Ir al contenido principal

El Regente de la Casa X en las Doce Casas.

Adaptación libre de enseñanzas de Julevno:

El Regente de la casa X en la casa I: Anuncia honor y prosperidad.

El Regente de la casa X en la casa II: Anuncia riquezas adquiridas en el ejercicio de la profesión o en los cargos ocupados por el sujeto.

El Regente de la casa X en la casa III: Honor, estima y consideración en la familia y en las relaciones; cargos municipales y legislativos.

El Regente de la casa X en la casa IV: Considerables herencias pertenecientes a bienes raíces; patrimonio aumentado mediante una sabia explotación.

El Regente de la casa X en la casa V: Hijos que triunfarán en la vida; riqueza adquirida con afortunadas especulaciones o bien con la dirección de establecimientos públicos, tales como cafés, restaurantes, salas de concierto, teatros.

El Regente de la casa X en la casa VI: Situación indiferente en cuanto a fortuna; salud comprometida por las fatigas sufridas por el sujeto para forjarse una situación. O bien, si el horóscopo lo comporta, fama adquirida por el sujeto en el ejercicio de la medicina. Buena fortuna en el trabajo.

El Regente de la casa X en la casa VII: Alta posición social o comercial de la pareja o a los negocios. El matrimonio hace que mejore su posición social.

El Regente de la casa X en la casa VIII: Fortuna obtenida mediante legados, herencias, matrimonio, negocio funerario y, con frecuencia, muerte violenta.

El Regente de la casa X en la casa IX: Posición honorable por los viajes, el saber, los inventos, o por algo relativo a la religión o la política. Posibilidad de triunfar en el extranjero.

El Regente de la casa X en la casa X: Dignidades, honores, reputación.

El Regente de la casa X en la casa XI: Nobles y poderosas amistades que ayudan a la posición social del sujeto.

El Regente de la casa X en la casa XII: Descrédito, ruina, encarcelamiento.




Comentarios