Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

La Casa Sexta.

    Se encuentra en paralelo y afinidad con Virgo, Mercurio y el elemento tierra. Dice la tradición que es la casa del trabajo y la salud, pero este secto más exactamente nos hace poner los pies en la tierra y nos recuerda nuestros límites. Describe nuestros deberes y responsabilidades, las actividades que tenemos que realizar por obligación. Cómo afrontamos día a día nuestro trabajo, en qué condiciones lo realizamois. Por extensión, nuestra vocación de servicio en general y cómo lo llevamos a cabo.


    También nos dice como son nuestros jefes o superiores y cómo nuestros subordinados. Eso se extendería igualmente a todas las personas que nos sirven de algún modo o trabajan para nosotros: abogados, médicos, fontaneros, etcétera. Cuando esta casa está muy afligida y ocupada por maléficos (especialmete Marte y Saturno y quizá Urano o Plutón), tanto los jefes como los subordinados harán sufrir mucho a la persona, que puede verse expuesta a una vida fatal de servidumbre o esclavitud.

   Respecto a la salud, esta casa indica cómo cuidamos nuestro cuerpo: vestido, alimentación, higiene, etcétera. Rige las enfermedades que vamos sufriendo a lo larlgo de la vida pero de carácter transitorio, relacionadas con las tensiones y excesos a los que sometemos al cuerpo.


  Así, por ejemplo, el benéfico Júpiter en esta casa preservará al nativo de las enfermedades, aunque, si vienen, éste gozará de los mejores médicos y atenciones; también hará que su trabajo sea cómodo y además le encante, siendo la vía para su realización y triunfo. Pero si es Venus quien se encuentra en ella, el nativo uede encontrar el amor en el ámbito de trabajo o entre las personas que le sirven y trabajan para él. Marte en la sexta avisará del peligro de lesiones y accidentes laborales.
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Taller de Astrología Financiera

Quirón en las Casas.

La Muerte en la Carta Natal