miércoles, 14 de agosto de 2013

Visión budista del Sol en la casa 10.

    El Sol en la casa décima genera sentimientos de identificación con los objetivos. La ambición, ya sea personal o en relación con la profesión, es una característica común entre los individuos con esta disposición astrológica. La persona que sea torpe se volverá bastante egocéntrica y buscará el reconocimiento en todo lo que haga, al grado de que sus propias expectativas lleguen a producirle una ansiedad innecesaria.

   Si en cambio, el individuo es listo, elegirá metas a su alcance. El sentido de logro que se genera al alcanzar una meta eleva la autoestima. Y cuando el individuo muestra además una actitud compasiva es capaz de inspirar a otras personas. El idealismo personal puede ser un asunto central en este caso. Con frecuencia la persona se ve como una figura clave cuando lucha por alcanzar su objetivoi. Quizá sea conveniente que comprenda que el éxito es interdependiente con los demás. Aún cuando sea uno quien genere una gran idea, se necesita que otras personas la comprendasn y la acepten para que tenga buen término. Una actitud humilde es una condición indispensable cuando se tiene el Sol en la décima casa. No hay éxito sin el apoyo de los demás. Si se entiende esto se moderan el orgullo y la arrogancia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena