fuego

 El hexagrama representa las leyes que rigen dentro de la familia. La línea más alta representa al padre y la más baja al hijo. La ubicada en quinto lugar, al esposo, y la del segundo, a la esposa. Las otras dos líneas corresponden a un hermano y su mujer. Todas las relaciones y situaciones existentes en una familia tienen su lugar en este hexagrama. Por ejemplo, los trazos fuertes del 5° y del 3° lugar corresponden a dos hermanos, mientras que los trazos débiles del 4° y del 2° lugar representan sus respectivas mujeres. La presencia de un trazo fuerte en 6to. lugar donde podría esperarse un trazo débil designa de manera clara la autoridad que emana del jefe de la familia. Este trazo no entra aquí en tanto que 6to. lugar sino en tanto que trazo superior que engloba a todos los otros. La familia está regida por leyes que rigen la vida de una casa; leyes que, se aplican también al clan, al pueblo y al universo. La influencia que se ejerce desde el interior de una familia hacia el exterior está representada por la imagen del viento que atiza el fuego.

EL JUICIO:

“La familia. La perseverancia de la mujer es ventajosa”.

La familia tiene por fundamentos las relaciones entre el esposo y la esposa. El lazo que mantiene la unidad de la familia es la fidelidad y la perseverancia de la mujer. El lugar de ésta en el interior (2° trazo) y el del hombre está al exterior (5° trazo). El hombre y la mujer se deben conformar con las grandes leyes de la naturaleza ocupando el lugar que les corresponde. La familia necesita tener una autoridad firme, la de los padres. Cuando el padre es verdaderamente padre y el hijo verdaderamente hijo, cuando el hermano mayor ocupa su lugar de hermano mayor y el menor el lugar del menor, el esposo es verdaderamente esposo y la esposa verdaderamente esposa, entonces reina el orden en la familia. Cuando la familia está en orden, todas las relaciones sociales de la humanidad se ordenan. Tres de las cinco relaciones sociales tienen lugar en el interior de la familia: padre e hijo -relación de amor-, entre el marido y la mujer -relación de respeto- y entre el hermano mayor y el menor -relación de orden. El amor que une al padre y al hijo se traduce socialmente por la fidelidad por el deber. La afección y el orden que reinan entre los hermanos son aplicadas a la amistad bajo el aspecto de lealtad y la actitud hacia los superiores bajo la forma de deferencia. La relación respetuosa entre los esposos se traduce como la solidaridad que sirve de cohesión social. La familia es la célula inicial de la sociedad, el terreno donde se sustenta el ejercicio de los deberes morales. La familia es un círculo estrecho donde se encuentran en estado embrionario las bases a partir de las cuales serán creadas todas las relaciones humanas en general.

LA IMAGEN:

“El viento viene con fuerza del fuego. La imagen de la familia. El hombre noble da sustancia a sus palabras y duración a su manera de vivir”.

El calor se transforma en fuerza, tal es el significado del viento que sale del fuego con forma de llama. Es la influencia que actúa del interior hacia el exterior. La misma actitud es necesaria en el gobierno de la familia. Aquí la influencia emana igualmente de la personalidad para ejercerse sobre los otros. Para que tal acción sea posible, es necesario que las palabras tengan fuerza, pero ello es así solamente si ellas se sustentan sobre algo real, como la llama sale de la materia ardiente. Las palabras solo tienen influencia cuando son pertinentes y se relacionan claramente a una situación determinada. Los discursos y las advertencias generalmente no tienen efecto. Además las palabras deben estar sostenidas por el conjunto de la conducta, de la misma manera que el viento actúa de manera eficaz cuando es durable. Solo una actividad firme y consecuente hará una impresión sobre los demás, porque ellos podrán acomodarse y regularse de acuerdo a ella. Si las palabras y las actitudes no son concordantes y consecuentes unas de las otras, ellas no tendrán ninguna influencia ni efecto.

   Esta es la versión de Richard Wilhem. Yo entiendo que España es una gran familia y que cada cual debería ocupar su lugar en ella. Se tiene que establecer una jerarquía bien definida.

Ahora la línea mutable que muestra una modificación de esta situación:

Seis en el segundo lugar significa: “Ella no debe seguir sus caprichos. Debe ocuparse de los alimentos en el interior. La perseverancia trae buena fortuna”.

  La mujer debe ser guiada por la voluntad del dueño de casa, sea el padre, marido o hijo mayor. Su lugar está en el centro de la casa. Allí tiene, sin buscarlos, grandes e importantes deberes. Debe preocuparse de la alimentación de los miembros de la familia y preparar las ofrendas dedicadas a los sacrificios. Así se convierte en el centro de la vida social y religiosa de la familia y su perseverancia trae buena fortuna a todo el hogar. Aplicado a la conducta social en general, este consejo se refiere a no tratar de obtener nada por la fuerza sino limitarse tranquilamente a cumplir con los deberes inmediatos. 

    Aquí creo que la mujer es Catalunya.

    Ahora veamos el hexagrama resultante. El 9. La situación en la que esto desemboca.

9. HSIAO CH’U /EL PODER DOMESTICADOR DE LO PEQUEÑO

Trigramas:
Superior: Sun Lo Suave, Viento 
Inferior: Ch’ien Lo Creativo, Cielo.
Este hexagrama representa la fuerza de lo pequeño –el poder de lo sombrío– en cuanto algo que restringe, domestica, frena. En el 4° lugar, que es el del ministro, hay una línea débil que refrena todas las otras, que son fuertes. La imágen es la del viento que sopla alto en el cielo. Retiene el creciente hálito creador, mueve las nubes, las hace más densas pero no lo suficiente para que se transformen en lluvia. El hexagrama representa una constelación donde un elemento fuerte es por un cierto tiempo refrenado por un elemento débil. Sólo a través de la suavidad y de la gentileza que tal situación puede ser acompañada por el éxito.

EL JUICIO:

“El influyente poder domesticador de lo pequeño tiene éxito. Nubes densas, pero nada de lluvia para nuestra región del oeste.”

La situación es comparada con la de la China en los tiempos del rey Wen, que era originario del Oeste, pero que se encontraba en esos momentos en el Este, en la corte del gran soberano, el tirano Tcheu Sin. La hora de una acción en gran escala todavía no había llegado y Wen solo podía refrenar hasta cierto punto al tirano con sugestiones impregnadas de bondad. De allí la imagen de nubes abundantes que se levantan prometiendo a la tierra humedad y bendición, pero que por el momento todavía no hacen llover.
La situación no es desfavorable y se puede prever el éxito futuro aunque haya todavía obstáculos que superar. Se pueden comenzar los trabajos de aproximación y empezar a tomar medidas preventivas. Pero solamente se podrá actuar utilizando modestos medios de persuasión amistosa y sugestiones llenas de bondad. Todavía no ha llegado la hora de emplear medidas enérgicas y arrolladoras. Sin embargo, es posible ejercer una influencia moderadora y suavizante en un radio limitado. Para sacar adelante nuestros propósitos necesitamos tener una firme determinación interior y adaptar nuestra acción exterior a una conducta suave y a mantener relaciones gentiles.

LA IMAGEN:

“El viento ejerce su empuje alto en el cielo. La imagen del poder domesticador de lo pequeño. El hombre noble refina el aspecto visible de su naturaleza”. El viento puede empujar a las nubes en conjunto por el cielo, pero no siendo más que aire, no puede producir efectos grandes y duraderos. Así, en la época donde no es posible ejercer una acción poderosa, a uno no le queda más que refinar la expresión de su naturaleza efectuando cosas pequeñas y cumpliendo solo con detalles.

Conclusiones

    El I Ching refleja lo que sucede entre Catalunya y el resto de España como una cuestión familiar. Señala que los españoles no debemos dejarnos llevar por las apariencias. Debemos conducirnos con sinceridad, coherencia y cariño. Estas deben ser las normas. Sin embargo, necesitamos unas reglas muy claras, debe establecerse una jerarquía, en la que cada cual sepa cual es su sitio dentro de la familia española. Para eso hace falta disciplina.

   La línea mutable señala que en casa -España-  tenemos bastantes responsabilidades que asumir. No debemos enredarnos con aventuras externas.

   Si Catalunya aplica el poder que tiene de forma adecuad -el poder domesticador de lo pequeño-, le ira mucho mejor. Podrá conseguir muchas cosas. Sin embargo, la clave es que sea leal.     

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena