Ir al contenido principal

Los Planetas Transpersonales-Generacionales.

   Dentro de poco voy a describir el efecto que los planetas transpersonales: Urano, Neptuno y Plutón producen en cada una de las doce casas. No obstante quisiera comentar algo acerca de ellos, antes de meterme en dicha materia. 

   Antes que nada decir que los planetas transpersonales representan energía que como bien dice su nombre, trascienden a la persona. Por un lado, debido a que tienen un movimiento muy lento y pasan durante mucho tiempo en el mismo grado zodiacal, muchas personas tienen la misma posición de estos planetas por signo. Por tanto, la influencia de estos planetas afecta a generaciones enteras, es más colectiva. No obstante, si uno de estos planetas toca un punto personal por conjunción como el Sol, la Luna o el Ascendente, entonces la persona puede canalizar a través de su personalidad unas tendencias que en sí, pertenecen a su generación.

   Por otro lado y desde un punto de vista psicológico, Urano, Neptuno y Plutón representan energías que llevan al individuo a contribuir de alguna forma con la humanidad y con su sociedad. Urano, a través de reformas, de modernizaciones, Neptuno a través del trabajo social y la compasión aliviando el dolor de los demás y Plutón eliminando y limpiando los aspectos más viejos de la sociedad, provocando reformas. Sin embargo, estos tres planetas siempre nos provocan duras pruebas por las que pasar, nos obligan a renunciar a nuestro ego. Urano nos enseña a amar a la humanidad de forma impersonal, Neptuno nos enseña a sacrificarnos por los demás renunciando a nosotros mismos y Plutón nos enseña que todo es impermanente y pasajero y a utilizar adecuadamente el poder, a veces siendo víctima de dicho poder, tanto del nuestro como de de los demás.

   Debido a que estos tres planetas normalmente someten el Ego de la personas corrientes -otra cosa son los seres más Iluminados- se pueden considerar planetas maléficos desde un enfoque práctico. Si uno tiene por ejemplo, una Dirección, Progresión o Tránsito de Plutón a Venus. Esto puede enseñarnos que nada es permanente en el tema de las relaciones, pero será doloroso para cualquier persona observar como su relación se rompe. Como el enfoque general que yo le doy a la astrología es el predictivo y no el psicológico y como atiendo a personas normales y corrientes, yo soy una de ellas y no a Iluminados. Tengo que considerar a los tres planetas transpersonales como maléficos. Por supuesto, que si dichos planetas estan bien aspectados la persona tendrá la oportunidad de canalizar la energía de estos planetas de forma más armoniosa y positiva.

   Ahora bien, personalmente no creo que a estos planetas se le tengan que asignar regencias de los signos zodiacales, ni determinadas sus signos de exaltación, caída o destierro. Los Maestros de la Antiguedad tenían un sistema geométrico matemático, en la cual encajaban los siete planetas tradicionales: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Dividían el zodiaco, además en Faces, Términos y Triplicidades y eso ayudaba a matizar la interpretación y a conocer la dignidades de los siete planetas conocidos en la Tradición. De modo que todo formaba parte de un sistema matemático complejo. Este sería el zodíaco y su sistema matemático segun la astrología clásica.

Zodíaco y Sistema Tradicional. El Zodíaco con sus Faces triplicidades.


   Así sería una Carta Natal levantada desde la perspectiva clásica. Con sus Términos y Faces.

Carta Natal de Zapatero con Términos, FAces y Triplicidades.

   Se puede ver como en dicho sistema, no encajan los planetas modernos Urano, Neptuno y Plutón. Cuando se descubren dichos planetas, se incorporan a la interpretación. Se ha podido comprobar con los años cual es la influencia de los tres planetas modernos y se puede ver que algun planeta es más afín a un signo que otro. Por ejemplo, Plutón es más afín a la energía de Escorpio. Pero de ahí, a decir que que Plutón rige Escorpio me parece muy atrevido. Porque el sistema de regencias está basado en un sistema que no contempla a los planetas modernos. Con esto no quiero decir que los planetas modernos no se deban interpretar. Por supuesto, que se pueden interpretar. Pero se tienen que entender que son energías que van más allá de lo personal. Lo personal está relacionado con los siete planetas tradicionales. Siete planetas que se relacionan con los Siete Chakras.

     
  Dicho esto,  los planetas modernos se pueden añadir a la Carta Natal y se pueden considerar en la interpretación. Pero teniendo en cuenta que pertenecen a otro nivel, pues se salen del sistema. Lo mismo que los asteroides que trataremos algún día. Son energías que están en otro nivel. El nivel transpersonal al cual pertenecen los planetas modernos va más alla de nuestro ego personal y nos traen enseñanzas de nuestro lado más colectivo y espiritual. Las duras enseñanzas que a veces nos traen dichos planetas, contribuyen de alguna forma a que nos involucremos con la Humanidad y a que trascendamos las cuestiones personales. Por eso no guardan relación, ni deben relacionarse con un sistema que está enfocado hacia lo más personal. El Ser Humano ha evolucionado y cada vez pone en marcha nuevas capacidades y dichas capacidades se han relacionado con los nuevos arquetipos simbólicos que se encuentran en el cielo, o dicho de otra manera. Al evolucionar el Ser Hunano está más capacitado para descubrir nuevas y más sutiles energías y eso atañe tanto a los planetas modernos, como a los asteroides. Sin embargo, cada cosa debe ser entendida en su propio nivel, sin mezclarlos.

   Esta es mi visión de los planetas transpersonales-generacionales: Urano, Neptuno y Plutón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …

Los Planetas Retrógrados.

En ocasiones los Planetas aparentan ir hacia atrás en la ecliptica como se puede apreciar en este video:



   Los planetas retrógrados desde una perspectiva astropsicológica representan funciones de la personalidad que operan de una manera interna, indirecta, subconsciente y demorada. Por lo general indican energías que no alentamos para que se expresaran externamente cuando éramos jóvenes y que, como resultado de esto, debemos desarrollar nosotros solos, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo. Las personas tienen, en su mayoría, dos o tres planetas retrógrados; cero, uno o cuatro retrógrados es algo insólito pero no extraordinario. Las personas que no tienen retrógrados desarrollan la mayor parte de sus habilidades importantes en la vida a temprana edad y raras veces necesitan explorar su propio proceso psicológico. Las personas con cuatro o más planetas retrógrados suelen estar mal dispuestas hacia la sociedad y luchan más que la mayoría para encontrar su "hue…