Ir al contenido principal

Sobre Direcciones y Atacires del Sol.

  Cuando el Sol llega por Direcciones Primarias o Direcciones Armónicas Uniformes, también llamadas atacires, a realizar aspectos positivos con su posición natal  y se encuentra en sextil, trígono, paralelo, semisextil, quintil o biquintil a la misma, significa buena prosperidad, suerte, éxito, triunfo, según los significados de la casa en que produce la configuración. Los malos aspectos como la cuadratura, sesquicuadratura, semicuadratura, oposición, quincucio y contraparalelo presagian descrédito, dificultades, pérdidas de dinero, enfermedades e incluso la muerte, dependiendo de la casas implicadas.




    El Sol dirigido en buenos aspectos con la Luna, si la Luna fuerte y está dignificada en la carta natal, este atacir o dirección puede proporcionar al sujeto: favores protecciones, triunfo de sus proyectos. En un horósocpo masculino produce con frecuencia el matrimonio; y en la carta de una mujer, aunque haya buenos aspectos produce indisposiciones, fiebres y otras, fiebres u otras afecciones, sobre todo si la Luna ocupa la casa VI.

   La conjunción del Sol con la Luna es poco propicia para la salud, causa afecciones de los ojos, migrañas, neuralgias de la cara.

   Por lo demás los buenos aspectos en general del Sol con la Luna o la Luna con el Sol presagian buena fortuna, favores, éxito en los negocios, viajes beneficiosos, matrimonio para unio y otro sexo, especialmente cuando el Sol y la Luna estan elevados o bien situados en la carta natal.

     Los malos aspectos del Sol con la Luna: Producen mal tiempo para las operaciones financieras y comerciales, pérdida de dinero, descrédito; tensas relaciones con los superiores; muerte de los hijos y de los padres.

    Si la Luna en la carta natal está vinculada con la casa VI, XII y VIII y está mal situada y mal aspectada con un planeta maléfico, estas direcciones son malas para la salud.

    El Sol en buen aspecto con Mercurio trae un periodo favorable a los estudios, las letras, las bellas artes, las especulaciones, los viajes. Sin embargo si el Sol o Mercurio está mal situados en la carta natal aun con buenos aspectos se pueden producir enfermedades propias del signo que ocupe Mercurio.

   El Sol en los malos aspectos con Mercurio trae fracasos, viajes dispendiosos e inútiles, asuntos comerciales o financieros poco favorables, mala salud. Hay que observar la naturaleza del signo en que se encuentra Mercurio.

   El Sol en buen aspecto Venus trae vida próspera y feliz, éxito en las empresas; amores y matrimonio, nacimiento de una hija se si se tiene pareja; estas Direcciones son favorables para aquellas personas que ejerzan profesiones relacionadas con Venus -la moda, el arte, relaciones públicas, etc.-

    El Sol en malos aspectos con Venus presagia una salud delicada; enfermedad propia del signo que ocupe Venus, contrariedades; pendencias, problemas, descréditos causados por mujeres, desengaños; matrimonios fracasados en la carta de una mujer.

    El Sol en buenos aspectos con Marte trae una salud favorable, beneficios propios de la casa en que Marte se encuentre; en un horóscopo femenino, puede ser matrimonio. Si Marte está dignificado en la carta natal y tiene algun dominio sobre la casa X será favorable a las personas, al poder, a los jefes del ejército y de la marina, a los médicos, químicos y otras profesiones regidas por este planeta.

   El Sol en los malos aspectos con Marte puede traer fiebres, enfermedades agudas, accidentes violentos y, con frecuencia, la muerte, si Marte está vinculado con las casas IV, VI, VIII o XII en la carta natal; también puede traer inflmación de los órganos representados por el signo que ocupa Marte; operaciones quirúrgicas, heridas producidas con armas o con fuego.  Si Marte se encuentra situado en la casa II, puede traer la bancarrota.

   El Sol en los buenos aspectos con Júpiter, son unas direcciones muy propicias para la fortuna, la posición, los honores, las protecciones y también para el matrimonio, sobre todo en la carta de una mujer.

   El Sol en los malos aspectos con Júpiter señala un periodo desfavorable a las finanzas, para los negocios, las especulaciones, el crédito, la posición y los procesos. Si Júpiter o el Sol están situados en la casa VI de la carta natal o tienen alguna relación con el Ascendente: salud débil, afecciones de la sangre, del hígado y del estómago, inflmación, posible fiebre o pleuresía. Hay que prestar atención en estos juicios a los dominios de los planetas en las casas de la carta natal.

