Ir al contenido principal

Visión budista del Sol en la casa 12.

    El Sol en la casa doce denota tendencia a la reclusión. El individuo puede ser reservado y silencioso, y entre más activa es la persona, más tiempo necesita para ella misma. De ahí la lucha constante entre las exigencias de los demás y la disponibilidad de tiempo personal, en individuos que mantienen una actitud desequilibrada.

     La sensatez elimina esta contradicción en personas más centradas, que reservan tiempo para sus necesidades personales y no se tensan ni siente que les falta tiempo en los momentos de máxima presión. Un individuo espiritual puede considerar la práctica regular de la meditación de La quietud, que armoniza las necesidades interiores con las demandas exteriores. Además, tanto la meditación como otras actividades de esparcimiento proporcionan la alilmentación interior que tanto busca.



Comentarios