Ir al contenido principal

Las Casas en Astrología Kármica

   Posiblemente ya lo he hecho en alguna ocasión anterior. No obstante, esta vez quiero hablar de las casas desde la perspectiva de la astrología kármica.

¿Que son las casas?

   Las casas son las divisiones de la esfera celestial en doce partes, es como si las latitudes de la Tierra crecieran hasta la elíptica. Siempre varían dependiendo del Ascendente o signo que está por el Este, por tanto el Ascendente influye en tu casa 1ª que es la experiencia de Aries, por ejemplo,  si tu Ascendente es Libra, ese signo corresponde a tu personalidad, a tu ego, a tu cuerpo físico, a la experiencia de Aries. La siguiente casa, la 2ª es la de Tauro, las posesiones personales, un Libra Ascendente tendrá Escorpio en su cúspide o borde, y en la casa tercera la experiencia la experiencia de Géminis, tendrá Sagitario, etc.

    Así van formando la personalidad de Libra Ascendente que influye en tu manifestación exterior. La personalidad de ese Ascendente cambiará si las coordenadas no son de igual tamaño, lo que depende del lugar en el que nacimos, entonces se quedan, a veces dos signos opuestos, o cuatro signos enteros sin influir ninguna experiencia, quedando colgados en medio de ciertas casas, estos son los llamados signos interceptados, más adelante ya hablaré de ellos.

   Del Este al Oeste, las casas 1ª y 7ª  representan el horizonte, nuestra manifestación personal y con los demás, del Norte al Sur, el Zénit y el Nadir, las casas 10ª y 4ª, representan el meridiano; nuestra manifestación colectiva e íntima, "el ser", se las llamará casas angulares y son las más importantes; son la estructura básica de la carta, como un árbol, las raíces el Sur, su aspiración el Norte y su extensión individual del Este, y colectiva del Oeste, también. Son las experiencias de los signos cardinales, Aries, Libra, Cáncer, Capricornio.


   Las cuatro siguientes en medio de la división en tres partes se llaman sucedentes, "el usar", las casas 2ª, 8ª, 5ª y 11ª, y representan lo que hacemos o utilizamos personalmene o en colectividad. Son las experiencias de los signos fijos, Tauro, Escorpio, Leo, Acuario.

   Las casas 3ª, 9ª, 6ª y 12ª se llaman cadentes, "el entender o transformar". Son el resultado absoluto de nuestras relaciones íntimas y son las experiencias de los signos mutables Géminis, Sagitario, Virgo, Piscis.


    Las casas de Agua -4ª Cáncer, 8ª Escorpio, 12ª Piscis- se refieren a las emociones , el pasado, la muerte, el subconsciente y la reencarnación. Las casas de Tierra - 2ª Tauro, 6ª Virgo, 10ª Capricornio- son lo práctico, la utilización de los recursos y su realización universal. Las casas de Aire -3ª Géminis, 7ª Libra, 11ª Acuario- son las que se relacionan con el proceso de pensamiento y las relaciones entre las cosas, para la comunicación e interacción infinitas. Las casas de Fuego -1ª Aries, 5ª Leo, 9ª Sagitario- son las acciones, el movimiento y los deseos de expresión concreta y abstracta para nuestra búsqueda individual en el universo.
   

¿Qué representan las casas?

    Las casas son una orquestación de instrucciones, representan las actividades diarias de la vida; son las distintas experiencias de la vida en la tierra, se relacionan con todos los signos del Zodiaco por eso son también doce. Las características de un ser humano serán vistas a través de los distintos planetas y de los signos que caigan en cada casa, que indican técnicamente como las energías vibran ante ciertos modelos, hechos posibles por los planetas y signos de Zodiaco, y cómo se interrelacionan en el campo del aura de la Tierra.

   En la estructura básica geométrica de un espacio cuyo centro es todo ser humano, y todos los cuerpos celestes pasan a través de esta arquitectura interior de variedad de grados, tiempos e interrelaciones de aspectos, cambiando e influyendo en todo momento (días, meses y años) de nuestra vida. Esos se mueven de distintas formas y velocidades y por ello nuestra percepción los capta en diferentes aspectos físicos y psicológicos.

    Son una serie de instantes dentro de un sistema de puntos interrelacionados. Las líneas que separan estas casas o tipos de actividades son llamadas cúspides, y forman un área muy poderosa, siendo el principio absoluto de cada casa; los planetas que estén a 5 grados antes de esta cúspide se pueden considerar que están en las dos casas, la anterior y la de esa cúspide; si están a 3 grados, entonces se consideran en la casa siguiente o perteneciente a la cúspide, influyéndola con mucha fuerza.

Fuente: ASTROLOGÍA KÁRMICA BÁSICA. Geraldyn Waxkowsky y Marysol González Sterling.

Comentarios

  1. .... Muy interesante y de mucha ayida, para quienes nos interesa el tema sin ser expertos en la materia.
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  2. me encanta con la sencillez que lo has plasmado, "entendible" para los que menos entendemos; me encantaría que pudieras ofrecernos información sobre esas casas tan amplias que abarcan mas de 30ª dejando sin cúspide a uno de los signos que quedan dentro de la casa, tengo entendido que es un aspecto kármico, gracias x la información :-)

    ResponderEliminar
  3. Más tarde o más temprano supongo que hablaré de astrología kármica. Lo que pasa es que para poder dominar la astrología kármica, primero se tiene que tener un conocimiento de astrología tradicional y en ello estoy.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno,bien intructivo.Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.