Ir al contenido principal

La Muerte en la Carta Natal

   La duración de la vida, al igual que todo lo que se refiere a la salud, es un asunto que debe ser estudiado teniendo en cuenta todo el conjunto de la carta natal, y no sólo un factor en concreto.

 Para ello será necesario analizar uno a uno los elementos más importantes de la carta natal: el ascendente y sus aspectos; los planetas salientes o angulares, si los hubiere; el estado cósmico del Sol y la Luna, así como también el del planeta regente del Ascendente. Si se da la circunstancia de que todos estos elementos se encuentran bien aspectados, ya sea entre sí o con otros planetas, y en buen estado cósmico, entonces es muy probable que la vida sea larga y la salud buena o relativamente buena.

   La casa octava de la carta natal es la que se relaciona directamente con la muerte, y nos informará del tipo de muerte que puede tener el nativo, según los planetas y signos que en ella se encuentren.

   Un Sol en octava puede presagiar una muerte por infarto o una enfermedad cardíaca, pero también sugiere la posibilidad de una muerte pública o cuando el nativo se encuentre en la culminacióin de su vida. Ese fue el caso del presidente John F. Kennedy.

Carta Natal de John. F. Kennedy


  Marte y Plutón en octava casa sugiere muchas posibilidades de  una muerte violenta, en una operación o a causa de una enfermedad agresiva y dolorosa, sobre todo si se encuentra afligido. Adolf Hitler tenía a Marte en esta posición, también Abraham Lincoln.

Carta Natal de Adolf Hitler


    Saturno en octava puede significar una larga vida, pero también la posibilidad de enfermedades crónicas que consuman lentamente al nativo, salvo que se encuentre dignificado y bien aspectado. Esta posición la tuvo Sigmund Freud, al que he mencionado en un blog anterior, que murió y pasados los ochenta años, aunque de muerte lenta, consumido por el cáncer que padecía. Lo mismo le ocurrió a santa Teresa de Jesús, que alcanzó una edad bastante avanzada para su época.

Carta Natal de Santa Teresa


    Urano en octava favorece una muerte súbita e inesperada, y en algunos casos violenta. Abraham Lincoln y Gandhi tenía a Urano en esta posición.

Carta Natal de Abraham Lincoln


   El signo donde se encuentre el planeta situado en la casa octava nos informará de la enfermedad que puede llevar a la muerte, o el órgano corporal que resultará afectado. Y cuando no haya ningún planeta en la casa octava, será el signo que la ocupa el que nos informe del tipo de fallecimiento y su posible causa. Así, el rey francés Luis XVI no tenía ningún planeta en su casa octava, sino que ésta se encontraba en el violento signo de Aries. Sin embargo, ese mismo signo informaba con gran exactitud de la causa de su muerte, ya que fue guillotinado por los revolucionarios. Además, el regente de Aries, Marte, se encontraba en la casa primera, que rige la cabeza.

   Finalmente, y con independencia de los planetas que ocupen la casa octava, cuando los maléficos, Marte, Saturno, Urano o Plutón se encuentren en posición angular y afligidos por numerosas disonancias, en especial si están ascendiendo o culminando, hay peligro de que la vida sea corta, o el mejor de los casos, que el nativo se halle en alguna ocasión al borde de la muerte. Ése fue el caso del gran poeta y dramaturgo Federico García Lorca, que tenía un Saturno muy disonante culminando en su nacimiento, y que fue fusilado en plena juventud durante la guerra civil española. Plutón también lo tiene angular en el Fondo del Cielo  y conjunto al Sol y opuesto a Saturno.

 
Carta Natal de Federico García Lorca.

Comentarios

  1. Excelente explicación, practica y didáctica. Gracias por compartir tantos conocimientos en este blog que se ha convertido en una visita obligatoria para cualquiera que desee aprender de la astrología, desde las cosas más básicas hasta los temas mas profundos. Sin duda más que un blog es una super enciclopedia. Saludos cordiales desde Caracas, Venezuela...

