Ir al contenido principal

Tarot Legacy. La Suma Sacerdotisa.


     La enorme vitalidad, amor por  la acción y animación del Mago encuentran la reciprocidad necesaria en la Suma Sacerdotisa. Así como nuestros latidos cambian con el movimiento o el reposo, de igual modo el amor por la actividad que siente el Mago puede sacrificar el derecho a existir o a discrepar si no se deja sitio a esta fase de la Suma Sacerdotisa. Representa nuestra necesidad de abstracción completa: una mirada introspectiva que no se basa en la lógica.

    La Suma Sacerdotisa se retira del mundo exterior, es dócil y pasiva, receptiva, meditativa. No desarrolla ninguna actividad ni muestra animación. Pero sí ejerce un misterioso poder de atracción. Percibimos en ella las profundidades de nuestra alma, pero sin que seamos capaces de expresar con palabras lo que sentimos. También apreciamos en ella una combinación destacable de ser uno mismo y de total quietud, sin querer implicarse. Parece no tener voluntad, y sin embargo posee una voluntad; parece sin vida, y no obstante está plenamente dedicada a la vida.

     Pero la vida de la Suma Sacerdotisa existe en las profundidades, en nuestro inconsciente. Esta energía es la que nos pone en contacto con un conocimiento más profundo, intuitivo y a veces paranormal. Para la propia Suma Sacerdotisa, todo esto generalmente es un componente natural de su existencia: desde su punto de vista, lo paranormal no es nada especial. Representa un reposo profundo, una gran calma, como la que se puede experimentar en la oración sincera o en la meditación. Gracias a esta serenidad mental, podemos obtener una nueva perspectiva de nosotros mismos, de nuestra vida y de los problemas a los que nos enfrentamos, y podemos encontrar soluciones, no en forma de respuestas rutinarias y seguras (no es así como trabaja la Suma Sacerdotisa), sino en forma de una visión renovada, más intuitiva, de las cosas.

  También nos rendimos a lo que se presenta en nuestro camino. En cuestiones sociales, no parecemos ser tan útiles en la fase de la Suma Sacerdotisa. Parecemos estar quietos, da la impresión de que carecemos de deseos impulsivos, que dudamos de algo o no estamos dispuesto a hacerlo. No obstante, debajo de todo esto reside la gran fuerza de la Suma Sacerdotisa: diversos dones y talentos maduran en su quietud, y saldrán a la superficie en otro estadio (con otra carta de los Arcanos Mayores).

   Se está produciendo un gran crecimiento y desarrollo, la mayor parte del cual pasa inadvertido. A menudo, nosotros mismos no somos conscientes de él. Mucha gente que ha obtenido esta carta se ha quejado de fatiga y dicen que solo les apetece dormir. Es una forma de expresarse, pero su cansancio no surges de problemas físicos o de alguna enfermedad sino de una "reorganizacióin" de la energía psíquica del inconsciente, que le permitirá enfrentar mejor el futuro. Si no permitimos esta fase interior, en un momento posterior descubriremos la falta de poderío y motivación justo cuando más los necesitemos.

   Por consiguiente, la Suma Sacerdotisa es una carta yin-femenina muy importante, lo cual, aunque resulte triste decirlo, indica un proceso que se deja de lado con demasiada frecuencia en una cultura o sociedad orientada hacia el apresuramiento y lios logors. Cuando los niños sacan esta carta, compruebas en muchos casos que atraviesan por un periodo en el que tienen gran necesidad de estar solos (dentro del marco de su personalidad como un todo, por supuesto). Tienen muchas fantasías y sueñan despiertos, y el trabajo escolar pasa a ocupar un segundo lugar en su mundo interior. Los adultos que sacan esta carta siempre necesitan aminorar el ritmo, o disfrutar de más tiempo libre fuera del trabajo.

    Cuando entres claramente en tu mundo interior y te retires un poco de los quehaceres cotidianos (que te parecerán menos importantes en la fase de la Sumo Sacerdotisa), serás capaz de experimentar la sensación de felicidad que pertenece a este cultivo de la calma. Te "embriagas" de ella.

    Pero si el efecto es negativo, puedes acabar retirándote completamente de la vida cotidiana, suspender tus actividades, recluirte en una torre de marfil, o aislarte de alguna manera. Quienes te rodean dejan de entenderte, y tú cada vez te entiendes menos a ti mismo. Las sensaciones e imágenes que te llegan ya no son resultado de una unión profunda con el pulso de la vida, sino que emergen de una experiencia extremadamente subjetiva que poco tiene que ver con la realidad.

   En tanto que la Suma Sacerdotisa en su sentido positivo, con su proximidad al flujo de la vida, puede aprovechar lo irracional y lo emocional como instrumentos para sintonizar con personas y situaciones, en su fase negativa emplea su energía para controlar a otros a través de las emociones. Ella misma deja de hacer cualquier trabajo, pero obliga a los demás a hacerlo para ella, y se aprovecha de su energía.

   En el peor de los casos, es un parásito emocional que manipula a la gente mientras ella misma permanece impasible, o bien es un individuo casi histérico y emocionalmente desequilibrado quien, a la primera de cambio, crea discordia en su entorno. Las profundidades misteriosas e insondables de la Suma Sacerdotisa en este caso una maliga fascinación mágica producida por su talante caprichoso y búsqueda de simpatía. Lo anterior es aplicable tanto a hombres como a mujeres.

   En sí misma, de todos modos, la Suma Sacerdotisa tiende a liberar nuestra rica vida interior, nuestros dones y talentos ocultos, y el conocimiento que fluye de nuestra fuente divina. Mediante la interiorización nos enseña a aprovechar su rica f uente sin ahogarnos en ella. Cuando salga esta carta, intenta relajarte en este campo por una vez; procura despreocuparte y dedicarte a cosas que pertenezcan a la riqueza del inconsciente.

    No obstante, no hay necesidad de permanecer pasivo, ya que cada impulso puede propiciar que algo pase, incluso en un refrigerador. Interésate por las expresiones del inconsciente, da un paseo por la naturaleza, dibuja o trabaja con símbolos. No importa lo que hagas con tal de que te mantengas sereno interiormente y no tengas conexión con el mundo de las prisas, las carreras y los logros.

Resumen del Significado de la Suma Sacerdotisa

Palabra Clave: INTUICIÓN

La Suma Sacerdotisa representa las fuerzas intermediarias, intuitivas y simboliza un tacto y una intuición extraordinarios. Se caracteriza por confiar en su voz interior y por estar dispuesta a recibir impulsos externos y dejarse guíar. Pero, sobre todo, representa el saber "dejar que sucedan las cosas", es decir la tolerancia, y la paciencia que están relacionados con esta capacidad, al igual que el saber estar en cada momento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …

Los Planetas Retrógrados.

En ocasiones los Planetas aparentan ir hacia atrás en la ecliptica como se puede apreciar en este video:



   Los planetas retrógrados desde una perspectiva astropsicológica representan funciones de la personalidad que operan de una manera interna, indirecta, subconsciente y demorada. Por lo general indican energías que no alentamos para que se expresaran externamente cuando éramos jóvenes y que, como resultado de esto, debemos desarrollar nosotros solos, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo. Las personas tienen, en su mayoría, dos o tres planetas retrógrados; cero, uno o cuatro retrógrados es algo insólito pero no extraordinario. Las personas que no tienen retrógrados desarrollan la mayor parte de sus habilidades importantes en la vida a temprana edad y raras veces necesitan explorar su propio proceso psicológico. Las personas con cuatro o más planetas retrógrados suelen estar mal dispuestas hacia la sociedad y luchan más que la mayoría para encontrar su "hue…