Ir al contenido principal

La Interpretación de la Astrología Armónica

LA INTERPRETACIÓN DE LA ASTROLOGÍA ARMÓNICA
Por Tito Maciá en colaboración con Miguel García Ferrandez.


   La información que poseemos sobre Astrología es el resultado de un proceso evolutivo del conocimiento, fruto de las pesquisas, observación e investigación de numerosas personas a lo largo de muchos siglos. El conocimiento astrológico es parecido a una larga cadena formada por eslabones, o como un rosario de cuentas de muchos colores y materiales que vienen a formar la cadena de la tradición.

  Este gran juego de abalorios es como un organismo vivo, muy similar a las demás doctrinas del conocimiento. La única diferencia es que el tiempo de gestación de nuestra cultura astrológica, por ser mucho más complejo que el de las ciencias formales -pues incluye en ella el conocimiento del ser humano y la percepción de lo inextricable-, tiene un tiempo de desarrollo mucho más largo que las ciencias simples, necesita de muchos más eslabones para completar su organismo. Algo parecido sucede con la especie humana al compararla con el resto de las especies vivas. No olvidemos que la Astrología es la más humana de todas las ciencias.
  Como especie viva del conocimiento, la Astrología continúa su proceso evolutivo reestructurándose, organizándose en especialidades, formando un cuerpo mayor y más operativo. Al igual que otra especie viva, llega a un momento de desarrollo neuronal o expansión de la inteligencia del sistema. Este fenómeno de progreso evolutivo se puede observar en ciertos momentos de cambio de diseño.

  El cambio de diseño siempre es el resultado de un impulso evolutivo. Es cierto que la mayoría de los impulsos evolutivos sólo conducen a anomalías intranscendentes, originalidades vanas -como los inventos del TBO-. Sin embargo, hay cambios que se consolidan porque son verdaderos eslabones evolutivos. Un cambio de diseño importante lo podemos observar en la innovación del mandala astrológico.
  Hasta hace menos de doscientos años, el diseño de un mapa natal consistía en un gran cuadrado que encerraba a otro menor situando los ángulos sobre las bases del mayor y luego otro más pequeño en el interior de nuevo girando los vértices sobre el centro de los planos.




  A lo largo de este siglo han aparecido miles de diseños circulares, ha desaparecido el diseño cuadrangular de la tradición, el proceso evolutivo ha funcionado de manera natural y podemos decir que se ha consolidado como cualquier especie viva. En la actualidad el mapa celeste en forma de círculo es el diseño transitorio de mayor uso. También, como cualquier especie viva, tiende hacia la biodiversidad. Hay mandalas circulares de miles de formatos y diseño, pero todos pueden ser leídos por cualquier astrólogo del mundo, no importa el lenguaje ni la nacionalidad del lector. El mandala circular es el diseño de la tradición astrológica de nuestros tiempos.




  El diseño del mandala circular en Astrología se puede comparar con la aparición de la rueda para el mundo del transporte. Usando el diseño del mandala circular se ha mejorado la observación visual de los aspectos, se diferencia mejor el espacio que ocupan las casas y los signos (excepto en los mandalas sajones que han evolucionado con deficiencia). El mandala circular es el resultado de un proceso de diseño cultural evolutivo, por ello se ha consolidado y ha sido fundamental para el siguiente paso.

   Inventada la rueda sólo faltaba aplicarle la fuerza motriz. Hasta hace pocas décadas, la fuerza motriz de esa rueda se generaba a través de la energía mental del astrólogo, y ésta se apoyaba en el cálculo matemático, con ayuda de efemérides y tablas de casas. Era un poco como ir en bicicleta, se podía llegar a cualquier parte, sólo que requería esfuerzo y mucha paciencia.

  Hace pocos años aparecieron las calculadoras de bolsillo. Las reglas de tres sexasegimales pasaron a ser tres pulsaciones de dedo. Lo que anteriormente consumía una hora de energía y tiempo, se resolvía en pocos minutos. Los cálculos más complejos se reducían en un noventa por ciento en esfuerzo y tiempo. Era como pasar de la bicicleta al ciclomotor.

  En pocos años, ha irrumpido en el diseño evolutivo una nueva fuerza motriz que pone al alcance de cualquiera todo el resumen de las técnicas tradicionales. Basta con pulsar unos segundos con los dedos para obtener la información que antes costaba semanas conseguir.

  Del ciclomotor al avión a reacción en sólo dos décadas. Así son los impulsos evolutivos y a veces producen un poco de vértigo. Es una crueldad decirlo, pero el astrólogo que no tenga ordenador y un buen programa, está fuera del juego, no puede continuar el proceso evolutivo natural de esta modalidad cultural.

  Las nuevas herramientas informáticas, apoyadas en el mandala circular y las viejas técnicas tradicionales, están evolucionando a gran velocidad, quizás llegando a su culminación.. Utilizando un programa adecuado y un ordenador en condiciones, se pueden calcular, en pocos segundos, los tránsitos sobre un tema natal en cualquier momento de su vida. Las revoluciones de cualquier tipo y para cualquier lugar del mundo se calculan igualmente en pocos segundos. Las progresiones, direcciones o profecciones de cualquier clase, resultan fáciles y simples de calcular gracias a esta herramienta novedosa y a las personas que forman los nuevos eslabones de la tradición, que han puesto su energía al lado del proceso evolutivo astrológico.

  Pero también en este campo del conocimiento, como en otros, se producen aberraciones que finalmente no se consolidan o quedan como una originalidad aislada. Ha habido informáticos que han intentado a base de textos, que sólo son generalidades, componer interpretaciones o predicciones automatizadas. Eso ha sido como los organillos de manivela que quedan para las ferias y las fiestas de los pueblos, pero nada tienen que ver con el proceso evolutivo al que me estoy refiriendo.

  Los impulsos evolutivos, que en astrología asociamos a las energías radiantes del planeta Urano y al lugar del cielo que mejor armoniza con él, el signo de Acuario, son muy intensos en estos años finales del siglo XX y a principios del siglo XXI. Quizás en sincronicidad con esos focos de energía se aprecie en mayor medida un nuevo cambio de diseño en la cultura astrológica.

  Desde luego el aspecto aberrante del cambio de diseño se observa por todas partes, no citaré cuáles son, a mi juicio, las aberraciones para no herir sensibilidades, pero basta saber que lo que no se consolida es pura aberración, todos los genios están encerrados en una lámpara.
  Un cambio de diseño correcto es el que aprovecha absolutamente todo lo anterior. Un cambio de diseño evolutivo implica el aprovechamiento de todos los diseños anteriores para crear uno nuevo que no excluya al conocimiento anterior y que enriquezca el sistema reinante. Un cambio de diseño de suficiente magnitud para consolidarse nunca es creado por un solo individuo o por personas de una sola agrupación o nacionalidad. Un cambio de diseño como el que se va a exponer no es una propuesta personal o individual. Son muchas las personas de nuestro tiempo, de diferentes nacionalidades, las que están indagando sobre este mismo tema. Aun así, esta percepción del fenómeno astrológico también se inscribe en las más antiguas tradiciones caldeas, indias, chinas y otras como veremos en su momento.

  Bien es cierto que Jonh Adeyy es el primer astrólogo en bosquejar una primera aproximación sobre los armónicos en Astrología. Pero también Demetrio Santos, a principio de los años cincuenta esbozaba, las mismas ideas. Ambos, conocedores de la tradición, recorrieron el mismo sendero. Adeyy, como una gran mayoría de los sajones, extrayendo su información de la India, y Demetrio de la tradición occidental.

  Pero no solo estos astrólogos han puesto su mirada en los armónicos; en Rusia, Italia, Francia y otros muchos países, existen astrólogos trabajando con este nuevo diseño. En mi caso he tenido la suerte de encontrarme con Miguel García en un momento del tiempo adecuado y en un lugar idóneo. (Tengo a Júpiter en Sagitario en la Casa XI formando un trigono partil con el Sol). A finales de los ochenta empecé a estructurar las diferentes figuras que forman los aspectos. Siempre he creído que uno de los pilares de la interpretación astrológica, se encuentra en los aspectos. De las figuras de los aspectos y gracias al encuentro con Miguel García y sus nuevas herramientas informáticas pude acceder al diseño armónico. Mi sensación fue la misma que la de un músico clásico ante un nuevo instrumento musical. Me parecía que un lenguaje astrológico que careciera de mandala tendría poco futuro. No obstante me acerqué a la nueva herramienta y extraje algunas notas.

  Durante los últimos años me he visto ante el compromiso de ir trasladando técnicas interpretativas tradicionales al nuevo diseño armónico. El resultado de este trabajo es el que se expone a continuación.

