Ir al contenido principal

¿Cómo nos ayuda la empatía?

    A diferencia de otras cualidades como la autoestima, el optimismo, etc., la empatía constituye una característica personal de la que suele hablarse poco a pesar de la importancia que representa para nuestro bienestar y para la calidad de las relaciones personales que establecemos.

    La empatía es una cualidad que sensibiliza a los seres humanos para captar las emociones de quienes tienen a su alrededor y expresar las propias. Hay personas que llegan a desarrollar enormemente esta capacidad, mientras que otras la mantienen en un estado de "anquilosamiento".

    Fundamentalmente, hay tres canales a través de los cuales los seres humanos emitimos información:
  • La expresión de nuestro rostro.
  • La gestualización o movimientos corporales.
  • La voz.
    Gracias a esta última vía podemos transmitir a quienes nos escuchan importantes detalles sobre nuestro estado de ánimo, caracter... Esos aspectos se transmiten a través del tono, del énfasis, el volumen, el acento, etc.

    Desarrollar la empatía es verdaderamente importante, puesto que las personas capaces de exponer con claridad sus propósitos son consideradas sinceras y transparentes. De igual modo, es recomendable tratar de entender lo que las otras personas quieren transmitirnos. Así pues, el esfuerzo debe ser doble: comprender a las personas con quienes nos relacionamos e intentar expresar sinceramente nuestros sentimientos y pensamientos, de modo que los demás nos entiendan.

Manifestar nuestros sentimientos

    A menudo, sincerarse con uno mismo y con otras personas no es una tarea sencilla, de modo que hay quien abandona en un rincón sus sentimientos y emociones. No se trata de una opción recomendable porque así las ilusiones se desvanecen y, con ellas, buena parte del entusiasmo.

   Un buen ejercicio para poder determinar si somos capaces de manifestar nuestros sentimientos consiste en pensar en una situación reciente en la que desarrollamos un claro sentimiento personal (amor, odio, impotencia...). Seguidamente, intentaremos recordar cual fue nuestra reacción en ese momento y describir nuestro comportamiento en relación a las siguientes manifestaciones:
  • Manifestaciones mentales: ¿qué es lo que pensamos en ese momento?
  • Manifestaciones físicas: ¿nuestros actos se correspondieron con nuestros sentimientos?
  • Manifestaciiones verbales: ¿fuimos capaces de expresar con palabras cómo nos sentíamos o bien lo guardamos en nuestro interior?
    Otra buena táctica para apreder a expresar las propias emociones consiste en escribir una carta imaginaria a quien nosotros deseemos, haciendo el esfuerzo de expresar nuestros sentimientos más íntimos.


  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …