Ir al contenido principal

Hoy tenemos un sextil exacto entre Mercurio y Plutón.

   Se trata de un buen aspecto, es especialmente positivo debido a que Plutón ahora es dispositor de Mercurio y por tanto este último se encuentra "bien recibido". El intelecto se vuelve ahora inquisitivo, astuto y profundo y esto favorece las transformaciones en nuestro sistema sociopolítico que Plutón requiere en Capricornio.




  Mercurio está vinculado con el pensamiento y la comunicación, y Plutón, el señor del submundo, insta a Mercurio a que profundice más en la naturaleza de la realidad, a que explore el lado oculto y oscuro de la vida y descubra secretos y se adentre en misterios. Plutón transforma todo lo que toca, y durante este tránsito es posible que alguien a quien conocemos o algo que hayamos leído o estudiado revolucione nuestras creencias y nuestra manera habitual de pensar y enfocar la vida.

  Sentimos la necesidad de sondear lo que está oculto en nuestro interior y ahondar en el inconsciente a fin de traer a la conciencia lo que encontremos allí abajo.  Este tránsito estará vigente durante esta semana y será un periodo durante el cual la psicoterapia, la meditación y el estudio filosófico pueden servir para abrirnos mentalmente de una manera que antes no parecía posible. Por supuesto, es posible que aquello que encontremos «allí abajo» sea desagradable y nos asuste o deprima, pero si nos enfrentamos con esas imágenes subterráneas y las reconocemos y aceptamos como parte nuestra, estaremos capacitados para trabajar con la energía contenida en estas compulsiones. Si las afrontamos con paciencia y confianza, pronto se hará sentir la nueva energía y podremos establecer contacto con talentos y recursos que todavía no habíamos desarrollado. Quizá descubramos que tenemos dotes para las lenguas, una determinada capacidad intelectual o una facilidad para la comunicación por escrito.

   Este tránsito que apenas durará esta semana nos afectará a todos, pero de una manera más intensa o específica en las siguientes personas:

1. Las que tengan como planeta dominante a Mercurio y/o Plutón.
2. Las que tengan en su carta algún aspecto entre Mercurio y Plutón.
3. Las que tengan el Sol, la Luna o el Ascendente en Géminis, Virgo o Escorpio.

Comentarios