domingo, 13 de noviembre de 2011

Los Aspectos. Tercera Parte. Sobre su Naturaleza Benéfica o Maléfica.

    En relación con la naturaleza benéfica o maléfica de los aspectos, hay que señalar que la astrología moderna se ha liberado de este matiz determinista o fatalista propio de siglos pasados. Hoy en día, la experiencia práctica indica que no es apropiado hablar de aspectos "buenos" y "malos", porque muchas veces los contactos benéficos no lo son tanto y en otros muchos casos los maéficos pueden hacer mucho bien al nativo.

    Así, no es casual que las cartas astrales de numerosas celebridades y personas famosas estén repletas de fuertes aspectos disonantes, llegando a igualar a los contactos afortunados, y a menudo a predominar sobre éstos. No se trata de algo excepcional, sino que es habitual encontrarlo en la gran mayoría de los casos,  podemos tomar por ejemplo el caso de grandes líderes del siglo XX, como Adolf Hitler, Stalin, Konrad Adenauer, Franklin D. Roosevelt, Boris Yeltsin o el dictador Francisco Franco, que nacieron con numerosos e importantes aspectos tensos en sus cartas natales.

    Sin embargo, prescindiendo de su nacionalidad, ideología o de su obra, está claro que todos ellos fueron en su momento triunfadores, y a los ojos del mundo se les podría considerar como muy afortunados. Pero detrás de esa aparente suerte sabemos que tuvieron que afrontar luchas encarnizadas y superar pruebas terribles, y a menudo también ellos se las hicieron vivir a sus semejantes. Y es que es muy importante señalar que las influencias recibidas de los planetas, tanto si son favorables como si son disonantes, actúan siempre en una doble dirección o sentido: por un lado, el nativo recibe su influjo para bien o para mal, pero por otro tiende a reflejarlo o proyectarlo en el exterior. Así, quien esté predestinado a padecer un gran dolor y sufrimiento, también es muy probable que haga sufrir mucho a sus semejantes.

   En cualquier caso, tampoco debemos demonizar  los aspectos benéficos entre planetas ni tampoco hacer apología de las disonancias, pero se ha podido comprobar que en el plano práctico ésas pueden prestarle al nativo una inestimable ayuda. Cuando una carta astral aparezca llena de trígonos y sextiles veremos que el nativo podrá resolver su vida con evidente facilidad y parecerá que todas laws cosas se le ponen al alcance de la mano, precisamene por eso los contactos benéficos tienden a producir una gran relajación, un cierto adormecimiento, un sentimiento plácido de conformidad con la existencia.

   Pero cuando en un tema natal dominan las disonancias, entonces las cosas no suelen presentarse nada fáciles, el nativo tiene muchas posibilidades de conocer la frustración y el sufrimiento y de padecer toda clase de pruebas. Sin embargo, al mismo tiempo eso estimula a la persona a luchar y desarrollar al máximo sus habilidades y potencialidades, agudizará su inteligencia y astucia, y hará que se vea oblilgado a superarse continuamente. Por ello no es nada extraño encontrar estos individuos a los más listos y voluntariosos, quienes están mejor preparados para afrontar con éxito las circunstancias más difíciles.

   También, por otro lado, podríamos señalar que, desde el punto de vista espiritual, o esotérico, se considera que los aspectos benéficas nos indican habilidades o lecciones aprendidas en vidas anteriores, mientras que las disonancias nos dicen cuáles son las lecciones que se han de aprender en la vida presente, o las habilidadades que han de desarrollarse.

     En cualquier caso, para poder interpretar correctamente la verdadera influencia y el alcance real de un aspecto, hay que tener en cuenta otros muchos elementos que van más allá del aspecto mismo, como por ejemplo, el planeta o planetas Dominantes de la carta astral, el Armónico Dominante de la carta, un aspecto maléfico como por ejemplo una cuadratura entre Marte y Saturno, no será lo mismo si una persona tiene como Planeta Dominante a Júpiter que si tiene como Dominante a Saturno, Plutón o cualquier otro planeta maléfico. También tener un buen armónico Dominante como el 9 ayuda, y si se tiene un armónico difícil como el 4 o el 8 lo agrava. También hay que considerar en la carta la situacion de los dos planetas aspectados y también los aspectos colaterales que pudieran recibir de otros planetas.



2 comentarios:

  1. hola segundo, hace poco que descubrí su pág. me gusta mucho la astrología. es uno de mis hobbies, quisiera saber si va a hablar de los aspectos del resto de los planetas, no sólo del sol y la luna. el de mercurio cono saturno, neptuno, urano y plutón, el de marte y venus con plutón, desde ya le agradeciera que diera esta información en su blog, para así poder seguir interpretando mi carta. desde ya gracias, saludos! Pablo, desde buenos aires

    ResponderEliminar
  2. Si. Voy a hablar de todos los aspectos, he empezado por los del Sol y ahora voy por la Luna y voy a seguir hasta Plutón.

    ResponderEliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena