Ir al contenido principal

Los Planetas más allá de Saturno, Urano en Aries.

   En proximos blogs abordaré el estudio de los planetas más lejanos en su tránsito por los signos del Zodíaco; Urano, Neptuno y Plutón. Al ser los más alejados de la Tierra, su movimiento aparente es extremadamente lento, de forma que el más rápido, Urano, tarda unos siete años en transitar solamente por un signo y 84 en dar la vuelta al Zodíaco. Neptuno tarda casi 14 en transitar cada signo y cerca de 166 años en dar la vuelta completa. Finalmente, el alejadísimo Plutón, de órbita irregular, puede llegar a tardar, en algunos casos, hasta casi 30 años en pasar por un solo signo y casi 247 en hacerlo por todo el Zodíaco. Debido a esta gran lentitud, el estudio de estos planetas no se puede abordar del mismo modo que hemos hecho con los anteriores, y que, en este caso, sus efectos se aprecian mucho más en el ámbito histórico o generacional que en el plano individual.

   Para ver mucho más claramente la influencia de estos planetas en el ámbito individual hay que estudiar su posición en las casas más que en los signos zodiacales, aunque al transitar por éstos marcan determinados periodos de la historia que tienen una características comunes.

   Solo en aquellas personas que tengan alguno de estos planetas ascendiendo o culminando, o formando una conjunción o en estrecho aspecto con el Sol, la Luna o el planeta regente de la carta, se podrán  manifestar los efectos de estos tránsitos de modo individual y concreto y en algunas ocasiones en muy alto grado.

   Por ejemplo, si analizamos la posición de Urano en Aries podemos encontrar que existe bastante afinidad entre el planeta y el signo, especialmente en sus características explosivas. La posición favorece la hiperactividad física e intelectual, así como la audacia y la temeridad, y las naturalezas reformistas, revolucionarias rebeldes o libertarias. Un ejemplo de una personalidad así es el caso de Buffalo Bill Coy, famoso pionero aventurero del Oeste. Se puede apreciar como tiene a Urano en conjunción con el Ascendente y por tanto manifestaría abiertamiente su naturaleza aventuera y pionera.



    Urano en Aries es una posición que fomenta mucho el individualismo y una tendencia a aferrarse ciegamente a las propias ideas. Por otra parte, aumenta la capacidad de iniciativa y también el deseo de independencia y libertad, por lo que confiere un acusado espíritu de aventura y atracción por los riesgos o las situaciones peligrosas. Curiosamente uno de los actores que más personajes rudos, irreverentes, rebeldes y peligrosos del Oeste ha interpretado también tiene esta configuración: James Coburn. Supongo que le habrá influido a la hora de escoger los papeles que interpretaba o por su imagen, quizá por eso le ofrecían determinados papeles:




       Los nativos que tienen a Urano en Aries tienen gran capacidad de innovación y creatividad en el ámbito militar, estratégico y deportivo, sorprendiendo a sus competidores o enemigos. Si el planeta está afligido, hay peligro de fanatismo, o bien de carácter radical o extremista. Este sería el caso del militar y político de Israel, Ariel Sharon, cuya genialidad demostró en la Guerra de los Seis Días y del Yonkipur y que tiene fama de ser extremista. En su carta podemos ver como Júpiter del Ascendente incluso contribuye a engordar su extremismo, afligiendo al Medio Cielo, dificultando a veces su carrera, aunque Júpiter también le proporcionaría la suficiente protección. Aconsejo leer la biografía de Ariel Sharon en la Wikipedia.




   Finalmente Urano en Aries también puede producir si está muy afligido a conflictos con las autoridades, con los padres, la familia, figuras de autoridad o tradiciones. Uno de los casos más emblemáticos que he encontrado es la carta del asesino Charles Manson cuya Urano en el Ascendente se encuentra formando parte de una Gran Cruz Cósmica. Que sería lo que probablemente le llevaría a cometer sus crimenes como expresión de su odio al sistema.



  En estos casos se puede comprobar que estos individuos encarnaron con su comportamiento y actitud frente a la vida -Urano en conjunción al Ascendente-  la tendencia generacional propia de Urano en Aries para bien ypara mal, aunque la compartían con  las personas de su generación. Ellos actuaron de catalizadores de una tendencia colectiva.

Comentarios