viernes, 11 de marzo de 2011

Urano en Cáncer

   Los planetas más lejanos en su tránsito por los signos del Zodíaco; Urano, Neptuno y Plutón. Al ser los más alejados de la Tierra, su movimiento aparente es extremadamente lento, de forma que el más rápido, Urano, tarda unos siete años en transitar solamente por un signo y 84 en dar la vuelta al Zodíaco. Neptuno tarda casi 14 en transitar cada signo y cerca de 166 años en dar la vuelta completa. Finalmente, el alejadísimo Plutón, de órbita irregular, puede llegar a tardar, en algunos casos, hasta casi 30 años en pasar por un solo signo y casi 247 en hacerlo por todo el Zodíaco. Debido a esta gran lentitud, el estudio de estos planetas no se puede abordar del mismo modo que hemos hecho con los anteriores, y que, en este caso, sus efectos se aprecian mucho más en el ámbito histórico o generacional que en el plano individual.

  Para ver mucho más claramente la influencia de estos planetas en el ámbito individual hay que estudiar su posición en las casas más que en los signos zodiacales, aunque al transitar por éstos marcan determinados periodos de la historia que tienen una características comunes.

  Solo en aquellas personas que tengan alguno de estos planetas ascendiendo o culminando, o formando una conjunción o en estrecho aspecto con el Sol, la Luna o el planeta regente de la carta, se podrán manifestar los efectos de estos tránsitos de modo individual y concreto y en algunas ocasiones en muy alto grado.


  Urano paso por Cáncer entre 1949 y 1955. Éste es un período de reconstrucción tras la segunda guerra mundial. Este tránsito en general impulsa grandes cambios y avances en relación con el ámbito de la familia y el hogar. Precisamente en esos años hubo una gran modernización en la construcción de las casas y en los materiales; los hogares se transformaron, llenándose de electrodomésticos, televisores y comodidades, y originando una verdadera revolución en la vida familiar, así como una lenta liberación de la mujer. Todo esto se intensificó y llegó a su culminación en los años setenta, cuando los nacidos entre 1949 y 1955 ya eran adultos. En ese período, la familia tradicional se rompe o se transforma radicalmente, aparecen nuevas formas de convivencia y la mujer se emancipa de forma definitiva. Es además una generación que ha crecido bajo otros valores e ideales y se rebela contra la anterior o la rechaza. Estas personas anhelan una liberación en todo lo relacionado con la familia, sus roles y tradiciones, buscan una transformación e incluso, en algunos casos, una rebelión, en la relación con los padres. Se desencadena un enfrentamiento con las tradiciones o un rechazo de éstas en lo relacionado con los asuntos familiares. Estos nativos odian las limitaciones emocionales y domésticas y muchos sienten que su verdadera familia no es la que viene impuesta por lazos de sangre, sino la constituida por lazos espirituales y de amistad, que para ellos son muchos más profundos y verdaderos.

   Uno de los ejemplos más emblemáticos que podemos encontrar de Urano en Cáncer es Gandhi. Con un Urano en conjunción con el Medio Cielo reformó la sociedad india, favoreciendo la integración de las castas más bajas. Rechazando así alguna de las tradiciones de su país.


   Otro ejemplo más reciente de un Urano en Cáncer personalizado lo tenemos en la carta de Hugo Chávez, este presidente se ha distinguido por su forma heterodoxa de presidir el país y ha reformado las tradiciones de su sociedad e incluso el concepto de patría. Por suerte para unos y por desgracia para otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© Blog de Astrología de Segundo Ruiz, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena