Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Trabajando como Brujo Wiccano

   Hoy quiero explicar como es el Trabajo Mágico de un brujo wiccano. Por supuesto que muchos wiccanos no realizan una labor mágica pública y de cara a los demás ejercen cualquier otro trabajo mundano, dejando la labor mágica para su vida privada -familiares y amigos-. Por eso uno puede ser wiccano y ejercer cualquier profesión, por supuesto, siempre y cuando no se dañe a nadie ejerciéndola.

  Las Limpiezas, las Bendiciones y las Curaciones son nuestros  Trabajos Mágicos más comunes, aunque también hablaremos de la Oración, la Adivinación y otras formas de Magia destinadas a conseguir unos propósitos Específicos. Por supuesto, que cada uno se dedica a lo que más le gusta, en mi caso la adivinación.

Las Limpiezas

   Se utilizan cuando un lugar, una persona o una cosa tiene Energias Negativas. Las limpiezas se llevan a cabo con los cuatro elementos, Agua, Sal (en vez de Tierra) e incienso (por Aire y Fuego). Después de formar el Círculo, el elemento a limpiar es purificado con agua y sal, y después con humo de incienso. Al mismo tiempo, la persona que lleva a cabo la Limpieza visualiza cómo se desvanecen las Energías Negativas. La operación debe continuar hasta que ésta sienta que el objetivo ya está cumplido, que el elemento ya está "limpio". A veces, son necesarias más de una limpieza.

  Los brujos Wicca solemos usar la salvia como ayuda para las Limpiezas. Pasando las hojas sobre los objetos a limpiar se consigue apartar las energías, olores, espíritus y otras entidades no deseadas.



Las Bendiciones

  Normalmente, la Bendición se lleva a cabo después de una Limpieza, especialmente, en un hogar nuevo. Después de limpiar el espacio, se toma vino y pasteles y lleve a cabo el Gran Rito y la Bendición permitiendo que la presencia del Señor y la Señora llenen el espacio a bendecir. Se les pide que protejan ese espacio y a todos los que entren y vivan en él.

  Las representaciones del Dios y la Diosa son maneras de mantener su presencia. Puede tratarse de estatuas, cuadros, cristales, piedras o cualquier cosa que, para uno, represente a las Deidades. Una vez que la zona ha sido Limpiada y Bendecida, y se ha abierto el Círculo, se guardan todas esas imágenes y simbolismos en un lugar seguro para que ayuden a proteger a ese lugar.

  Las Limpiezas y Bendiciones se renuevan normalmente una vez al año.



Las Sanaciones

   Son una forma especial de Bendición y Limpieza. El receptor de la Energía debe estar siempre al corriente y deseoso de la Sanación.

  Si éste no está presente o no ha dado su permiso explícito para que se lleve a cabo la ceremonia, siempre se puede enviar la Energía del Cosmos para que la persona en cuestión pueda usarla en su favor.

  Por supuesto que aquí me refiero a sanación puramente espiritual. Muchos wiccanos también ejercen de terapéutas, médicos, etc. pero eso no forma parte del culto en la vida moderna. En el pasado ya sabemos que el brujo era el médico de la tribu. Hoy en día el brujo no es siempre el médico y cuando digo médico, digo psicólogo, quiromasajista, etc. cualquier terapéuta. Sea holístico o no, aunque lo más corriente es que sea holístico.



La Oración

 Es un tipo de sortilegio porque lo que se hace es enviar Energía concentrándose en un propósito determinado. La Oración es recomendable, pero vaya con cuidado de no pedir algo en contra de la voluntad de nadie, estariamos frente a una forma de Magia Negra.

  Si reza para lograr la salvación de otra persona sin su consentimiento, estará intentando imponer su voluntad en ella. Lo mejor es rezar a los Dioses o al Cosmos y dejar a la gente que decida qué es lo mejor para ellos.

  En "enviar Energía" para que cualquiera la usa es un tipo de Oración que no implica coerciones. Siempre se puede preguntar al interesado, "¿Puedo rezar por tí?".



La Adivinación

  Los wicanos usan otra forma de Magia o encantamiento llamada Adivinación. Ésta ayuda a encontrar respuestas, predecir el futuro, averiguar lo que piensan y hacen los demás y obtener consejo. Para ello, no es necesario poner en marcha un Círculo, pero si así lo hace, encontrará que las distracciones disminuyen de forma importante y conseguirá una mayor concentración y, probablemente, mejores resultados.

