Ir al contenido principal

Hoy Marte entra en Capricornio.

   Marte hoy entra en el signo de Capricornio y permanecerá en este signo hasta el nueve de noviembre.  Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material. La energía de Marte está exaltada porque está controlada por una disciplina espartana y es muy efectiva.





  Con Marte en Capricornio, la ambición marca nuestra vida, pero no nos dejamos llevar por los impulsos o por un deseo incontrolado de llegar a la meta cuanto antes. Somos trabajadores incansables y disciplinados y nos sentimos empujados a arreglar lo que sea necesario para lograr éxitos y planeamos nuestros pasos con cautela, cálculo y paciencia. Manipulamos todas las situaciones, ya que sentimos una necesidad interior de orden y organización, además de responsabilidad. Nuestra forma de ser es competente, persistente y fría, y si encontramos algún obstáculo en nuestro camino, lo apartamos discretamente, sin armar un lío.  

   Esta es una excelente posición para Marte, se encuentra en exaltación. La naturaleza de Capricornio ayuda a que este violento planeta dé lo mejor de sí, canalizando y disciplinando su gran energía para así alcanzar las más altas metas en el ámbito mundano, científico, y espiritual. En esta posición se fortalece la voluntad, potenciando la tenacidad y la constancia proyectadas hacia un objetivo concreto. Al mismo tiempo se atenúan o inhiben la agresividad, la impaciencia y la violencia ciega. Las fuerzas se administran sabiamente y el carácter se vuelve firme, sólido y extremadamente duro, pero al mismo tiempo constructivo, apto para afrontar con calma y entereza las situaciones más difíciles y durante mucho tiempo. Nos volvemos ambiciosos y muy trabajadores, y nos sentimos atraídos por las mayores empresas. Somos aptos para afrontar grandes responsabilidades, estamos dotados de capacidad ejecutiva y de organización, tenemos un carácter muy disciplinado y somos cumplidores de las órdenes al pie de la letra, y esperamos lo mismo de los demás, sobre todo de nuestros subordinados. Esta posición suele dar naturalezas espartanas, concienciadas de que el deber es lo primero. 

   Esta aspecto nos influirá a todos de forma general, pero más directamente a las personas que tengan a Marte como Planeta Dominante o que tengan el Sol, la Luna o el Ascendente en Aries o Escorpio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …

Los Planetas Retrógrados.

En ocasiones los Planetas aparentan ir hacia atrás en la ecliptica como se puede apreciar en este video:



   Los planetas retrógrados desde una perspectiva astropsicológica representan funciones de la personalidad que operan de una manera interna, indirecta, subconsciente y demorada. Por lo general indican energías que no alentamos para que se expresaran externamente cuando éramos jóvenes y que, como resultado de esto, debemos desarrollar nosotros solos, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo. Las personas tienen, en su mayoría, dos o tres planetas retrógrados; cero, uno o cuatro retrógrados es algo insólito pero no extraordinario. Las personas que no tienen retrógrados desarrollan la mayor parte de sus habilidades importantes en la vida a temprana edad y raras veces necesitan explorar su propio proceso psicológico. Las personas con cuatro o más planetas retrógrados suelen estar mal dispuestas hacia la sociedad y luchan más que la mayoría para encontrar su "hue…