Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Las Progresiones Secundarias

   En un mensaje anterior expliqué como se analizan los tránsitos. Los tránsitos indican como se encuentran las energías de nuestro entorno planetario. Estas energías se relacionan con cambios colectivos sociales en nuestra cultura y si los comparamos con nuestra carta natal, se puede ver como nos afectan y también como interactuamos con ellos.

   Las personas nacemos con cierta predisposición de carácter y destino, pero también aprendemos y evolucionamos con el tiempo. Una persona a los cuarenta años, no es la misma que era a los 20 y no solo por la edad biológica. La personalidad conforme avanza y progresa en la vida siente cierta predisposición a experimentar unas experiencias concretas.

  Los astrólogos relacionamos simbólicamente el movimiento de rotación de la tierra -el día- que representa la progresión individual en nuestro planeta,  con el movimiento de traslación alrededor del Sol que representa la evolución colectiva -plasmada en el ciclo anual del zodíaco-.

  Por ello, haciendo progresar simbólicamente la carta natal 1 día por 1 año, podemos observar como evoluciona nuestra personalidad individual y colectivamente. Si con los tránsitos se puede analizar como nos afectan las corrientes planetarias colectivas, con las Progresiones Secundarias podemos ver el tipo de experiencia que tenemos tendencia a vivir cada año, como vamos evolucionando en cada edad y que lecciones tenemos que aprender segun el desarrollo de nuestra personalidad en la tierra.

   Lo importante es analizar la evolución de nuestra personalidad y por ello lo que interesa progresar son precismamente los puntos más personales de la carta, aparte de los ángulos -Asc y Mc.- los planetas: Sol, Luna, Mercurio, Venus y Marte. Casi todos los programas de astrología tienen la posibilidad de realizar estos cálculos no obstante, yo voy a recomendar utilizar el programa Astroworld. Más que nada por la sencillez de sus gráficos y de su uso. Pulsando aquí os lo podréis bajar y el propio programa contiene un tutorial.

   Con el programa podréis dibujar un gráfico en el que se sitúa en el centro una carta natal y en un círculo externo los planetas progresados más los ángulos, con los aspectos que hacen a los planetas natales , como podéis ver en este gráfico.


Progresiones sobre la Carta de Segundo para Hoy.

      
    A partir de aquí ya se puede empezar el análisis de los planetas personales progresados, empezando por el Sol. El Sol representa nuestro carácter intrínseco, podéis ver que aunque yo tengo una predisposición natal a buscar el significado de las cosas, a ser idealista y extrovertido, mi Sol ha progresado hasta el signo de Acuario y por tanto ahora la vida me pide que me centre en cuestiones sociales y que sea más objetivo y desapegado -Acuario es de aire, mientras que el Sagitario es de fuego-. Como aire y fuego son elementos masculinos existe una armonía entre la predisposición natal de mi caracter individual y su actual desarrollo. No obstante, la armonía alcanzará su momento álgido cuando tenga 60 años, momento en el que se producirá un sextil entre mi Sol natal y mi Sol progresado.

   Los aspectos de los puntos personales progresados a los natales, indican la facilidad o dificultad que tenemos para integrar las experiencias y lecciones de nuestra evolución. Por ejemplo, podemos ver en el gráfico que mi Ascendente Progresado en Leo está en conjunción con Júpiter. Aunque yo tengo un ascendente en Géminis que me hace adoptar una postura curiosa, versatil e intelectual frente a la vida, mi Ascendente en la actualidad se encuentra en Leo, lo cual señala que mi imagen y personalidad se centra en el desarrollo de mi creatividad personal e individual, así como una necesidad de brillar personalmente. En mi carta natal tengo a Júpiter en Leo, lo cual favorece mucho el desarrollo personal y creativo. Tener a Júpiter en Leo es una ventaja a la hora de progresar con un ascendente en Leo, pues favorece mucho las lecciones y tendencias señaladas por mi Ascendente Progresado y Júpiter les da alas. Por tanto, es un buen momento para el desarrollo personal y para abrir horizontes.