  Los sistemas adivinatorios en si no forman parte del culto, pero son herramientas de mejora personal, de conocimiento de las motivaciones personales, de nuestras debilidades y fortalezas.
  Los wiccanos utilizamos todos los métodos adivinatorios conocidos. La mayoría prefiere aquellos que usan una herramienta (las cartas del tarot o las cartas astrales) o un aparato (el espejo mágico o el péndulo).

   La más habitual de las técnicas adivinatorias wicanas es el tarot. Cuando se usa apropiadamente, puede ayudar a la mente subconsciente a resolver problemas y descubrir información sobre el presente, el pasado y el futuro.

   Otros sistemas adivinatorios wicanos incluyen la astrología, la numerología, las runas nórdicas y algo parecido a la bola de cristal. Personalmente aunque conozco y se utilizar el tarot,  la numerología y las runas, mi especialidad como bien sabéis los que me conocéis, es la astrología.
  Así pues, los wicanos cuentan con múltiples técnicas adivinatorias y el método escogido depende enteramente de la voluntad del individuo.

   Lo mejor es probar la efectividad de cada uno de los métodos. El péndulo es un método que requiere poco entrenamiento. Sostener el colgante y preguntar, "¿Cuál es tu si?" y "¿Cuál es tu no?" y observa como se mueve el péndulo en respuesta a cada una de las preguntas.
  Deberiamos usar la adivinación sólo para temas importantes o cuando estamos realmente encallados y no podemos tomar una decisión. Si acaba practicando la adivinación todas las mañanas antes de desayunar, ya está haciendo demasiado. Si no puede tomar decisiones sin recurrir a la adivinación, es mejor que abandone su práctica porque se estará convirtiendo en un problema más que en una ventaja.


¿Cobrar por los Servicios?

   La ley dice: No aceptarás dinero por el uso de las artes, porque el dinero arruina al dador. Es un principio universal entre los brujos blancos (la wicca es considerada magia blanca por aquellos a quienes les gusta etiquetar todo), que no se aceptará dinero o pago alguno por el trabajo mágico. El aceptar tarifas por el uso de las artes efectivamente arruina al que las toma ya que, inconscientemente, induce al wicano a querer realizar sí o sí actos mágicos, con el propósito de cobrar por ellos, e inclusive llegan al punto de llamar a los pacientes por cualquier motivo y le inventan la necesidad de realizar actos mágicos con el sólo propósito de cobrar y a la larga, terminan aceptando trabajos que, aunque no son negros, tienen una cierta tonalidad gris. Más de un brujo, médium o psíquico se dió cuenta que sus poderes disminuyeron desde el momento en que se volvió profesional, debido a que la sinceridad y el juicio se volvieron erróneos o no en un 100% genuinos. Eso se debe a que los poderes que tenemos no son nuestros sino de los Dioses y ellos nos los dan o quitan de acuerdo a nuestro actuar.

  Está ciertamente aceptado que se puede cobrar por lecturas del Tarot o Runas, Interpretaciones Astrológicas o Numerológicas, ya que esas son consultas y tienen que ver más con la percepción que con trabajos mágicos. La tentación de ser la estrella usualmente surge en las personas que trabajan leyendo cartas, astrólogos o numerólogos, pero este impulso está bien dominado por cualquier persona honesta. Y el cobrar una suma razonable, ciertamente sirve para ahuyentar a los simples curiosos que no creen en estas disciplinas, y van solo con la intención de mofarse de esto.

   Tampoco está aceptada la venta de objetos cargados o Consagrados ya que eso es algo que se realiza de manera específica, considerado un arte mágico y que no se puede vender lo que es sagrado. Ninguna Consagración debe ser vendida. 

   Nunca se ha escuchado de un brujo que cobrando por las Artes Mágicas haya mantenido su integridad.

   Existe una ley que dice que nunca regateemos por el precio de nuestras herramientas mágicas. Esto también es algo a tener bien en cuenta, ya que existen dentro de las artes personas que se dedican a elaborar desde inciensos hasta athames, y que viven de ello. Pero no nos dejemos estafar, ya que tampoco significa que, por el hecho de ser herramientas mágicas debemos aceptar el precio de que nos proponen; aunque este sea un precio descomunal. Tenemos que ser razonables, y si el precio nos parece justo, entonces lo pagamos, pero si no, debemos pelear por lo que nos parece justo. De la misma manera, no debemos aceptar trabajos realizados por hermanos de las artes, que por amor quieren realizar trabajos de artesanía (incensarios o herramientas) y no pagar por ellos, sin acordar con ellos un precio por su trabajo, aunque sean los materiales necesarios para la realización del mismo.   

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Muerte en la Carta Natal

Quirón en las Casas.

Asomándonos al 2021 con la astrología.