Ir al contenido principal

Saturno en Capricornio

  Voy a describir los rasgos de personalidad y destino que tiene una persona con Saturno en Capricornio. No obstante, habrá que tener en cuenta que dichos rasgos se suavizarán o enfatizarán dependiendo de los Planetas Dominantes de la carta natal y del Armónico Dominante. Os recuerdo que para calcular el Armónico Dominante podéis utilizar el programa Armon de Miguel García , un explorador armónico y que os lo podéis bajar del blog junto con su manual.

  Un Planeta Dominante indica una energía que impacta fuertemente en la vida terrenal de la persona, hay que tener en cuenta que un planeta es Dominante cuando está en conjunción con un ángulo, entonces dicha energía planetaria puede impactar fuertemente en nuestra vida a través del Ascendente que representa nuestra adaptación del entorno, de nuestras relaciones reflejado en el Descendente, en nuestro destino o karma reflejado por el Medio Cielo o en nuestro entorno familiar o herencia relacionados con el Fondo del Cielo. Cuando no hay planetas angulares el planeta regente del Ascendente cumple dicha labor.

  El impacto del planeta Dominante se refleja en toda la personalidad, por ejemplo, si una persona tiene la Luna en Aries, pero la persona tiene como planeta dominante a Marte o a Urano por hallarse angulares, esto exacerbará la agresividad de la Luna, sin embargo, si tiene como planeta dominante a Venus, su experiencia la vida terrenal contribuirá a aplacar la agresividad de la Luna en Aries. La persona en éste último caso notará que sus circunstancias terrenales aplacan su agresividad.

   El Armónico Dominante muestra cual es la vibración energética que subyace en un momento dado. Esta vibración influye en la persona aunque ella no sea consciente. Es una tendencia vibracional general del entorno cósmico para un momento dado y como tal se impone a la influencia particular de cada energía planetaria incluso se impone a la tendencia del Planeta Dominante. Por poner un ejemplo, si una persona tiene la Luna en Aries y en su carta natal predomina el armónico 1, que tiene que ver con la afirmación de la persona, esta tendencia acrecentará la agresividad de la Luna en Aries, sin embargo si la persona tiene un armónico dominante 6 por poner un ejemplo, esto suavizará un poco la manifestación agresiva de dicha Luna. No obstante, esto no sucederá debido a la experiencia terrenal de la persona, como vimos en el caso del Planeta Dominante, sucederá debido a una influencia general energética del cielo y a la dinámica de los planetas entre sí.

  Si existe contradicción entre la tendencia de un planeta por signo y el Planeta Dominante o el Armónico Dominante. La persona puede sentir que el destino lucha contra ella. Cuando existe concordancia la persona puede sentir que el destino le ayuda a realizar sus aspiraciones.

    En su propio domicilio, Saturno muestra su naturaleza más pura y su influencia más potente. El planeta manifestará aquí sus más elevadas virtudes y sus mayores defectos. Pero tratándose del astro más malefico no es de extrañar que en esta posición encontremos muchos destinos en extremo desafortunados (Miguel de Cervantes), o personas que, tras elevarse a lo más alto, tienen un trágico final o una dramática caída (Julio César, Juan de Austria, Enrique II, Simon Bolívar, Luis XVI, María Antonieta, Hiro-Hito, James Dean, Mijail Gorbachov, Diana de Gales, Adolfo Suárez), así como otros que consiguen llegar a lo más alto tras una larga vida llena de esfuerzos y sufrimientos (Tiberio, Luis XVIII), o quienes recurren a lo que sea con tal de elevarse (Catalina de Medicis, Talleyrand). Esta posición favorece una fuerte personalidad, con grandes ambiciones sociales y profesionales, que lucharán tenazmente por alcanzar. Son nativos de gran paciencia y resistencia, disciplina y capacidad de organización. Tienen predisposición a ascender en la vida, pero mediante su propio esfuerzo, no por la suerte. No obstante, corren también peligro de una caída posterior o de sufrir severas pruebas. Son muy realistas, sensatos, pragmáticos y con una clara conciencia de sus limitaciones. De carácter ascético o espartano,  harán todos los sacrificios necesarios, y durante el tiempo que haga falta, hasta lograr la meta deseada. Poseen un acusado sentido del deber y se toman la vida muy en serio. Con Saturno afligido, pueden ser extremadamente duros o egoístas, y aprovecharse de sus semejantes sin ningún escrúpulo. Otros ejemplos de personajes: Emmanuel Kant, Spencer Tracy, Clark Gable, Gary Cooper, Sean Connery, Gene Hackman, Marlene Dietrich, Boris Yeltsin y Rafael Alberti.

Rafael Alberti Saturno en Capricornio.


Comentarios