sábado, 26 de octubre de 2013

Equilibrar las influencias planetarias de los tránsitos.

  Claro-oscuro, caliente-frío, activo-pasivo, yin-yang, bien-mal: éstos son ejemplos del emparejamiento fundamental de opuestos que puede dividirse toda experiencia. En el pensamiento hindú, el término sánscrito Dvanda hace referencia a la realidad dualista e incluye la noción de que el universo mismo nace por medio de esta división. Estas ideas también influyeron en la mente de Carl Jung, el cual dijo en Memorias, sueños, Reflexiones

"Del mismo modo que toda energía procede de una oposición, también la psique posee su polaridad interna, siendo éste un prerrequisito indispensable para que tenga vida... El que un ego sea posible sea posible puede surgir del hecho de que todos los opuestos aspiran a alcanzar un estado de equilibrio".

   En cuanto a la importancia de esto, Jung simplemente declara:
"Nada favorece tanto el crecimiento de la consciencia como esta confrontación interior de los opuestos"
    Aunque sus fuentes y sus métodos podrían ser bastante distintos, tanto Jung como diversas disciplinas espirituales orientales tienen el propósito de resolver las tensiones entre los opuestos y fomentar una unidad equilibrada de la consciencia.

  Los astrólogos sabemos que una de las principales fuentes de desequilibrio es la infinita permutación de los planetas de la carta astral. Como respuesta a ello, podemos sentirnos descontrolados, abrumados y perdidos en cuanto a cómo enfrentarnos a la inestabilidad que éstos producen. Dado que nuestras cuadraturas y oposiciones (y algunas conjunciones) simbolizan aquello que todavía no hemos dominado e integrado, son los aspectos que provocarán el mayor desequilibrio cuando sean estimulados por los tránsitos. Para la persona promedio, los desencadenantes psíquicos más perceptibles son las cuadraturas, las oposiciones y las conjunciones de Marte, Saturno y Júpiter. Los más profundos y duraderos son los contactos que realizan los tránsitos de Urano, Neptuno y Plutón.

    En el blog voy a explicar en próximos artículos, la manera en que mis lectores se pueden ayudar, o la manera en que pueden ayudar a un familiar, amigo o cliente, a pasar los periodos de aprendizaje difíciles que se derivan de  estos  tránsitos. Muchos de los métodos que explicaré, aplican la lógica de los principios derivados del propio simbolismo astrológico; otros se inspiran en el Kriya Yoga, que incluye conceptos astrológicos en su formulación.

    Mis lectores se preguntarán...¿qué es el Kriya Yoga y como se puede aplicar a la astrología?... El Kriya Yoga es una disciplina muy compleja y difícil de explicar en un breve artículo de un blog. No obstante se puede decir quees un sistema de entrenamiento espiritual que se procede del año 2000 aC. El yoga "clásico", englobado en los Sutras del Yoga de Patanjali, es la forma más común, aunque desde el año 1000 aC. se conocen al menos ocho tipos distintos. En un sentido estricto, el Kriya Yoga es un sistema de técnicas de respiración que permiten que "el Aliento se aquiete y, por ende, disuelva la mente, el intelecto y el ego conla finalidad de alcanzar el estado sin ego de la Conciencia pura". Desde un punto de vista más amplio, el Kriya Yoga es un camino espiritual que puede incluir enseñanzas filosóficas y prácticas yoguicas adicionales. Paramahansa Yogananda fue quien trajo esta ciencia antigua a Occidente aprendida de su maestro y proviene de un antiguo linaje.

Paramahansa Yogananda

     Según Yogananda: "El Kriya Yoga dirige mentalmente la energía vital para que gire, hacia arriba y hacia abajo, alrededor de los seis centros dorsales... que se corresponden con los signos astrales del zodíaco, El Hombre cósmico simbólico". Y, además: "El sistema astral dels er humano, con seis (doce por polaridad) constelaciones interiores girando alrededor del Sol omnisciente ojo espiritual que está interrelacionado con el Sol físico y con los doce signos del zodíaco".  Estos centros de la columna vertebral son los chakras, literalmente "rueda" en sánscrito, concebidos como vórtices de enrgía o campos de fuerza compuestos de distintas frecuencias de onda, velocidades vibratorias o colores, los cuales, cuando son estimulados, producen diversos estados de consciencia.