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo en la cúspide de la casa 8 el signo de sagitario y al final de la casa 8 ya en el signo de capricornio una conjunción de Urano con marte y Neptuno es un stelium de 5 planetas en el signo de capricornio q termina en casa 9 y supongo q significa una muerte violenta en el extranjero y tengo a Júpiter regente de la casa. 8 esta en cáncer en casa 2

    ResponderEliminar
  3. Mi caso es el del Rey Luis XVI mi casa 8 está en Aries y no tiene planetas.

    ResponderEliminar
  4. Gracias me amplio la posibilidad de mi mirada ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Entradas populares de este blog

Quirón en las Casas.

Tu Quirón en la Primera Casa Si Quirón está en tu primera casa, los comienzos pueden ser difíciles. O bien te precipitas a empezar algo, o te quedas vacilando -e incluso puedes enfermar- con tal de no tomar decisiones; también es probable que te derrumbes en las mismas puertas de lo que parecía una fase nueva e interesante de tu vida. Por detrás de ello encontramos con frecuencia que tu vivencia física del nacimiento ha sido especialmente significativa o traumática; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que tengas que afrontar, a partir de entonces, cada «nacimiento», cada comienzo de un nuevo ciclo vital, puede ser una ocasión llena de miedos, resistencia y tumulto. Éste es un emplazamiento común en los sanadores y terapeutas. Desde muy temprano en la vida, incluso durante la vida intrauterina o el nacimiento, es posible que hayas asumido el papel del sanador en lo que respecta a tu familia y tus amigos, y que esto se mantenga durante toda l…

Los Aspectos del Sol con la Luna y sus efectos.

El Sol y la Luna son los planetas más poderosos y los de mayor influencia en la personalidad y el destino del nativo, por ello los aspectos que forman entre sí son de una decisiva importancia dentro del tema natal. Además, esa importancia es mayor porque rigen principios y asuntos totalmente opuestos, tanto en la personalidad como en el destino: consciente e inconsciente, actividad y pasividad, lo objetivo y lo subjetivo, el impulso hacia el futuro y la tendencia a mirar el pasado, nuestro lado espiritual y nuestro lado animal e instintivo. Aparte de ésto, el Sol y la Luna también representa a los padres.
La Conjunción y el Paralelo: La unión o fusión de estas dos poderosas fuerzas está generalmente considerada como una posición potencialmente crítica o, cuando menos, de desequilibrio. Acentuará mucho las características del signo donde se encuentra, convirtiendo al nativo en un tipo casi "puro" de dicho signo. Estos nativos tienden a moverse por una sola finalidad, un so…

Juno. El Asteroide del Compromiso.

Juno es el principio de relación, el impulso y la forma que nos llevan a relacionarnos y a compartir, en una conexión simbiótica, constructiva y creativa, para el progreso, evolución y regeneración de los implicados. Juno representa el sentido de compromiso y responsabilidad ante la palabra dada y sobre todo ante la relación establecida. Juno consciente en ceder su independencia y en desarrollar la energía sexual, en una relación creativa, fiel, comprometida, lo que implica ineludiblemente una "muerte del ego" en el amor al otro. La manifestación de la energía sexual de Juno busca a través de una relación personal la vía para trascender la realidad material y progresar espiritualmente. De ahí que condicione los casos manifiestos en los que la conexión amorosa (el enamoramiento platónico o espiritual) antecede a la sexual, siendo ésta, complemento de aquella; son los casos de "virginidad para el matrimonio" (y tanto da que la virginidad "física" se haya …

Los Planetas Retrógrados.

En ocasiones los Planetas aparentan ir hacia atrás en la ecliptica como se puede apreciar en este video:



   Los planetas retrógrados desde una perspectiva astropsicológica representan funciones de la personalidad que operan de una manera interna, indirecta, subconsciente y demorada. Por lo general indican energías que no alentamos para que se expresaran externamente cuando éramos jóvenes y que, como resultado de esto, debemos desarrollar nosotros solos, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo. Las personas tienen, en su mayoría, dos o tres planetas retrógrados; cero, uno o cuatro retrógrados es algo insólito pero no extraordinario. Las personas que no tienen retrógrados desarrollan la mayor parte de sus habilidades importantes en la vida a temprana edad y raras veces necesitan explorar su propio proceso psicológico. Las personas con cuatro o más planetas retrógrados suelen estar mal dispuestas hacia la sociedad y luchan más que la mayoría para encontrar su "hue…