Ascendente Progresado en Conjunción con Júpiter

     Cuando existen aspectos tensos entre los planetas progresados personales y cualquier punto de la carta natal. Se trata de una experiencia que cuesta trabajo asimilar y requiere un esfuerzo. Por ejemplo, cuando tenga 49 años mi Sol Progresado se pondrá en cuadratura con mi Parte de la Fortuna Natal.


Mi Sol Progresado a los 49 años.

    El Parte de la Fortuna en Tauro indica que me siento feliz y satisfecho disfrutando de las cosas sencillas y prácticas de la vida, disfrutando de la paz y de la comodidad de los placeres materiales, especialmente en grupo o con amigos porque la el Parte se encuentra en la casa XI. No obstante, el Sol progresando por Acuario indica que mi carácter intrínseco busca cosas más abstractas e intelectuales -el Parte está en un signo de tierra y el Sol progresado en un signo de aire-. Cuando tenga 49 años estarán en cuadradutra -a los aspectos progresados se les da solo 1 grado de orbe-, entonces sentiré un conflicto y tendré que esforzarme por vivir ambos aspectos, aunque posiblemente no me hará feliz ya que me sentiré partido, pues notaré que si desarrollo mi carácter pierdo satisfacción y felicidad y si busco mi satisfacción -reflejada por el Parte de la Fortuna- no desarrollaré mi carácter y voluntad. Aunque evidentemente este conflicto generará en mi cierto dinamismo y me dará energía.

   Con estos ejemplos, os podéis hacer una idea de como se interpretan las Progresiones Secundarias. Lo importante es analizar los planetas personales progresados, más los ángulos. Los planetas más lentos no representan nuestros aspectos más personales y por eso no hace falta analizar a Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón progresados - a no ser que se quiera hilar muy fino-.

   También es importante tener en cuenta los momentos de transición, es decir, cuando un planeta personal cambia de casa o signo y por supuesto especialmente en el caso del Sol. Señala momentos críticos.

   Además hay que considerar que las Progresiones de la Luna son más rápidas y obedecen a cambios emocionales. Normalmente estamos más sensibles hacia los asuntos de la casa  donde se encuentra la Luna Progresada. Por ejemplo, la Luna Progresada me está pasando por la casa IV y por tanto me siento más sensible hacia las cuestiones domésticas y familiares, pero sobre Mayo del 2012 me pasa a la casa V y por tanto me sensibilizaré más con respecto a las cuestiones creativas o artísticas. También hay que considerar los momentos en que la Luna toca un planeta como cuando la Luna alrededor del 21 de Julio toque mi Plutón natal, esto hará que la energía de Plutón se movilice y desarrollará las cuestiones señaladas por Plutón en Virgo y mi casa IV natales. Quizá me vuelva más crítico con las personas de mi familia, más exigente y perfeccionista o quizá me de por profundizar más en mis raíces y en mi alma, analizándome de forma exhaustiva como estoy haciendo ahora -debido a que mi Luna ya está pasando por Virgo y casa IV- aunque entonces la situación se verá todavía más acentuada.

   Bueno amigos pues eso es todo, os animo a que empleeis las Progresiones Secundarias como una herramienta de autoconocimiento más, para tomar conciencia de vuestra evolución actual y futura.

Comentarios

  1. Hola Segundo,aquí se tiene en cuenta la parte de la fortuna progresada o sólo la natal?,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas. Pues si progreso el Sol y el Ascendente, también progresa la Parte de la Fortuna.

      Eliminar

Publicar un comentario

En este blog no ofrezco interpretaciones gratis. Para poder juzgar una carta natal se debe analizar las dignidades esenciales y accidentales de los planetas, determinar también los dominantes. . Todo esto conlleva un trabajo.