Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook Sígueme en Facebook

El Éxito en la Vida. Júpiter y Saturno Segunda Parte.

Júpiter y Saturno

   Los dos grandes del sistema solar tienen una influencia muy poderosa sobre el karma o destino de las personas, y en particular sobre su vida profesional y social. Cuando entre sí forman buenos aspectos y además se encuentran en buen estado cósmico, hay muchas posibilidades de que los esfuerzos del nativo sean coronados por el éxito. La persona irá progresando lentamente, mediante trabajo sostenido, hasta alcanzar al fin sus objetivos, lo que sucede por lo general en la segunda mitad de la vida, y con posterioridad logrará mantenerse en la posición conquistada.

  Grandes políticos que tras mucho tiempo de lucha lograron llegar finalmente al poder, y luego se mantuvieron largos años, nacieron con estos dos planetas en buen aspecto. Éste es el caso del alemán Bismarck, del inglés Eduard Gladstone, del español Antonio Cánovas del Castillo y del soviético Leónidas Bresnev.

    Cuando estos dos planetas están en conjunción, existe incluso mayores posibilidades de éxito y elevación, pero las cosas no serán tan fáciles para el nativo, y quizá tenga que afrontar situaciones críticas o de una especial dureza. Nacieron con Júpiter y Saturno en conjunción: Nostradamus, Newton, Galileo, Shakespeare, Picasso, Franklin D. Roosevelt y Juan XIII.

   Finalmente, cuando Júpiter y Saturno forman aspectos disonantes entre sí, tampoco se descarta la posibilidad de alcanzar éxito o la elevación social, pero es seguro que el nativo tendrá que enfrentarse entonces a grandes pruebas, o recorrer un camino particularmente duro. No obstante, en honor a la verdad, debemos señalar que, aunque la astrología tradicional considera una gran calamidad nacer cone stos dos planetas disonantes entre sí, es frecuente en horóscopos de triunfadores, como ocurre en el caso de Tiberio, Luis XIV, George Washington, Konrad Adenauer, Pío XII, Juan Domingo Perón, Francisco Franco, François Mitterrand, Deng Xiaoping, Fidel Castro o Silvio Berlusconi.

   Así pues, como hemos podido ver, todos los aspectos entre Júpiter y Saturno constituyen una constelación favorable al éxito o la elevación social. Lo que sucede es que si forman aspectos armónicos, el camino será más fácil o más suave, mientras que si forman disonancias, el sendero se volverá mucho más pedregoso y algunas veces peligroso.

Continuará...

Comentarios

  1. Nací con Jupiter en Casa I (Sagitario) en cuadratura con Saturno en Casa IV (Piscis)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En este blog no ofrezco interpretaciones gratis. Para poder juzgar una carta natal se debe analizar las dignidades esenciales y accidentales de los planetas, determinar también los dominantes. . Todo esto conlleva un trabajo.