Ir al contenido principal

Plutón en Escorpio

   Los planetas más lejanos en su tránsito por los signos del Zodíaco; Urano, Neptuno y Plutón. Al ser los más alejados de la Tierra, su movimiento aparente es extremadamente lento, de forma que el más rápido, Urano, tarda unos siete años en transitar solamente por un signo y 84 en dar la vuelta al Zodíaco. Neptuno tarda casi 14 en transitar cada signo y cerca de 166 años en dar la vuelta completa. Finalmente, el alejadísimo Plutón, de órbita irregular, puede llegar a tardar, en algunos casos, hasta casi 30 años en pasar por un solo signo y casi 247 en hacerlo por todo el Zodíaco. Debido a esta gran lentitud, el estudio de estos planetas no se puede abordar del mismo modo que hemos hecho con los anteriores, y que, en este caso, sus efectos se aprecian mucho más en el ámbito histórico o generacional que en el plano individual.

  Para ver mucho más claramente la influencia de estos planetas en el ámbito individual hay que estudiar su posición en las casas más que en los signos zodiacales, aunque al transitar por éstos marcan determinados periodos de la historia que tienen una características comunes.

 Solo en aquellas personas que tengan alguno de estos planetas ascendiendo o culminando, o formando una conjunción o en estrecho aspecto con el Sol, la Luna o el planeta regente de la carta, se podrán manifestar los efectos de estos tránsitos de modo individual y concreto y en algunas ocasiones en muy alto grado.

Plutón ha transitado Escorpio entre 1984 y 1995. Se trata de su propio signo y eso significa que aquí Plutón actúa con la máxima potencia, y que su esencia se manifiesta del modo más puro, precipitando profundas y radicales crisis en todos los ámbitos. Los acontecimientos de este período confirman plenamente las expectativas teóricas: Mijail Gorbachov llega al poder en la Unión Soviética y comienza el desmembramiento definitivo de la misma, posteriormente cae el muro de Berlín, y tras él los regímenes comunistas de Europa del Este, y Alemania logra por fin su unificación. En estos años, cambia por completo el mapa del mundo, por ejemplo, Rusa ya no será enemiga de Estados Unidos, sino todo lo contrario. Oriente Medio se inestabiliza gravemente, Saddam Hussein ocupa Kuwait y tiene lugar la guerra del Golfo. Además, en estos años aparece una nueva enfermedad de transmisión sexual, el sida, se extiende por todo el mundo causando millones de muertos. También son los años dorados del pontificado de Juan Pablo II y de su cruzada contra el sexo, incluso dentro del matrimonio. Nuestro propio planeta sufre cambios trascendentales y se abre el agujero de ozono de la Antártida. Es asimismo la época en que se produce el máximo auge del ocultismo, aparecen multitud de libros y revistas sobre estos temas y se llevan a cabo importantes estudios e investigaciones. La generación nacida bajo los influjos de este tránsito será profundamente "plutoniana", es decir, luchará y abogará por transformaciones radicales en todos los ámbitos y se apasionará por sacar a la luz todos los misterios, especialmente los relacionados con la muerte y el más allá.
Mijail Gorbachov llega al poder y se empieza a disolver la Unión Soviética.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …