Ir al contenido principal

Los Armónicos en Astrología

El zodiaco, al ser circular, puede dividirse en cualquier número de partes iguales. Como origen de esa partición puede tomarse cualquier punto, por ejemplo la posición de uno de los planetas. Si dividimos, pongamos por caso, el círculo zodiacal en cuatro partes a partir de ese lugar, que puede ser la posición de Urano, por escoger alguno, los puntos en que caen esas divisiones corresponderían al armónico cuatro de Urano. Si en vez de eso lo dividimos en cinco, esos sitios serían los del armónico cinco, y así sucesivamente.

   Si pensamos entonces en la influencia del planeta como ondas, esos lugares serían las crestas, o sea los puntos de mayor energía y por lo tanto más sensibles al efecto del astro, en este caso Urano. Podemos ver que el armónico dos coincide con la oposición, el tres con los trígonos, el cuatro con las cuadraturas, etc. Además sus efectos "constructivos" o "destructivos" respecto a la onda en el punto original (suma o resta de intensidades) coinciden con lo que nos dice la Tradición sobre los aspectos.

   Esto significa que por fin hallamos una técnica que podría servirnos para hacer diagnósticos de una manera más científica, al estar basados en leyes de la Física. Un verdadero hallazgo, pero surge una pega.

    Según la física, los armónicos más bajos, o sea los más cercanos a la unidad, son los más intensos en la mayoría de los casos. Sin embargo, parece estar comprobado que entre los aspectos, el sextil es más influyente que el quintil, incluyéndosele a veces (al sextil) entre los aspectos mayores. También al quincuncio se le suele prestar más atención que al quintil o el septil. ¿Qué explicación pueden tener estas excepciones?
   
       Y aquí es donde puede arrojar alguna luz la mística. Los antiguos creían en la "música de las esferas". No estoy del todo conforme con eso de las esferas ya que la Eclíptica es plana, pero sigamos por ahí.

     Si pensamos en la dinámica del Zodiaco como si fuese el estribillo de una canción, y sabiendo que nuestro cerebro es más sensible a lo que percibe de una manera rítmica - recordemos cómo de niños aprendíamos en el colegio canturreando al compás - podemos imaginar esa música de fondo como un tema melódico de doce compases (los signos) y cada compás dividido en tres partes ( los decanatos ) o en más, como los duads o vargas en Astrología India.

    Entonces, para que un aspecto funcione, los planetas no sólo deben estar en crestas de un armónico, sino que deben actuar "al compás". El quintil, correspondiente al armónico cinco, forma un ángulo de 72 grados, que da lugar a que el planeta que consideremos segundo lleve "el paso cambiado" respecto a la parte del compás del primero, al estar situado incluso en un decanato distinto. Esto hace que a pesar de ser un armónico bajo tenga una eficacia muy mermada.

    Según esto, los armónicos que se deben considerar principales son los divisores de doce, que es el patrón rítmico zodiacal: uno (conjunción), dos (oposición), tres (trígono), cuatro (cuadratura), seis(sextil) y doce.

   Con respecto a la Flor Armónica:

    En lugar de aspectos, veremos una flor dentro de nuestra carta, en la que sobresaldrán alguno o algunos armónicos por encima del resto; es decir, esos serán los más potentes y que más nos funcionen en nuestra carta natal, y podremos ver su puntuación si nos fijamos en el lado derecho superior de la pantalla, donde aparecerá citado cada armónico por su número y a continuación otra cifra, generalmente con decimales, que es la que nos cuantifica la fuerza de ese armónico.
 



            En la flor armónica cada conjunto de pétalos viene identificado por un color: cada armónico, y el/los pétalos que le corresponden, tienen un color definido por el programa.

Veamos cuáles son, si pulsais el nombre del armónico que he marcado en amarillo iréis a una página donde podéis leer su simbolismo e interpretación.



  • Armónico 1: se distingue perfectamente por ser un enorme pétalo de color amarillo ribeteado de rojo. Parece un sol dentro de la carta. Lógicamente este pétalo aparecerá más grande o más pequeño, según el número de conjunciones que tengamos en nuestra carta natal.
  • Armónico 2: se ven dos pétalos de color naranja, que serán más o menos grandes según el número de oposiciones a contar.
  • Armónico 3: se representa por un trébol de tres pétalos redondeados, de color verde fuerte, que sobresaldrá más o menos en función del número de trígonos que tengamos.
  • Armónico 4: se nos presenta por cuatro pétalos redondeados de color rojo, y nos habla de las cuadraturas y su importancia en la carta según el tamaño de dichos pétalos.
  • Armónico 5: vemos cinco pétalos de color cyan, y hará referencia a lo importante que sea o no en la carta según el tamaño de los pétalos.
  • Armónico 6: se ven 6 pétalos alargados de color verde más claro que el del 3, y según se vean sobresalir más o menos, así diremos de su importancia en la carta.
  • Armónico 7: veremos 7 pétalos de color amarillo oscuro u oro viejo, que resaltarán más o menos según su peso en la carta.
  • Armónico 8: como pasaba con el cuatro, su color es el rojo aunque más oscuro, pero la diferencia con aquel es que los ocho pétalos que veremos son más alargados y estrechos que los del cuatro. Obviamente, si se dejan ver con mucha intensidad, es que en la carta predominan las semi y sesquicuadraturas.
  • Armónico 9: vemos 9 pétalos alargados de color azul oscuro brillante, que de resaltar mucho nos indicaría que ese armónico es bien fuerte en la carta.
  • Armónico 10: se ven 10 pétalos también alargados, de un color verde claro azulado, que indica según su tamaño la importancia de dicho armónico.
  • Armónico 11: presenta 11 pétalos de color morado, también finos y alargados, que nos remitirá a su influencia en la carta según resalten más o menos.
  • Armónico 12: es un conjunto de 12 pétalos verde claro brillante, alargados, y su tamaño se referirá a su peso en la carta.

“Esquema Analógico General de los Armónicos”




     Estos son los colores con los que se definen y rellenan los pétalos de todos los armónicos que componen la flor armónica. Al principio, y sobre todo con los tonos verdes, uno no sabe distinguir bien cuál es el armónico a que corresponden. La solución, además de practicar mucho, es bien fácil: se mira al lado derecho superior de la pantalla, donde veremos el número de cada armónico, y se comprueba que porcentaje de “peso” tiene en la carta leyendo las cifras con decimales que vienen al lado, y luego, se van contando los pétalos de color verde según el tamaño que tengan, y que irá relacionado con esas cifras que lo cuantifican en importancia. No es complicado, sólo hay que practicar.

   Verán, cuando levantemos una carta con la flor armónica, que algunos pétalos se arraciman apuntando a un planeta o planetas. Eso quiere decir, entre otras cosas, que ahí hay un punto con una fuerte carga de astrodinas; o sea que aquello de lo que nos hable el planeta/as en signo y casa, cuando aparezcan una dirección, progresión, o tránsito fuertes que descarguen allí, se verá activado con gran fuerza.

   Explicar las funciones matemáticas por las cuales se calculan los armónicos es complicado y ello me llevaría a extenderme más de lo que pretendo por ahora. Las ha desarrollado el matemático Miguel García junto con la ayuda del astrólogo Tito Maciá.

   A continuación se puede ver como son los Armónicos dominantes. Es decir la manera en que influye tener un Armónico Dominante en la Carta Natal o cualquier otro mapa del cielo. Armónico Dominante es el que tiene más Astrodinas.

                                                          PAGINA DE LOS ARMONICOS DOMINANTES

   Para calcular Armónicos recomiendo el programa Armon, para bajárselo y más información se puede visitar esta web.
http://blogdesegundoruiz.blogspot.com.es/2012/07/software-astrologico.html

Comentarios

  1. infinitas GRACIAS! Este blog es una enciclopedia astrológica! venía buscando donde leer armónicos de una forma seria y la encontré.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.