Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

La Formación Religiosa Wiccana

   La Wicca es una religión de libre elección. No hay proselitismo. Es una senda religiosa escogida, una elección que se lleva a cabo en la edad adulta. Muy pocas personas han crecido como wiccanos. A los niños se les da un nombre y se los pone bajo la protección de una Deidad, pero no se les considera wiccanos como sucede en la mayoría de las iglesias cristianas. Se les anima a que exploren sus creencias y a que tomen sus propias decisiones.

   Los wiccanos tenemos un fuerte sentido ético que nos prohibe cobrar dinero por enseñar la wicca o por conceder grados de Iniciación. La mayoría enseñamos a pequeños grupos, en nuestros propios hogares, y sólo recaudamos una pequeña cantidad para fotocopias, velas y consumibles. No obstante, también tenemos maestros con gran experiencia y antiguedad a los que valoramos mucho, que se dedican a dar conferencias, cursillos y charlas y vemos justo que se les compense de manera justa por su trabajo de divulgación, si ello requiere un esfuerzo para ellos: desplazarse a otro país, dedicar varios días a un seminario, etc. Por ejemplo, si traemos a Starhawk a España, le pagamos el viaje y la estancia y le compensamos con una cantidad justa por su tiempo y esfuerzo. No obstante, no es obligatorio asistir a los seminarios o charlas que ofrecen nuestros más antiguos y reconocidos maestros para aprender Wicca, eso si, es un extra especial que nos puede enriquecer mucho.

    Aprender Wicca es un proceso que necesita tiempo. Las primeras clases dan uno de los tres grados de iniciación, perod espués se continúa toda vida aprendiendo y enseñando. Normalmente, la gente se va especializando en determinadas áreas, las cuales se pueden compartir con otros. No hay límite en cuanto a lo lejos que puede llegar una persona en la obra de la Wicca, uno puede:
  • saber mucho sobre algunos sistemas adivinatorios;
  • escribir y llevar a cabo rituales;
  • investigar sobre un tema determinado;
  • trabajar con hierbas, aceites o incienso;
  • usar los alimentos para curar y hacer celebraciones;
  • dirigir un aquelarre y enseñar la wicca;
  • organizar festivales;
  • proveer de servicios médicos a los festivales y la comunidad wiccana.
    En la Wicca todos los iniciados somos, técnicamente, sacerdotes y sacerdotisas. La mayoría de los wiccanos (con excepción de los diánicos) practican iniaciones, ceremonias en las que una persona confirma sus nuevos conocimientos y habilidades. Las iniciaciones pueden ser llevadas a cabo por uno mismo, o por otros o directamente por los Dioses. En mi caso, aunque soy diánico, sentí la necesidad de ser iniciado por otra persona de más experiencia y viaje a Barcelona para ser iniciado en el aquelarre de mi amiga Nuria López.

    Las ceremonias que organizan los grupos wiccanos que tienen jerarquía, normalmente, se subdividen en tres: El Primer, Segundo y el Tercer Grado. Debido a que todos los iniciados wiccanos se les considera sacerdotes, se usa también el término "Sumo Sacerdote" o "Suma Sacerdotisa" para designar a la persona a cargo de un ritual o aquelarre, independientemente del nivel o grado e el que esté. La formación requerida en cada nivel varía dependiendo de cada una de las Tradiciones o caminos de la Wicca. Debido a que todos los wiccanos somos sacerdotes, la figura del intermediario entre "Dios" y los wiccanos es absolutamente innecesaria. La mayoría de nosotros mantenemos una relación personal con nuestras deidades.

Wiccanos celebrando un ritual en Stonehenge.

   Por otra parte la ética también es importante para nosotros. Éste es un tema central para el wiccano debido a la gran responsabilidad que tiene. Sin embargo, cada wiccano debe formarse su propio sistema ético y hacer lo que eté en su mano para seguirlo.

   Los tres principios que ya he explicado en un blog anterior, el Principio Wiccano, la Ley de Tres y la Regla de Oro ayudan a trazar algunas líneas fundamentales de la ética wiccana, pero cada persona tiene que hacer el esfuerzo personal de reflexionar sobre los compromisos que adquiere y las contradicciones en las que incurre.

  La ética puede cambiar con el paso del tiempo, evolucionar. Cada wiccano se crea sus propias normas, todo wiccano debe explorar, durante toda su vida, sus valores éticos; forma parte integral de la Gran Obra  que da como resultado el desarrollo personal.

   Además de todo esto la confidencialidad es muy importante para los wiccanos, es un principio ético crucial. Nuestra religión da mucha importancia al secretismo debido a que, en el pasado, las brujas fueron perseguidas y asesinadas tanto por sus creencias como por sus prácticas.

    La confidencialidad implica no exponer nunca la identidad o afiliación de otro wiccano a nadie y mantener los Secretos del Arte de la Wicca, para asegurar que no caigan en manos inexpertas.

   La mayoría de las Tradiciones hacen jurar a los iniciados que mantendrán los secretos del grupo: mantener los conocimientos dentro del grupo, no revelar las identidades de los colegas de aquelarre, ni dónde y cuándo se reúnen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Muerte en la Carta Natal

Quirón en las Casas.

Asomándonos al 2021 con la astrología.