Ir al contenido principal

Psicología Analítica: Manifestaciones del Animus.

   El animus corresponde a la inteligencia, al espíritu. Su principal característica es el racionalismo creativo: rectitud en el juicio y precisión en la percepción, reforzadas por una convicción interior fuerte y espontánea... que la mujer procura im poner por todos los medios. Es el logos, que se constituye a partir de la madre y el animus del padre.

    En su polaridad positiva se presenta en una forma activa estructuradora, veardora y elevadora. Su imagen arquetípica es el guía interior. En su polaridad negativas, se manifiesta como algo duro, frío, obstinado, totalmente inaccesible a la discusión y al razonamiento lógico. La opinión suele ser justa, pero de una verdad muy general que raramente se adecúa a la situación planteada. Sus imágnees arquetípicas son el demonio de la muerte y Barba Azul.
     El animus se manifiesta frecuentemente como una asamblea masculina; numerosos hombres que presentan características diferentes, por lo general complementarias, en el seno de uno de los cuatro niveles de representaciones.
    - El animus  del primer nivel aparece como la fuerza física. Es el hombre primitivo, que puede representarse según el modelo de figuras colectivas tales como el atleta, Tarzán o Dioniso.
Tarzán

   -El animus del segundo nivel es el seductor: Don Juan; o el hombre que se distingue por sus acciones: el actor, el militar. El aspecto activo predomina sobre el aspecto corporal; posee el espíritu de iniciativa y la capacidad de actuar de manera organizada.
Don Juan
- El animus del tercer nivel ve aparecer el Verbo: hombre político, profesor, sacerdote, gran orador... Se advierte aquí la importancia de la palabra (la del que posee un saber, una verdad) a la vez que el reconocimiento social. El personaje aquí representativo del desarrollo intelectual y de la adaptación social. El Profesor Higgins de la obra My Fair Lady, expresa muy bien este arquetipo.
Profesor Higgins
 - El animus del cuarto nivel es la encarnación del pensamiento: cualquier figura de sabio, el mago Merlín, por ejemplo. En este estadio, al igual que el anima, constituye el mediador de la experiencia espiritual, personal e íntima, que otroga un sentido nuevo a la vida.

Merlín

Comentarios