Ir al contenido principal

Saturno como Dominante.

  Planeta masculino, seco y frío. Rige Capricornio y Acuario y se exalta en Libra. Tiene su exilio en Cáncer y Leo en su caída.

  La tradición lo considera un gran maléfico, porque es el encargado de hacernos ver la realidad, de mostrarnos las limitaciones y en general el lado feo o duro de la vida, para que podamos crecer como seres humanos y madurar. Cuando es dominante hace al nativo muy rígido y serio, con una tendencia al pesimismo. Predispone asimismo a una existencia con abundante dolor o dificultades, en la que se conocerá la frustración o la derrota.

  Con un destino sembrado de piedras en el camino, todo lo que consiguen los nativos de Saturno se debe a su propio esfuerzo, aunque pueden llegar a muy lejos gracias a una voluntad de hierro. Si el planeta está muy afligido, da un destino poco afortunado y fatal. Los saturninos destacan en el ámbito intelectual y espiritual, pueden ser ingenieros, arquitectos, científicos, filósofos, sacerdotes, monjes, santos y ascetas. O bien desempeñan trabajos relacionados con la tierra: agricultores, jardineros, mineros y obreros de la construcción, u oficios penosos y mal vistos socialmente como poceros, sepultureros o ser mendigos.

  Pero si Saturno está muy debilitado y afligido, el nativo tendrá una personalidad acusadamente endeble, inmadura o infantil, sin ninguna solidez, siendo incapaz de enfrentarse a la vida y a sus responsabilidades o exigencias.

  Entre las virtudes Saturninas destacan la voluntad, la seriedad, la responsabilidad, la reflexión, la meditación, el realismo, la sensatez, la profundidad. Suelen ser lógicos, racionales, pacientes, tenaces, austeros, espartanos, perseverantes, prudentes y cautos. Lentos pero seguros, son las personas más maduras y sólidas, y aquellas a las que se acude en momentos difíciles.

  Los principales defectos de los saturninos son: pesimismo, fatalismo, depresión, melancolía, temores, fobias, angustias, egoísmo, materialismo y mente rígida o estrecha. Asimismo, tendencia al aislamiento, la soledad, la introversión, y a tener graves traumas y bloqueos emocionales. Pueden ser cobardes, tacaños, crueles y vengativos, además de mezquinos, fríos, calculadores, codiciosos, alevosos y actuar con premeditación.

  La cabeza domina sobre el corazón. Las mejores cualidades de este planeta se encuentran en el plano intelectual. De mente altamente racional, ordenada y concreta, unida a una inigualable capacidad de concentración, los saturninos tienen gran capacidad para todo lo científico y lo técnico. Son realistas, minuciosos y detallistas y se apoyan en todo lo contrastado y experimentado.

  En el plano emocional es donde la influencia de Saturno se muestra más dura o severa. Pueden experimentar bloqueos, frustraciones o represiones tanto emocionales como sexuales, y tener sensación de no ser queridos o de sentimientos no correspondidos, por lo que entre ellos abundan los célibes. Tienen asimismo tendencia a la introversión y la soledad, niegan los placeres o renuncian a ellos. Acostumbran a tener infancias solitarias o difíciles, y muchas veces son huérfanos.

  Físicamente, Saturno rige los huesos y las articulaciones, la piel, el bazo y la vejiga, así como las enfermedades de estas partes. Predispone a enfermedades crónicas y catarros y enfermedades provocadas por el frío. Los nativos de Saturno también pueden sufrir reumatismo, artritis, gota y litiasis renal o biliar.

  Tienen constitución asténica. Son altos, de rasgos delgados o alargados, contraídos y angulares. Frente prominente y arrugada, pómulos salientes, ojos hundidos, nariz curvada y fina, labios delgados y barbilla saliente. Su aspecto es serio, sereno, rígido, frío o preocupado.

  Saturno rige el color negro. Sus minerales son el plomo, el carbón, el azabache y el ónix; sus vegetales el ciprés, el sauce y el pino, y sus animales la cabra, el camello, el burro, el cuervo y el buitre.

  Entre los personajes históricos más saturninos destacan: Miguel Ángel, Calvino, Felipe II, Isabel I, Kant, Baudelaire, Gandhi, Adenauer, Giulio Andreotti y Ronald Reagan.

  Algunos ejemplos de mi Archivo


 Un ejemplo negativo de Saturno es el de Stalin, el líder y dictador ruso, que tenía un Saturno en caída justo en el Medio Cielo y en conjunción a la Luna. Indistintamente de las aflicciones que reciba, segun la tradición un planeta maléfico sin dignidades puede ser muy perjudicial.



 Un ejemplo más positivo, es el del President de la Generalitat Jordi Pujol. Tiene a Saturno en Capricornio y entonces no resulta tan perjudicial. Aportando cosas positivas, pero con mucho trabajo y esfuerzo.


 Finalmente otro ejemplo de Saturno Dominante pongo el de Margaret Thathcher, la conservadora "Dama de Hierro" británica.

Comentarios

  1. hola tengo sol en acuario en casa 2 conjunto a mercurio en acuario en casa 2 combusto , cuadrando a saturno en escorpión en casa 11 , júpiter en acuario en casa 1 sextil saturno en escorpión en casa 11, y ascendente y luna en capricornio en casa 12 conjunta a neptuno en capricornio en casa 12, me podes decir si tengo como dominante a SATURNO?,me veo reflejado en muchos aspectos que describe arriba

    ResponderEliminar
  2. En el artículo que encontrará en este enlace, explico como hayar Los Planetas Dominantes.

    http://blogdesegundoruiz.blogspot.com/2011/07/los-dominantes-en-la-carta-natal.html

    ResponderEliminar
  3. Estudio astrología por mi cuenta, y tu blog me ha hecho descubrir nuevas nociones impresionantes. Mi ex novio tiene a SATURNO, NEPTUNO Y URANO en el ascendente, JÚPITER conjunción descendente y MARTE y SOL en conjunción medio cielo, con todos esos planetas terriblemente afligidos. Casi muere al nacer, casi muere en su adolescencia, y hoy día es una persona anulada, seria, fría... no brilla, vive a la sombra de los demás, según los planes de su familia y con recursos de su familia. Ahora entiendo por qué. Debe ser difícil vivir con todos esos planetas dominantes afligidos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.