Ir al contenido principal

Neptuno en Géminis

  Neptuno transitó por Géminis entre 1989 y 1902, un período en el que se produjeron grandes avances tecnológicos. En efecto, aparecen entonces numerosos inventos, y los más importantes son los relacionados con los viajes -automóvil, submarino, aeroplano- o las comunicaciones -cine, telégrafo, radio). Las generaciones nacidas bajo este tránsito gozan de un mayor desarrollo creativo o intuitivo de la mente, aunque también existe el peligro de que sus ideas y puntos de vista puedan ser algo difusos y desordenados. A la inteligencia racional de estas personas se une una poderosa imaginación, inspiración e intuición. Hay en ellos una tendencia a dejarse llevar por presentimientos, que en algunos casos pueden ser acertados y producir al genio, pero en la mayoría de las ocasiones la mente tiende más bien a ser un poco caótica o confusa, especialmente para los asuntos prácticos y cotidianos. Neptuno desvirtua la mente racional y tiende a distorsionar la percepción de la realidad. Los nativos son muy soñadores y creativos, pero su mente es más nebulosa y menos racional, por lo que tienen dificultad para concentrarse yo organizarse. Muchas de estas personas pueden tener dotes más o menos latentes de médiums o de clarividencia, aunque tambijén tienen muchas posibilidades de creer que sus sueños y fantasías son revelaciones de Dios, o de cualquier otra entidad. Si Neptuno es dominante en la carta natal y está mal aspectado existe el peligro de sufrir accidentes en los viajes o correr riesgo de escándalos o de ser calumniado.


Comentarios