Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Júpiter en Virgo

  Voy a describir los rasgos de personalidad y destino que tiene una persona con Júpiter en Virgo. No obstante, habrá que tener en cuenta que dichos rasgos se suavizarán o enfatizarán dependiendo de los Planetas Dominantes de la carta natal y del Armónico Dominante.

   Un Planeta Dominante indica una energía que impacta fuertemente en la vida terrenal de la persona, hay que tener en cuenta que un planeta es Dominante cuando está en conjunción con un ángulo, entonces dicha energía planetaria puede impactar fuertemente en nuestra vida a traves del Ascendente que representa nuestra adaptación del entorno, de nuestras relaciones reflejado en el Descendente, en nuestro destino o karma reflejado por el Medio Cielo o en nuestro entorno familiar o herencia relacionados con el Fondo del Cielo. Cuando no hay planetas angulares el planeta regente del Ascendente cumple dicha labor.

   El impacto del planeta Dominante se refleja en toda la personalidad, por ejemplo, si una persona tiene la Luna en Aries, pero la persona tiene como planeta dominante a Marte o a Urano por hallarse angulares, esto exacerbará la agresividad de la Luna, sin embargo, si tiene como planeta dominante a Venus, su experiencia la vida terrenal contribuirá a aplacar la agresividad de la Luna en Aries. La persona en éste último caso notará que sus circunstancias terrenales aplacan su agresividad.

   El Armónico Dominante muestra cual es la vibración energética que subyace en un momento dado. Esta vibración influye en la persona aunque ella no sea consciente. Es una tendencia vibracional general del entorno cósmico para un momento dado y como tal se impone a la influencia particular de cada energía planetaria incluso se impone a la tendencia del Planeta Dominante. Por poner un ejemplo, si una persona tiene la Luna en Aries y en su carta natal predomina el armónico 1, que tiene que ver con la afirmación de la persona, esta tendencia acrecentará la agresividad de la Luna en Aries, sin embargo si la persona tiene un armónico dominante 6 por poner un ejemplo, esto suavizará un poco la manifestación agresiva de dicha Luna. No obstante, esto no sucederá debido a la experiencia terrenal de la persona, como vimos en el caso del Planeta Dominante, sucederá debido a una influencia general energética del cielo y a la dinámica de los planetas entre sí.

  Si existe contradicción entre la tendencia de un planeta por signo y el Planeta Dominante o el Armónico Dominante. La persona puede sentir que el destino lucha contra ella. Cuando existe concordancia la persona puede sentir que el destino le ayuda a realizar sus aspiraciones.

    En el signo de lo minucioso y de las cosas pequeñas, Júpiter no puede desplegar sus mejores influjos, por eso la tradición dice que en él se encuentra en exilio. A pesar de todo, exteriorizará lo mejor del signo y atenuará sus rasgos más negativos. Es una posición que potencia y expansiona las facultades intelectuales concretas, la capacidad analítica y el sentido crítico. Estos nativos son muy perfeccionistas, y aunque pueden abordar grandes proyectos, prestan gran atención al orden, los detalles, y en general a preocupaciones menores. Poseen un acusado sentido de la responsabilidad unido a la angustia por abarcarlo y controlarlo todo. Es una posición excelente para quienes se dedican a tareas intelectuales y técnicas, así como para escritores, profesores o todos aquellos que trabajan en sanidad. Estos nativos viven entregados a su trabajo y a través de él y de sus logros se van mejorando y perfeccionando a sí mismos. Suelen ser personas humildes, que sienten que su valía debe ser demostrada por medio de sus realizaciones y resultados prácticos. Se trata por tanto de naturalezas sencillas, incluso en ocasiones con una autoestima demasiado alta, que poseen espíritu de servicio unido a una gran necesidad de ser útiles a sus semejantes y a la sociedad en que viven. No suelen prometer más de lo que pueden dar, y aportarán lo mejor de sí mismos al tiempo que obtendrán éxito en profesiones relacionadas con servir a sus semejantes: médicos, maestros, funcionarios. A pesar de no ser la mejor posición de Júpiter, la encontramos sin embargo en algunas personalidades muy destacadas como Alejandro Magono,  Francisco I, Rubens, Giuseppe Verdi, George Patton, Pavo VI, Adolfo Suárez, Michael Douglas y el Príncipe Felipe de Borbón.

El Príncipe Felipe de Borbón, un ejemplo de Júpiter en Virgo.

Comentarios