   El Sol en los buenos aspectos con Saturno trae éxito, prosperidad, adquisición de propiedades, ganancias por procesos, herencias y donaciones, beneficios por explotación de minas de todas clases y por medio de la agricultura.

   El Sol en los malos aspectos con Saturno, si el Sol rige la casa VI, la VIII, o la XII en la carta natal y está mal situado en la misma, puede traer enfermedad grave o por lo menos mala saud, afección cardíaca, del pulmón y del estómago, o de cualquier otra parte del cuerpo designada por el signo en que se encuentre Saturno en la carta natal; recaída de enfermedades crónicas, peligro de muerte por accidente si estás configuraciones se producen en signos fijos o cardinales; en los signos de agua: reumatismo o muerte por agua o líquidos en el caso de que el Sol esté muy mal situado en la carta en una casa como la VI, la VIII o la XII.

    El Sol en los buenos aspectos con Urano trae beneficios inesperados, ganancias imprevistas, exito por invenciones, por trabajos sobre arte y ciencias, popularidad, sobre todo si Urano se encuentra situado en el nacimiento en las casas IX o XII, en sextil al Medio Cielo. Si Urano está dignificado: empleos civiles, o cargos municipales o parlamentarios o viajes favorables.

   El Sol en los malos aspectos con Urano presagia: accidentes, fracasos, pérdida de dinero, período desafortunado para las empresas, muerte de parientes lejanos o amigos. Si Urano es anareta por encontrarse mal situado en la casa VIII o XII en la carta natal, trae muerte súbita por accidente extraordinario, como una explosión o derrumbamiento de un edificio; suicidio o ruina, segúna la casa que ocupe Urano  la casa que gobierne; también puede significar ruptura matrimonial si en la carta gobierna o influye en la casa VII o problemas familiares si gobierna o influye en la casa IV de la carta natal.

   El Sol en los buenos aspectos con Neptuno presagia invariablemente progreso en la posición, aumento de ganancia en los negocios, cambio de fortuna, nueva orientación.

    El Sol en los malos aspectos con Neptuno causa indisposición, ansiedad, inquietudes, problemas financieros, malas especulaciones.

    El Sol en los buenos aspectos con Plutón trae determinación, fuerza, poder, posible riqueza.

    El Sol en los malos aspectos con Plutón puede traer peligro para la vida si Plutón es anareta, es decir si está en la carta natal en la casa VIII o XII y está mal situado y mal aspectado con maléficos. También puede traer la ruina financiera. Crisis personales y divorcio en el caso de una carta femenina.

   El Sol dirigido al a Parte de la Fortuna: Los buenos aspectos dan beneficios, ganancias, ventajas con un poco de prodigalidad; relacionándose todo con la designación de la Casa del Tema ocupada por el Sol. Los malos aspectos son desfavorables y traen pérdidas, penas y vejaciones.

   El Sol dirigido a los Nodos de la Luna: El Nodo Norte procura, en esta dirección estima, honores, ganancias, progreso, triunfo, según la naturaleza de la casa en la que se encuentre. Del mismo modo el Nodo Sur trae pérdidas de dinero, enfermedades, dolencias oculares, reumatismos, problemas relativos a la posición, la fortuna y los amigos.

Nota: Acordaros que una persona puede tener siempre aspectos positivos y negativos al mismo tiempo. Una cosa se le arregla por un lado y otra se le estropea por otro. Es importante siempre en caso de aspectos negativos fijarse en los positivos para ver el tipo de cosas que nos pueden apoyar.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …

Los Planetas Retrógrados.

En ocasiones los Planetas aparentan ir hacia atrás en la ecliptica como se puede apreciar en este video:



   Los planetas retrógrados desde una perspectiva astropsicológica representan funciones de la personalidad que operan de una manera interna, indirecta, subconsciente y demorada. Por lo general indican energías que no alentamos para que se expresaran externamente cuando éramos jóvenes y que, como resultado de esto, debemos desarrollar nosotros solos, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo. Las personas tienen, en su mayoría, dos o tres planetas retrógrados; cero, uno o cuatro retrógrados es algo insólito pero no extraordinario. Las personas que no tienen retrógrados desarrollan la mayor parte de sus habilidades importantes en la vida a temprana edad y raras veces necesitan explorar su propio proceso psicológico. Las personas con cuatro o más planetas retrógrados suelen estar mal dispuestas hacia la sociedad y luchan más que la mayoría para encontrar su "hue…