Ir al contenido principal

Visión budista de la Luna en la casa 11.

   La Luna en la casa once estimula la conciencia social. La sensibilidad emocional del individuo está alerta con respecto al entorno que lo rodea. Un individuo espiritual siente compasión hacia el mundo. Hasta qué punto pueda expresar esa compasión dependerá de otros factores de influencia. Ejemplo de ellos sería una filosofía que promueva tanto las labores compasivas como una personalidad confiable. si alguien no tiene confianza en sí mismo, tratará de evitar cualquier contacto y será hipersensible a lo que suceda alrededor. La sensibilidad de la Luna se extiende hacia la Tierra. Un budista puede usar meditaciones como la concentración en un sólo punto, y El amor, para contrarrestar los efectos negativos de esta sensibilidad. La concentración calma la mente y promueve la confianza en uno mismo, mientras que El amor supera el miedo y la complacencia.

   Las personas con esta ubicación lunar prefieren trabajar en áreas sociales y en organizaciones humanitarias, pues el ideal del trabajo compasivo les resulta atractivo.


Comentarios