Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

Mitología del signo de Aries

   En la cultura egipcia, Aries está asociado al dios solar Amón, representado en forma de cabeza de carnero. Este animal, de temida cornamenta en espiral, es un símbolo guerrero que se relaciona con el Sol naciente, y también con la primavera y las fuerzas triunfantes de la vida sobre la muerte.


  En Grecia se lo vincula con Palas Atenea, la diosa valiente y guerrera a quien se representaba con un carnero sobre su yelmo, que nació de la cabeza de Zeus completamente armada y dando un grito de guerra. También lo reconocemos en el dios Ares, pendenciero y violento, que era la versión griega del dios romano Marte.


  Finalmente, en la mitología griega, Aries se asocia con la leyenda del vellocino de oro. Según ésta, el rey de Beocia quiso sacrificar a Zeus a sus hijos Frixo y Hele, pero la madre de éstos, Nefele, les envió un carnero de vellón de oro que los condujo por el mar hasta el país de Aea, donde los rayos del Sol estaban encerrados en una cámara de oro. Hele cayo al mar y murió, pero Frixo llegó a la costa y allí sacrificó el carnero a Zeus, ofreciendo su vellón de oro al rey del país. Éste al fiinal, hizo colgar el presente en un bosque sagrado, y consagrado a Marte. Al final, la diosa Hera envió a Jasón para recuperarlo, cosa que éste logró tras una travesióa llena de aventuras y peligros.



  En el mundo cristiano, la Pascua de Resurrección tiene lugar bajo este signo, que simboliza el triunfo del espíritu sobre la materia.



Comentarios

Publicar un comentario

En este blog no ofrezco interpretaciones gratis. Para poder juzgar una carta natal se debe analizar las dignidades esenciales y accidentales de los planetas, determinar también los dominantes. . Todo esto conlleva un trabajo.