Un nuevo diseño las Flores Armónicas

   Desde hace algunos años venimos realizando una extensa investigación sobre las técnicas, teorías e interpretación de los armónicos. Durante este tiempo, de manera involuntaria, nos hemos ido alejando de la astrología clásica zodiacal para encontrarnos ante un nuevo encauzamiento astrológico que nos permitirá, en un futuro próximo, entroncarnos con otros campos de la ciencia.

  Esta nueva manera de enfocar la Astrología nos ha permitido realizar adelantos importantes, pero al mismo tiempo nos ha separado del resto de los astrólogos que sólo usan las técnicas zodiacales y, desde luego, nada más lejos de nuestra intención. No pretendemos crear "otra" Astrología, sino mejorar y hacer evolucionar las técnicas astrológicas que hemos heredado de nuestros antecesores.

  Las nuevas herramientas y técnicas aliadas a la informática -como en otras ciencias-, han transformado todo el entramado técnico y gráfico, en el caso de nuestro saber se ha sintetizado el simbolismo de signos, casas, planetas y aspectos hasta formar una serie de ondas complejas que prescinden de zodiaco, casas, aspectos y planetas tal como se vienen usando hasta la actualidad. En la práctica, la innovación de nuestro trabajo supone una revolución total en el planteamiento astrológico.

Con las ondas armónicas hemos fusionado aspectos, signos y casas en un conglomerado muy eficaz, pero   extraño. Esta extrañeza nos ha distanciado de los demás, lo que supone un error por nuestra parte que queremos corregir.

  En este trabajo pretendemos reintegrar el sistema armónico con el clásico zodiacal. Será como empezar de nuevo partiendo del lugar de origen. Pero comenzar de manera que no se excluya el tema zodiacal por todos conocido. A modo de disculpa y como oferta de integración, se presenta la "flor armónica".

  Hemos denominado "flor armónica" a las ondas resultantes del contenido armónico del tema natal de cualquier persona. Esta nueva herramienta informática, diseñada por Miguel García, presenta al tema natal conocido, con el añadido de la resultante armónica. De este modo, sobre el tema natal ordinario, nace una flor, la flor armónica, de fácil identificación y de interpretación muy sencilla.  

  Como toda flor que se precie, la flor armónica tiene unos pétalos que la definen. Los pétalos son el elemento gráfico que nos permitirá reconocer e interpretar con facilidad cualquier tema natal con su flor armónica.


   La flor armónica tiene 77 pétalos distribuidos en 12 planos superpuestos unos sobre otras. El primer plano tiene un solo pétalo; el segundo, dos pétalos; el tercero, tres pétalos, y así hasta el duodécimo que tiene 12 pétalos.

  Al diseñar cualquier tema natal con su flor armónica se puede apreciar como uno de estos planos, compuesto por un determinado número de pétalos, se destaca sobre los otros. Además la flor puede tener una intensidad elevada o ser menos acentuada, indicando la fuerza o la importancia del armónico al que se refiera.

Comentarios

  1. Hola, Segundo:
    Ya hace años que tengo una duda con los datos que salen al calcular la Flor Armónica, en cuanto a la figura que describe en el último punto del listado de la derecha.
    Se trata de que a veces es "taza", "cesta", "locomotora", "vacío"...
    Pero entre las 22 figuras de aspectos no figura ninguna de ellas. ¿Se refiere a otra cosa?
    ¿Podrías aclararlo?
    Muchísimas gracias y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "taza", "cesta", etc. se refiere a la distribución de los planetas según una clasificación de Marc Edmund Jones. Los de estudios de Jones y otros fueron el preludio de la astrología armónica. La Flor Armónica es una evolución de todo ello, no obstante, Miguel García deja que el programa también use la clasificación de Jones.

      Eliminar
    2. Un millón de gracias.
      Eres un pozo de sabiduría.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola de nuevo.
    He buscado los 8 modelos de Jones que dijiste y me parece interesantísimo el estudio.
    Pero...ni en Jones, ni en Huber, ni en García encuentro "Cesta". Tal vez no he buscado bien...
    ¿Puedes darme alguna indicación sobre dónde encontrar algo sobre el modelo "Cesta"? El nombre sale en una carta con flor armónica realizada con el programa "Armon"al incluir planetas transpersonales.
    Disculpa la insistencia, y recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente Miguel García y/o Tito Maciá han rebautizado las distintas figuras que forman con otros nombres. En este sentido, busca entre la clasificación de Marc Edmund Jones aquella que coincida con la tuya, aunque se llame de otra manera.

      Eliminar
  3. Hola Cesta puede referirse al Patrón Cubeta (Bucket) de los definidos por Marc Edmond Jones

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.