   El Kriya Yoga identifica a los chakras con las energías zodiacales y planetarias: el patrón de su disposición se corresponde con la carta natal, y se ve que son afectados por las direcciones, atacires, progresiones y tránsitos. En el gráfico que pongo a continuación estan ordenados desde la base de la columna, el chakra de Capricornio Saturno hasta los centros de la Luna y el Sol en la cabeza. Aunque no se han introducido en este gráfico los tres planetas exteriores Urano, Neptuno y Plutón, se ubican a la misma altura que sus signos Acuario, Piscis y Escorpio y al lado de los planetas que tradicionalmente los rigen. Esto es, ciertamente una revisión del sistema antiguo. Los signos zodiacales corresponden a esta ubicación al aparecer en orden alrededor de la columna. Tendremos que tener este modelo en mente a la hora de considerar ciertas técnicas yóguicas.



    Teniendo en cuenta las técnicas que se emplean en el Kriya Yoga, hay tres métodos básicos que podemos utilizar para equilibrar las influencias astrológicas cuando éstas se manifiestan en los chakras.

1. Podemos intentar contrarrestarlas procurando activar las energías de un chakra superior (o, si no, apropiado), directamente o mediante el uso de un ritual, contrarrestando así los efectos de la actividad de los chakras inferiores.

2. Podemos elegir experimentar las influencias. Esto puede hacerse de una forma mayormente consciente (identificándonos con un chakra superior y desde esta perspectiva, aceptando el problema como parte de la vida(, o la experiencia puede entrar en la mente inconsciente, intensificando las energías del chakra y produciendo una liberación emocional.

3. Podemos decidir transmutar el problema utilizando técnicas espirituales para provocar un cambio fundamental, activando todo el sistema de chakras en una solución holística.

      Dado que los tránsitos de los planetas exteriores son especialmente difíciles y duran mucho tiempo, más adelante en el blog explicaré una serie de técnicas para equilibrarlos. Los procedimientos de compensación serán los más accesibles.  Las técnicas de transmutación son, en cierto modo las más interesantes, aunque son muy complicadas, las tocaré por encima, pues no son apropiadas ponerlas en un blog que está destinado al gran público. Espero que estos artículos os resulten útiles.

      

2 comentarios:

  1. Pues se agradecerá, al menos yo, porque tengo a Plutón en tránsito en conjunción a mi Luna natal en Capricornio y a la vez tengo a Urano en tránsito opuesto a mi Sol natal en Libra y en cuadratura a mi Luna natal. Es decir, la cuadratura mundial entre Urano y Plutón esta dejándose notar mucho o muchísimo sobre mi cuadratura natal entre el Sol y la Luna.
    La verdad es que estoy sufriendo unos tránsitos extremadamente complejos. Sobre todo la conjunción de Plutón a mi Luna natal.

    Aparte

    Debido a mis estudios, me he leído y estudiado gran parte de la ingente obra de Carl Gustav Jung y en algunos temas me parece excepcional.
    1 Recuerdos, sueños, pensamientos.
    2 Símbolos de transformación.
    3 Las relaciones entre el yo y el inconsciente.
    4 Arquetipos e inconsciente colectivo.
    Son muchas las obras de Jung, pero destacaría estas cuatro y recomiendo leer su obra.
    Y un pequeño inciso: Mi otro autor preferido es Fiódor Dostoyevski aunque los temas de sus novelas poco tienen que ver con los que trata Jung.
    Saludos del chico con el Ascendente a 22 grados de Acuario con Neptuno dominante.
    Suerte Segundo ! Que vaya muy bien.

    ResponderEliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena