viernes, 25 de mayo de 2012

Cómo evitar los celos y la envidia

- Admitir el sentimiento negativo. Tanto los celos como la envidia son dos sentimientos socialmente mal vistos, aunque sean corrientes. Para no enfrentarse a ellos suelen disfrazarse de otro tipo de sensaciones como "sentirse desconcertado", "echo un lío", "frustrado", "airado", "dolido", "fracasado" o "estar resentido".

-Circunscribir el problema. El problema ensombrece ciertos aspectos de la vida personal, y no debe permitirse que se extienda a otras materias. algunas cuestiones perfilan con detalle y claridad el problema, ya que se trata de delimitar, lo más estrechamente posible, el sentimiento negativo: ¿qué aspectos de su vida se ven afectados?, ¿dónde ocurren?, ¿cuándo y cómo aparecen?,¿qué provoca el sentimiento?, ¿qué lo neutralizaría?, ¿cuándo se desvanece?, ¿cómo se soporta y se siente?, ¿dónde empieza y dónde acaba? Tales reflexiones ayudan a superar el problema de otros sentimientos y quehaceres diarias. Se lleva a cabo una "disección" del sentimiento con el fin de analizar minuciosamente el problema.

-Aumentar la autoestima. Antes de fijarse en lo que tienen o hacen los demás, debe valorarse positivamente lo que posee uno mismo. Cada persona es un ente propio, con sus peculiaridades y sus defectos, y la valoración del éxito personal depende exclusivamente de uno mismo. Debe aprenderse a apreciar las cualidades propias y estudiar la forma de ampliarlas.

-Aumentar la estima y la confianza hacia los demás. Los celos y la envidia impiden relaciones interpersonales provechosas. Al aumentar la autoconfianza, se incrementa la confianza en las otras personas. Si se demuestra satisfacción por el bienestar de otros -sin esperar nada a cambio-, será posible recoger parte de ese bienestar ajeno.

-Si los celos no están motivados, la desconfianza hacia el otro no es más que la propia autodesconfianza. Si sufre celos, comuníquelo abiertamente a su pareja.

-En lugar de destruir una relación, promueva los incentivos y la mejora de la misma rompiendo con la rutina y estableciendo nuevos planes u objetivos comunes.

-Basarse en los hechos. La imaginación del celoso o del envidioso acostumbra a ser portentosa, se buscan significados añadidos a las acciones de los demás. A menos que las sospechas sean fundadas, habrá que ceñirse estrictamente a los hechos, apartando cualquier sospcha gratuita.

-Una reacción corriente entre quienes sufren los celos o la envidia es comportarse de manea que provoquen sus mismos sentimientos en los demás; si se tienen celos, se procura provocar los celos en el amado. Este comportamiento muestra la falta de confianza en uno mismo, la necesidad de depender de otras personas. Una estrategia más positiva es acercarse a las personas a quienes se dirigen los sentimientos negativos a fin de conocerlas con mayor profundidad; es una forma de desengañarse sobre lo que se piensa y de compartir lo que no se tiene.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena