Ir al contenido principal

Ceres en la casa V

    Ceres confiere aquí facilidades para el trato con los niños y gusto por las diversiones al aire libre.

    Algunos casos observados confirman la disposición para atender, cuidar y sanar enfermos.

    Las actividades creativas que esta posición puede propiciar, tenderán a orientarse a la eficacia didáctica. Ceres suele ser más artesana que artista.

    Esta puede ser una posición indicadora de fertilidad.

    Ceres en esta posición nos impulsa a dar a conocer nuestro trabajo, a que nuestras elaboraciones trasciendan más allá de nosotros. Es por eso que la persona con esta posición suele imponer fuertemente sus creencias a sus hijos, aunque en el fondo, el trabajo de elaboración de Ceres en esta posición se refiere a elaborar la transmisión, nuestra capacidad para educar. Ceres nos dice que educar no es imponer nuestras creencias sino realizar un trabajo de síntesis entre las creencias del otro y las nuestras, que implique ir más allá de lo que cada uno cree de las cosas, y que a la vez incluya la creencia individual.

  Esta posición impulsa a querer distribuir nuestra manera de ser y de considerar, como medio para afirmarnos a nosotros mismos. De ahí que es una posición que en algún punto va a implicar aislamiento, ya que muchas crisis tendrán que ver con el alejamiento de los demás debido a nuestra tozudez.

Independizarse de los demás para afirmar nuestras elaboraciones es el desafío de Ceres en esta casa.

Un ejemplo de Ceres en la casa V lo podemos encontrar en la carta natal del pintor Vincent Van Gogh.


Comentarios